Coche del día: Maserati GranTurismo MC Stradale (M145)

Coche del día: Maserati GranTurismo MC Stradale (M145)

El mejor GT de Maserati hasta 2017, puro espíritu RACER


Tiempo de lectura: 8 min.

El Maserati GranTurismo MC Stradale era una de las versiones de mayor potencia disponibles de la gama GranTurismo, junto al Sport. Se presentó en el Salón de París de 2010 y estuvo a la venta entre 2011 y 2017. Estos dos modelos son parecidos, pero no iguales; el GranTurismo MC Stradale llevaba solo dos plazas, frente a las 2+2 del Sport. También son diferentes el equipo de frenos, la caja de cambios y el sistema de suspensión, entre otros elementos.

Nuestro protagonista de hoy lleva mejores frenos de discos de freno y de mayor tamaño que los del Sport, hechos de dos piezas: el cubo es de aluminio y la parte en contacto con las pastillas es de fundición de acero. Equipa caja de cambios automática de seis marchas y embrague bidisco o de convertidor de par según el año de producción, mientras que en el Sport podemos elegir entre embrague bidisco y otra con convertidor de par.

El sistema de suspensión es de dureza fija en el MC Stradale, mientras que en el Sport es variable. La diferencia de peso entre ambas versiones es notable, con 1.770 kg en báscula por parte del MC Stradale frente a los 1.995 kg del Sport. Buena parte de esta diferencia de peso se debe a los niveles de equipamiento del modelo, mucho más abundante en el Sport, y es que el Stradale está orientado a dar el máximo rendimiento en pista, de ahí su apellido, literalmente “camino”.

Maserati Granturismo MC Stradale 2010 2

Maserati Granturismo MC Stradale (2010)

El Maserati GranTurismo MC Stradale es un coupé de grandes dimensiones, pues tiene 4.933 mm de longitud, 1.915 mm de anchura y 1.343 mm de altura. Su batalla es de 2.942 mm y sus vías delantera y trasera son de 1.586 y 1.590 mm, respectivamente. El maletero se queda algo justo para sus dos ocupantes, con 320 litros de capacidad.

Está inspirado en el GranTurismo MC Trofeo y en el GranTurismo GT4, este derivado de la competición. Su frontal resulta más agresivo, con una nueva entrada de aire central, un capó en fibra de carbono y un generoso spoiler sin faros antiniebla. En la zaga encontramos un nuevo paragolpes con un difusor inferior, unas nuevas branquias, una doble salida de escape central y coronada por un alerón.

Este coupé supera por poco los 300 km/h de velocidad máxima, a pesar de sus 1.770 kg, con un consumo medio por encima de los 14 l/100 km

El equipamiento de serie es inmenso, al igual que el opcional. Por mencionar parte de este equipamiento encontramos en materia de seguridad airbags delanteros frontales y laterales, asistencia de frenada en rampa, control de estabilidad (MSP) y de tracción (ASR/MSR), control de crucero, distribución electrónica de frenado (EBD)…

Maserati Granturismo MC Stradale 2010 6

Maserati Granturismo MC Stradale (2010)

Entre los elementos de confort encontramos aire acondicionado, asientos con reglaje de altura y ajuste lumbar (del conductor) de tipo cockpit en fibra de carbono, automatismos en luces, limpiaparabrisas, elevalunas y espejos eléctricos… Como equipamiento opcional podíamos gastarnos muchos miles de euros en un Maserati Granturismo MC Stradale.

A modo de ejemplo, el arco de seguridad con cinturones de cuatro puntos costaba 2.921 euros, unos acabados interiores en tejidos especiales “Alutex” o “Titan Tex” por 2.655 euros, pack interior en carbono Evo 1 -1.593 euros- o Evo 2 -2.124 euros- o una pintura especial acabado “Matt” por tan solo 19.913 euros. Todo lo que nos podamos imaginar y nos podamos gastar se puede materializar en el coche.

Todo resulta extraordinario en este coche orientado a circuitos, desde su potente mecánica y elevada tecnología a su exclusividad por precio y equipamiento de lujo, partiendo de los 173.270 hasta los 190.700 euros, dependiendo de la versión, siempre con el equipamiento de serie

El equipamiento mencionado se refiere a la versión fabricada desde 2011. Existieron dos más, la segunda, desde septiembre de 2012 hasta junio de 2013 (cuando recupera los asientos 2+2), y la tercera desde entonces hasta septiembre de 2017, cada uno con sus respectivos niveles de equipamiento de serie y opcional. La tercera se distingue rápidamente por la abertura central en el capó.

Maserati Granturismo MC Stradale 2013 1

Maserati Granturismo MC Stradale (2013)

Las características mecánicas del Maserati Granturismo MC Stradale variaban ligeramente dependiendo del año de fabricación. Así, la primera versión contaba con un V8 de 4,7 litros (4.691 cm3) que entregaba 450 CV a 7.000 RPM y 510 Nm a 4.750 RPM. La distribución era mediante dos árboles de levas en cada una de sus dos culatas y cuatro válvulas por cilindro. La alimentación era por inyección indirecta.

La caja de cambios era automática de seis marchas de convertidor de par, con propulsión trasera. La arquitectura adoptada para el conjunto motor/caja de cambios era Transaxle o transeje, con motor delante y caja de cambios desplazada hacia el eje trasero, consiguiendo un reparto de pesos de 48-52 % delante y detrás.

La segunda versión entregaba 10 CV más de potencia -460 CV- al mismo régimen -7.000 RPM- y 10 Nm más de par motor -520 Nm- también al mismo régimen -4.750 RPM-. En este caso la caja de cambios era manual robotizada MC Race Shift de seis marchas, pero con embrague bidisco en seco.

Maserati Granturismo MC Stradale 2013 3

Maserati Granturismo MC Stradale (2013)

La tercera versión era idéntica que la segunda a nivel de rendimiento y tipo de cambio. El motor presentaba mejoras para reducir el consumo las emisiones contaminantes, tales como un revestimiento especial denominado DLC (Diamond Like Coating o capa símil diamente) en los taqués y en los lóbulos del árbol de levas, que reducía notablemente la fricción.

Las camisas de los cilindros eran de acero, reduciendo el peso y las dimensiones del motor, en especial en sentido longitudinal, beneficiando el comportamiento dinámico del vehículo. La lubricación del motor era mediante cárter húmedo, que reducía el número de bombas necesarias para recoger el aceite, disminuyendo de forma notable la sonoridad durante su funcionamiento.

Ofrecía tres modos diferentes de gestión de conducción: Auto, Sport y Race. Esta última maximizaba todos los parámetros ajustables, realizando los cambios de marcha en tan solo 60 milisegundos, y la reducción secuencial se activaba manteniendo accionada la leva situada a la izquierda del volante. Esta función resultaba muy útil cuando pasábamos de una larga recta a una curva cerrada. En modo Race su estimulante e intenso sonido se conseguía gracias a la apertura permanente de las válvulas by-pass.

Maserati Granturismo MC Stradale 2013 2

Maserati Granturismo MC Stradale (2013)

El esquema de las suspensiones era el mismo en las tres versiones, con paralelogramo deformable, muelles helicoidales, amortiguadores hidráulicos y barras estabilizadoras en ambos ejes. En cuanto al equipo de frenos, llevaba discos Brembo ventilados cerámicos de 380 mm de diámetro delante y 360 mm detrás, con pinzas de seis pistones delante y de cuatro detrás, pero solo en el caso de la última versión; en las dos anteriores eran convencionales, de aluminio y fundición gris, con 360 mm de diámetro delante y 330 mm detrás en el caso de la primera versión y de 380/360 mm en la segunda.

En cuanto a las ruedas, en el eje delantero llevaba neumáticos de medidas 245/35 R20 Z en llantas de 8,5” x 20” y 285/35 R20 Z detrás en llantas de 10,5×20” en el caso de las dos primeras versiones. En la última versión crecieron un poco en anchura, con medidas 255/35 R20 Z delante y 295/35 R20 Z detrás; las medidas de las llantas -de cinco radios- no cambiaban.

Las prestaciones son las propias de un gran deportivo, con una velocidad máxima de 301 km/h y dedicando 4,6 segundos en la aceleración de 0 a 100 km/h en el caso de la primera versión. La segunda y tercera andan un poquito más, con 303 km/h de velocidad máxima y una décima de segundo menos en la aceleración de 0 a100 km/h, 4,5 segundos.

Maserati Granturismo MC Stradale 2013 7

Maserati Granturismo MC Stradale (2013)

No resulta ecológicamente correcto hablar de consumos y emisiones contaminantes en estos coches, pero tenemos que hacerlo. Según el método NEDC, el consumo extraurbano era de 9,7 l/100 km, subiendo hasta los 22,7 l/100 km por ciudad, con un consumo medio de 14,4 l/100 km. Las emisiones medias de CO2 eran de 337 gr/km. Son datos homologados válidos e idénticos para las tres versiones.

En cuanto a precios, partíamos de los 173.270 euros de la primera versión (2011/2012), pasando por los 180.800 euros de la segunda (2012/2013) hasta los 194.700 euros de la tercera (2014/2017). Son precios con el equipamiento de serie vendidos en España.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Maserati Granturismo con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!