Coche del día: Koenigsegg CC8S

Coche del día: Koenigsegg CC8S

Un superdeportivo sueco de altos vuelos


Tiempo de lectura: 5 min.

El Koenigsegg CC8S es un superdeportivo de carrocería targa de dos puertas y dos plazas fabricado por el constructor sueco durante el período 2002-2005. Mantuvo el título del automóvil de calle más rápido del mundo hasta que le fue arrebatado en 2006 por otro colega de clase, el Bugatti Veyron 16.4. Se necesitaron ocho años de investigación y desarrollo para su culminación, partiendo del prototipo CC.

Koenigsegg contaba con recursos limitados, pero consiguieron diseñar sin aportación externa el chasis, la suspensión y los frenos, además de otros componentes. El modelo de preproducción se presento en el Salón del Automóvil de París del año 2000. Experimentó algunas diferencias respecto a su predecesor, el CC 2002, como la agrupación de las ópticas delanteras en un solo bloque, en vez de en tres elementos separados. El alerón de serie trasero desapareció y pasó a ser opcional. Solo se construyeron seis unidades debido a sus elevados costes de producción, dos de ellas llevaban el volante a la derecha.

El Koenigsegg CC8S mantuvo el récord de velocidad de los coches de calle desde 2002 hasta 2006 -390 km/h-, superado por el Bugatti Veyron -408 km/h-

Las puertas tienen un sistema de apertura vertical denominado sistema de accionamiento de hélice diedro-sincronizado. Su interior está equipado con materiales nobles, como el cuero y el aluminio. Como todos estos vehículos tan especiales, orientados a conseguir las máximas prestaciones, necesitan a toda costa rebajar en lo posible su valor en báscula. En el caso del Koenigsegg CC8S se consiguió alcanzar un valor de 1.175 kg.

Koenigsegg CC8S 5

El chasis esta desarrollado por un grupo de ingenieros expertos y experimentados procedentes de la Fórmula 1. El cuerpo central es un semi-monocasco autoportante, que proporciona una rigidez excepcional y protección al conductor. Consta de 21 capas de fibra de carbono alternadas con estructuras de “nido de abeja” construidas en aluminio, con puntos de unión a los subchasis delantero y trasero mediante sólidos puntos de conexión de aluminio macizo. Este cuerpo central arroja un peso de tan solo 62 kg.

El subchasis delantero está construido en acero y el trasero en aluminio, mientras que la carrocería está realizada en fibra de carbono preimpregnada con resina epoxy esterilizada en un horno autoclave. Con estos materiales y métodos constructivos se consigue un automóvil extremadamente ligero, fuerte y resistente en un 100 % a la corrosión. La parte inferior del automóvil tiene un diseño con unos túneles Venturi y unos difusores que, junto al espoiler trasero (opcional), aumentan la carga aerodinámica.

Utiliza para su construcción elementos ultraligeros de última generación, como aluminio, fibra de carbono y titanio; también emplea el acero. Con ello se consigue reducir su peso hasta los 1.175 kg, de los cuales 240 kg son del motor y tan solo 62 kg pertenecen al habitáculo para los pasajeros

Sus dimensiones son 4.191 mm de largo, 1.989 mm de ancho y 1.069 mm de alto, con una batalla (distancia entre ejes) de 2.659 mm. Es descapotable, pero con un panel rígido como techo, que se puede desmontar tirando de dos asas situadas en su interior y guardarse en un espacio reservado a tal fin bajo el capó delantero.

Koenigsegg CC8S 6

El motor va situado en posición central trasera, sobre el subchasis trasero de aluminio, junto a la transmisión y la suspensión trasera. Es un V8 Ford de 4,7 litros que genera 655 CV a 6.800 RPM y 750 Nm a 5.000 RPM de par motor, con la línea roja situada a 7.200 RPM.

También se han utilizado materiales ultraligeros para su construcción, como el aluminio empleado en aeronáutica, titanio y fibra de carbono. Por ejemplo, las tapas de la distribución y las válvulas son de fibra de carbono, con un ahorro de 12 kg respecto a los materiales convencionales. El peso del motor se reduce a 240 kg.

Este motor lleva cuatro válvulas por cilindro y un sistema de sobrealimentación acoplado a un enfriador o intercooler de gran tamaño -también con partes fabricadas en fibra de carbono-. De esta forma se consigue enfriar el aire de admisión ya comprimido, pasando de los 150 ºC hasta los 60 ºC. Esto se traduce en una sobrepresión de 1,2 bar y una relación de compresión de 8,6:1, un valor bajo. Los pistones y las bielas están forjados. Lleva un sistema de escape central patentado de flujo libre, conocido como “rocket cat”.

Koenigsegg CC8S 8

La caja de cambios es igualmente única, desarrollada por el fabricante Cima. Es una caja manual de seis velocidades en posición transaxle, la más resistente y fiable nunca construida hasta el momento para un motor en posición central. Esta caja de cambios incorpora además una bomba de aceite interna para lubricar el motor de forma rápida y segura (lubricación por cárter seco) acompañada de un intercooler o enfriador de aceite de gran tamaño. Con todo esto se consigue una lubricación perfecta de todos los elementos del motor cuando gira a elevado régimen.

Las ruedas llevan llantas de una aleación de magnesio, con bujes de bloqueo central, calzadas por unos neumáticos Michelin Pilot Sport 2 de medidas 225/40 ZR 18 delante y 335/40 ZR 20 detrás. Los frenos están igualmente a la altura, con discos ventilados y perforados en cruz para una óptima ventilación, de 340 mm de diámetro delante y 315 mm detrás. Las pinzas de freno llevan seis pistones delante y cuatro detrás. El equipo de frenos está controlado por un sistema de control avanzado de diseño Koenigsegg.

Sus prestaciones básicas son una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos y una velocidad máxima de 390 km/h. Su consumo medio es de 17 l/100 km. En 2004 fue nombrado superdeportivo favorito por Mr. Jeremy Clarkson en su programa Top Gear, por delante de modelos de Ferrari, Lamborghini y Pagani.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
sergio
Invitado
sergio

Si no recuerdo mal, el señor Stig, por querer hacer un tiempo mejor en la pista, acabo saliéndose a una alta velocidad.
culpo la falta de un alerón trasero, el cual se añadió tiempo después

Javier Costas
Suscriptor

Negativo, se salió con el CCX:


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.