Coche del día : Heuliez Pregunta

Coche del día : Heuliez Pregunta

Su peculiar diseño le valió en momento una oleada de críticas


Tiempo de lectura: 4 min.

En la industria del automóvil hay grandes desconocidos, pero que son casi vitales para los fabricantes más importantes. Son o eran vitales, como es el caso de Heuliez, un carrocero francés fundado en 1920 con Adolphe Heuliez y disuelto en 2013, que trabajó para una serie notable de fabricantes. Entre algunas cosas que has visto con asiduidad creadas por Heuliez están, por ejemplo, el Citroën BX, la segunda generación del Opel Tigra, el Renault Modus o rarezas como el Renault 5 Turbo (el culo gordo…), el Peugeot 206 T16, las carrocerías de ambulancia para el Citroën CX o el Citroën XM familiar, la versión alargada del Peugeot 607 o el Citroën M35 con motor rotativo.

Vamos, que Heuliez podría ser desconocido para muchos, pero hemos visto sus trabajos en infinidad de ocasiones, sin saber que todos esos coches habían salido de sus instalaciones. En el fondo es algo que suele pasar muy a menudo, es la marca quien se lleva los méritos (al fin y al cabo el diseño y el desarrollo son cosas de la marca) y la fabricación, aunque importante, pasa a un segundo plano. Actualmente, ya da igual reconocer los méritos de Heuliez, pues cerró en 2013, aunque actualmente se mantiene la división que fabricaba autobuses, Heuliez Bus, que fue adquirida por Irisbus y esta, posteriormente, por Iveco.

No obstante, entre todos los coches que el carrocero Heuliez fabricó, hay uno especialmente llamativo e interesante, bastante radical y llamativo, que se presentó con motivo del Salón del Automóvil de París de 1998: el Heuliez Pregunta. Quizá no tenga el nombre más atractivo del mundo, más bien tiene uno muy peculiar, pero el coche no deja indiferente a nadie, aunque tan solo se construyó una unidad, la cual, también se conoce como Lamborghini Pregunta. Esto se debe a que no es un coche totalmente desarrollo por Heuliez, pues recordemos, era una empresa especializada en carrocerías y, por tanto, no tenía los conocimientos para sacar adelante un coche entero. La base del Heuliez Pregunta era el Lamborghini Diablo, que todavía se fabricaba a finales de los 90.

heuliez pregunta concept (3)

Como cabe esperar, el Pregunta, únicamente, presentaba una carrocería totalmente nueva, específicamente diseñada para la ocasión, salida de la imaginación de Marc Deschamps, quien fuera el diseñador jefe del Lamborghini Diablo que servía de base. El trabajo llevado a cabo por Deschamps, tomó una apariencia muy futurista, con formas y soluciones poco convencionales, como el frontal repleto de pequeños proyectores o las tomas de aire delante de las ruedas traseras con tan curiosas formas. Las soluciones empleadas en el frontal también se podían ver en la trasera, donde, además, se encontraban unos terminales de escape colocados en una posición bastante elevada, dejando sitio para el difusor inferior.

Según se dijo en su momento, el desarrollo del Heuliez Pregunta necesitó una inversión de alrededor de 800.000 dólares de la época, un costo muy elevado para un automóvil “de salón”, aunque al parecer, había posibilidades de verlo en producción, algo que, por otra parte, y como seguramente ya sabréis, nunca ocurrió. Iba a ser uno de los proyectos que salvaran a la compañía, que finalmente se vio abocada al cierre tras los malos resultados del Opel Tigra de segunda generación.

Por aquella época, se llegó a comentar que se buscaba rendir homenaje a los aviones de combate del ejército francés, los Dassault, contando con detalles inspirados en los cazas franceses, como las mencionadas entradas de aire colocadas delante de las ruedas traseras. Otro detalle curioso es que no tiene espejos laterales, reemplazados por una cámara que proyectaba las imágenes captadas en una pantalla en la consola central.

heuliez pregunta concept (2)

Cuando se presentó en el Salón de París de 1998 no contó con una buena acogida, el diseño era arriesgado incluso para un Lamborghini. Tampoco logró buenas críticas en 1999, cuando se mostró en el Salón de Ginebra de 1999, llegando a ser criticado por tener una línea poco agradable a la vista. Tras esto, nunca más se volvió a ver hasta el año 2007, cuando apareció en Retromobile con placa de matrícula, lo que significa que está homologado para circular por vías públicas.

Al menos, no era un coche que se pudiera tildar precisamente de lento. Bajo su criticado diseño había, en realidad, un Diablo SV, equipado con un V12 de 530 CV, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en cuatro segundos y de alcanzar los 333 km/h.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.