Coche del día: Delage D8 120 S Aero Coupé par Pourtout

Coche del día: Delage D8 120 S Aero Coupé par Pourtout

Belleza, lujo y distinción francesa de los años 30


Tiempo de lectura: 5 min.

El Delage D8 120 S Aero Coupé par Pourtout fue un encargo personal del propio Louis Delage al carrocero Marcel Portout, confiando el diseño a su principal estilista, Georges Paulin. Se mostró en el Salón del Automóvil de París de 1937. Para construirlo se cogió un chasis del D8 120, al que se le rebajó la suspensión, y lo cubrió con una carrocería que era una obra maestra elegante y muy aerodinámica.

La carrocería la diseñó utilizando un lenguaje minimalista sin elementos decorativos superfluos que enfatizasen el diseño. Utilizó el aluminio como material constructivo con resultados realmente sorprendentes. Se mantuvo sin actualizaciones hasta 1953, momento en el que cayó en manos de otro carrocero francés llamado Saoutchik, para realizar un encargo de su dueño en el momento, M. William Raidy.

Se remodeló el frontal, dotándole de una parte central o “nariz” más prominente, un tapón del radiador redondeado y añadió unas líneas cromadas horizontales debajo de la nueva rejilla del radiador. La moldura de la luna delantera también recibió cromados y la luneta trasera se sustituyó por una de mayor tamaño. Afortunadamente en su última restauración se recuperó el diseño original del frontal de Portout-Paulin.

Delage D8 120 S Aero Coupe Pourtout 2

Fotografía: Wouter Melissen

Louis Delage fue una de las personas más extravagantes que existieron en el panorama automovilístico francés de la década de los 30, dedicado a satisfacer los deseos del reducido grupo de ricachones de la República de Francia. Este nicho era cada vez más reducido, por lo cual le resultaba muy difícil encontrar clientes para sus bellísimas pero costosísimas máquinas.

Como era de esperar, la bancarrota le estuvo rondando hasta que cayó en ella en 1935. La empresa rival Delahaye decidió adquirir la compañía, pero Louis Delage conservó la responsabilidad del desarrollo técnico. La producción de los vehículos Delage se reanudó poco tiempo después. Como suele suceder en estos casos, el pez grande se come al chico y de este último no se conservaron apenas elementos originales.

Los automóviles de Louis Delage eran máquinas bellísimas y costosísimas al alcance de unos pocos, con lo que el fabricante cayó en la bancarrota

De esta forma se creó una nueva gama de motores de seis cilindros en línea, lanzada en 1935. Al menos reconocieron y respetaron la calidad y la belleza del motor original de ocho cilindros en línea de Delage, que se siguió montando en algunas unidades. Los futuros modelos D8 100 y D8 120, aparecidos en 1936, montaron un nuevo motor exclusivo de ocho cilindros en línea.

Delage D8 120 S Aero Coupe Pourtout 4

Fotografía: Wouter Melissen

Para la construcción de este nuevo motor de ocho cilindros en línea se partió de un seis cilindros en línea de origen Delahaye y de manos del ingeniero Jean François, transformándose en un ocho cilindros, dos válvulas por cilindro y 4,3 litros de cilindrada, alimentados por un único carburador. Entregaba una potencia aproximada de 100-105 CV, que además coincidía con la del ocho cilindros original de Delage. La caja de cambios semiautomática de cuatro marchas Cotal también era de cosecha Delahaye.

El chasis fue igualmente suministrado por Delahaye, reservado para coches de alta gama, con una estructura convencional de escalera, con dos largueros y travesaños de acero. Tenemos que destacar que el D8 120 era realmente un chasis rodante al que se le vestía con una carrocería al gusto de su propietario. La opción Chaprón era la elegida por aquellos que les gustaba la discreción, y si deseaban carrocerías más llamativas se podían elegir las opciones Pourtout, Letourneur y Marchand.

Su línea lateral con diseño de gota de agua se ve replicado en los guardabarros, ocultando casi de forma total las ruedas traseras. Su morro interminable le otorga una elegancia incuestionable redondeando una silueta muy aerodinámica y dotada de gran belleza.

Delage D8 120 S Aero Coupe Pourtout 3

Fotografía: Wouter Melissen

La suspensión delantera llevaba un esquema de horquillas y un ballestón transversal como elemento elástico. El eje trasero era de tipo rígido con sus correspondientes ballestas semielípticas. La batalla era diferente en los dos modelos: en el D8 100 medía 3.400 mm (posteriormente aumentados hasta los 3.630 mm), frente a los 3.350 mm del D8 120. Los frenos eran cuatro tambores de accionamiento hidráulico.

Los modelos más potentes estaban animados por un V8 de 4,7 litros y 120 CV, suficiente para empujar sus casi 2 toneladas de peso hasta los 160 km/h

En 1938 se amplió la gama con los modelos D8 120 S y el D8 100 B. Estaban propulsados por un motor de ocho cilindros en línea de 4,7 litros y que generaba 120 CV a 4.200 RPM y 245 Nm a 2.000 RPM en el D8 120 S. Su velocidad máxima se estimaba en 160 km/h. El peso en el D8 120 S rozaba los 2.000 kg.

La producción total de todos los modelos alcanzó las 100 unidades antes de que estallase la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra se reanudó la producción, allá por el año 1946, pero solo se ofrecieron modelos de la gama conocida como D6, con motores de seis cilindros en línea, y basados en el catálogo de Delahaye. El propio Louis Delage compró una unidad del D8 120 S; las últimas variantes del D8 se consideraban los de mayor calidad, de manera especial las creaciones Pourtout, Letourneur y Marchand, consideradas obras de arte.

En la actualidad, la marca ha renacido presentando un concepto muy diferente al original, el Delage D12 GT.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.