Coche del día: Daihatsu Terios (J200)

Coche del día: Daihatsu Terios (J200)

Un pequeño todoterreno que se adelantó a la moda


Tiempo de lectura: 6 min.

El Daihatsu Terios (J200) de segunda generación se lanzó al mercado en 2006 y continúa presente en nuestros días en mercados lejanos. Recibe nombres variopintos, como Toyota Terios/Rush, Perodua Nautica o Daihatsu Be-go, dependiendo del mercado al que vaya destinado. También se comercializaba con dos tipos de carrocería diferentes, para cinco o siete plazas, pero siempre con cinco puertas.

Sus dos mecánicas son de gasolina y tienen un bloque de cuatro cilindros en línea y cuatro válvulas por cilindro: el menos potente cuenta con 1,3 litros de cilindrada y 86 CV a 6.000 RPM y 120 Nm a 3.200 RPM de par motor máximo, y el más potente con 1,5 litros y 106 CV a 6.000 RPM y 140 Nm a 4.400 RPM de par motor máximo. Se ha vendido en numerosos países como Argelia, Colombia, Perú, Venezuela, Chile, Costa Rica, Honduras y El Salvador, comercializado por Toyota en los últimos cinco países.

El modelo conceptual que lo anticipó se presentó en el Salón de Frankfurt de 2005, y mostraba una carrocería de cinco puertas con la rueda de repuesto colgada en el portón trasero, a la antigua usanza de los todo terreno. Tenía 4.075 mm de longitud, 1.745 mm de anchura y 1.760 mm de altura. Su batalla era de 2.580 mm, y sus vías delantera y trasera eran de 1.445 y 1.480 mm, respectivamente. Pesaba 1.230 kg. El modelo definitivo de producción se dio a conocer en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2006.

Daihatsu Terios 2006 6

Daihatsu Terios (2006)

La transmisión es manual y de cinco velocidades. Los frenos son de disco en el eje delantero y tambores en el trasero. La suspensión es independiente McPherson delante y de eje rígido detrás, con muelles helicoidales como elemento elástico en ambos casos. Este pequeño todo terreno cuenta con tracción total permanente, algo poco común en su segmento. Y se anticipó a la moda de los B-SUV.

En 2007 salió una versión de aspecto deportivo con diferentes aditamientos aerodinámicos, como un pequeño alerón situado en la parte superior del portón trasero, unos faldones laterales y unos parachoques específicos, con una doble salida de escape central. La rueda de repuesto situada en el portón trasero desapareció.

En el mismo año apareció la versión Terios 100th Anniversary, para celebrar el siglo de existencia de la marca, con una terminación más orientada a la conducción fuera del asfalto, con protecciones plásticas en los pasos de rueda y recuperando la rueda de repuesto en el portón trasero. En 2008 salió una edición limitada solo para el mercado británico conocida como Terios Kiri, con 250 unidades. Para el resto de los mercados se comercializó otra versión con el nombre de Terios Pirsch.

Daihatsu Terios 2006 5

Daihatsu Terios (2006)

En cuanto 2009 el Terios sufrió un lavado de cara, presentando la versión Advantage de siete plazas. En 2010 fueron algo más prolíficos y se presentaron diferentes versiones, como una adaptada para funcionar con GLP (Gas Licuado de Petróleo), otra de aspecto más lujoso denominada Dolomite, así como una más juvenil e informal con el nombre de Think Pink. En 2012 salió una edición limitada llamada Diva, mejorada en 2013 con el apellido Diva DeLuxe.

La versión del 2009 es la que se pudo ver por nuestra geografía. Se presentaba como una alternativa a modelos como el Toyota Urban Cruiser, Suzuki SX4 o Fiat Sedici, Suzuki Grand Vitara de tres puertas o el Suzuki Santana 350 -hasta el cierre de Santana-. La versión con el motor más potente (1,5 litros y 106 CV) tenía la opción de llevar una caja de cambios automática de cuatro relaciones.

El Daihatsu Terios tiene un sistema de tracción permanente con un diferencial central que se puede desconectar pulsando un botón colocado en la parte izquierda de la columna de la dirección. Este elemento no es nada común en coches de este segmento. No es un sistema de tracción inteligente, pues no es capaz de mandar toda o parte de la potencia a uno de los dos ejes, dependiendo de las condiciones de adherencia.

Sus dimensiones son 4.050 mm de largo, 1.690 mm de anchura y 1.690 mm de anchura, ofreciendo una imagen totalmente cuadrada desde atrás. Maniobra muy bien, pues tan solo tiene un diámetro de giro entre bordillos de 9,8 metros. Su chasis es de tipo monocasco o autoportante, abandonando la clásica estructura de escalera con largueros y travesaños del anterior Daihatsu Terios 1.3 (J100).

La capacidad del maletero es buena para sus dimensiones exteriores, con un valor de 380 litros. Esta capacidad se puede ampliar gracias a un asiento trasero con un respaldo abatible de forma asimétrica (40/60), obteniendo un plano de carga totalmente plano. Su apertura es de tipo lateral, es decir, como una puerta normal, como la de acceso a los pasajeros. Es un detalle a tener en cuenta a la hora de buscar aparcamiento para dejar espacio suficiente por detrás para facilitar su apertura.

Se ofrecía solo con mecánicas de gasolina de cuatro cilindros, con 1,3 y 1,5 litros de cilindrada que entregaban 86 y 106 CV, respectivamente. El nivel de equipamiento iba aumentando según pasaba el tiempo y se ofrecían nuevas versiones

En nuestro país estaba disponible en dos niveles de equipamiento: Sho y Hiro. Entre su equipamiento común contaban con doble airbag delantero, cuatro elevalunas y espejos retrovisores exteriores eléctricos, aire acondicionado, reposacabezas en todas las plazas, lunas tintadas, volante ajustable en altura, equipo de sonido con reproductor de CD y MP3 con cuatro altavoces.

Daihatsu Terios Think Pink

Daihatsu Terios Think Pink

A la versión Hiro había que añadir airbags laterales, faros antiniebla, llantas de aleación, ordenador de a bordo, equipo de audio con entrada auxiliar y mandos en el volante, guantera con cerradura, una toma de corriente de 12 voltios en el maletero, entre otras cosas. A esta versión y sólo con el motor más potente de 105 CV se podía añadir de forma opcional los controles de estabilidad y de tracción.

Si optamos por el cambio automático el control de tracción contaba con un sistema que permitía descender por pendientes pronunciadas sin bloquear las ruedas durante 3 minutos como máximo a una velocidad constante de 5 km/h. Es lo que hoy día se ha popularizado como asistente al control del descenso (no hace falta tocar los pedales).

Con el paso del tiempo fue adoptando un aspecto de SUV, pero sin perder su esencia de pequeño todo terreno, dotado de gran agilidad tanto fuera del asfalto como en él, sobre todo en ciudad.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Daihatsu Terios con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!