Coche del día: BMW 635CSi (E24)

Coche del día: BMW 635CSi (E24)

Un coupé para la autobahn


Tiempo de lectura: 3 min.

La nueva serie 6 de BMW surgió por la necesidad de ofrecer a sus clientes un coupé que continuase con la tradición de los modelos 2000 C/CS, 3.0 y 3.5 CS/CSi/CSL. El modelo que nos ocupa significa Serie 6 Coupé Sport Inyección electrónica (de ahí las siglas) con un motor de 3.453 cc; el BMW 635CSi.

La carrocería fue desarrollada por Paul Bracq, jefe de diseño de BMW entre 1970 y 1974, mientras que la parte técnica corrió a cargo de Bernhard Osswald, y salió a al venta en 1976. Lo más característico del nuevo modelo era su frontal con inclinación negativa, su gran superficie acristalada, sus archiconocidos dobles riñones que forman la calandra del radiador y sus dobles faros redondos.

Para mover este coupé se escogió el motor M30B34 de seis cilindros en línea -adaptado desde el mismísimo BMW M1- y un sistema de inyección electrónica L-Jetronic, desarrollando 218 CV a 5.200 RPM y un par motor de 310 Nm a 4.000 RPM. La potencia se transmitía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios Getrag de cinco velocidades con diferencial autoblocante para controlar la potencia. Alcanzaba los 222 km/h, mucho para la época.

Nada más sentarnos en el asiento delantero observamos que se ha pensado sobre todo en el conductor, era fácil ajustad volante y asientos al cuerpo de cada uno. Era interesante la estudiada ergonomía del salpicadero, dividido en dos zonas: una dirigida hacia el conductor, donde se agrupaban todos los instrumentos que informaban del funcionamiento mecánico del coche, a su izquierda el ordenador que comprobaba el buen funcionamiento del los sistemas de seguridad y los mandos de las luces, y a su derecha los que controlaban el equipamiento del vehículo.

Todo su interior estaba tapizado en cuero y los asientos delanteros sujetaban muy bien, y tenían todo tipo de reglajes. Atrás había el espacio correcto para dos peques o adultos de talla pequeña. La visibilidad era muy buena gracias a unos finos pilares A y a unas grandes ventanillas, y nos podíamos deleitar mirando su enorme capó.

No esperéis que BMW saque vídeos como este, ¡ahora sería muy políticamente incorrecto!

Al disfrute de la conducción contribuía un suave embrague acompañado de una palanca de cambios de recorridos cortos y precisos; el motor ofrecía el 85% de su generoso par motor a tan solo 2.000 RPM. Su comportamiento era irreprochable y tanto la dirección como la suspensión y los frenos cumplían excepcionalmente.

La frenada estaba encomendada a cuatro discos, y la amortiguación era bastante sofisticada, pues en el eje delantero llevaba brazos transversales, amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora, y en el eje trasero brazos oscilantes longitudinales junto con los amortiguadores hidráulicos y barra estabilizadora. La dirección ZF era de tuerca a bolas y estaba servoasisitida, pero con la dureza necesaria para ser comunicativa y desmultiplicada para facilitar las maniobras.

Debido a su gran tamaño -4.755 mm de largo por 1.725 mm de ancho y 1.365 mm de alto-  y su peso -1.480 kg- no gozaba de un comportamiento muy ágil en carreteras reviradas, mientras que en autopistas y demás vías rápidas poseía un gran aplomo. Resultaba bastante agradable escuchar el grave tono de su motor de  seis cilindros y sentir como se insinuaba su trasera en rotondas y en curvas cerradas, mientras la dirección llevaba el coche exactamente donde quería el conductor. Su consumo, en consonancia con el resto del coche, unos 18 litros a los 100 kilómetros.

¿Te gusta conducir? Este tipo de coches, sí. Nelson Piquet está de acuerdo, ojo al vídeo a partir de 2:33, lo da todo en Paul Ricard con un M635CSi.

COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Ponce le sacó más partido, que él no tenía escapatorias…

Totis Van Tafel
Invitado
Totis Van Tafel

Qué coche… todos los BMW de esa época me parecen excepcionales.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!