Menu

Audi RSQ e-tron, anticipando una vez más un futuro R8 eléctrico

Hará su debut público en la película animada "Spies in Disguise"

Audi RSQ e-tron, anticipando una vez más un futuro R8 eléctrico

Will Smith condujo el futurista Audi RSQ en “Yo, Robot” (2004). Este prototipo diseñado para la adaptación cinematográfica de Isaac Asimov mostraría de forma anticipada lo que más tarde acabaríamos conociendo como R8, el primer deportivo auténtico de la marca. Ahora, con motivo del estreno de Spies in Disguise el próximo 25 de diciembre, llega la actualización animada en forma de Audi RSQ e-tron.

El filme está protagonizado por las voces de Will Smith y Tom Holland. El primero que proporciona vida al súper espía Lance Sterling, quien conduce el prototipo RSQ e-tron, mientras que el segundo se mete en la piel del científico Walter Beckett. Tras monopolizar las carreteras de las producciones de Marvel, este “será el primer prototipo de Audi creado exclusivamente para una película animada”. El modelo fue diseñado en cooperación con Blue Sky Studios.

Si bien hace 15 años se nos exhibía en el cine el nacimiento de un deportivo de motor central entre las filas de Audi, puede que ahora la marca esté haciendo lo propio anticipándonos su futuro eléctrico. No es la primera vez que se habla de esta posibilidad, y cuando el río suena, agua lleva. De hecho, el coche toma las formas del actual R8 actualizándolas y evitando emplear los Sideblades laterales, ya que el Audi RSQ e-tron es completamente eléctrico y no necesita tanta refrigeración.

Audi RSQ e tron (7)

Además de ser súper rápido, ¿por qué no hacerlo súper silencioso, incluso a altas velocidades? ¿O incluso introducir un sonido futurista en vez de el de un V10 atmosférico aullando por encima de las 8.000 RPM? El coche tiene la capacidad de darse un impulso extra como si de un chute de óxido nitroso se tratase, y el cuadro de instrumentos ha sido sustituido por un holograma. Sin embargo, lo más curioso del coche está en el cuándo puede ser conducido.

Audi habla de un “modo de conducción totalmente autónomo”. Y parece funcionar a las mil maravillas, porque también logra deslizarse hacia los lados y huir de los malos como un piloto profesional. Muy capaz, ¿verdad? La casa de Ingolstadt ha bautizado a este avanzado sistema como Autopilot. Sí, el término se usa para referirse a todo lo que se ejecuta automáticamente, pero está tan inherentemente asociado con Tesla que no sabemos si Audi lo habrá hecho a propósito.

“Audi adopta un enfoque digital y prospectivo para el proceso de diseño, tanto en el desarrollo de contenido ficticio como en el estudio de modelado de producción”, afirmó Frank Rimili, director del estudio de diseño de la marca. “En Audi Design, combinamos técnicas de visualización digital de vanguardia con precisión artesanal. Estos procesos nos permiten implementar ideas de diseño futuristas con la misma precisión en el desarrollo de un vehículo conceptual y virtual como el RSQ e-tron”.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.