Featured Video Play Icon

Así prueba Koenigsegg la seguridad estructural de sus coches

Tan solo un monocasco de fibra de carbono les es necesario


Tiempo de lectura: 2 min.
Koenigsegg, ese fabricante sueco de coches de ensueño, solo puede producir un puñado de coches por año. Sin embargo, tiene que cumplir los mismos estándares de seguridad que cualquier otro fabricante de automóviles. Pero destruir varias unidades para cada prueba resultaría demasiado costoso, así que utilizan el mismo chasis para todas las pruebas.

Cumplir con los requisitos significa muchas pruebas de choque. Eso es algo que podría ser increíblemente caro para una pequeña empresa como esta que produce coches de varias centenas de miles de euros, donde la resistencia de sus monocascos de fibra de carbono es ejemplar. Como lo explica su fundador, Christian von Koenigsegg, en este excelente vídeo de Apex.One, Koenigsegg tan solo necesita usar un solo monocasco para realizar todas las pruebas de choque necesarias para cada nuevo modelo.

“Destruimos la carrocería en el exterior, los bastidores, los miembros del choque, etc., pero no la parte más integral y costosa del automóvil”, dijo. “Esto es muy inusual”, continuó. “Si coges a un gran fabricante de automóviles, es mucho más barato para ellos sacar un coche de la línea de producción, estrellarlo, tirarlo y tomar otro. En nuestro caso, es completamente diferente. Es más barato reconstruir y reparar, aplastando el mismo coche”.

Koenigsegg Regera Chasis

El Koenigsegg Regera usa un chasis de fibra de carbono con núcleo de aluminio en forma de panal de abeja, una tecnología propia de los monoplazas de Fórmula 1

Para que os hagáis una idea de la rigidez que tiene, el chasis monocasco de fibra de carbono del Koenigsegg Regera (que veis en la foto superior) posee 65.000 Nm por grado de resistencia a la torsión, cuando, por ejemplo, un BMW X6 tiene tan “solo” 29.000 Nm/º, siendo el valor del BMW X6 un valor ya de por sí muy bueno.

Apex.One tuvo acceso a imágenes de cómo el Koenigsegg Regera se ponía a punto pasando por varias pruebas de choque. El vídeo es una demostración visceral de lo fuerte que es coche en sí. Incluso golpear con un martillo a la carrocería de fibra de carbono no parece tanto como para dejar una mera abolladura. Se comienza con las pruebas menos agresivas para acabar con las más severas, como aquellas donde el coche quedaría destruido.

Koenigsegg no es como cualquier otro fabricante de automóviles en el planeta. Construye máquinas que redefinen nuestra concepción de lo que es posible en el mundo automotriz. Eso es lo que hace que sea tan “divertido” ver que tienen que lidiar con los mismos problemas regulatorios que todos los demás fabricantes. Es una incongruencia extraña, y realmente deberías verla por ti mismo. Sin duda, el precio está a la altura de la calidad.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.