Disfruta con unas vueltas al circuito de Zandvoort a bordo de un Ferrari 246 Dino F1

Disfruta con unas vueltas al circuito de Zandvoort a bordo de un Ferrari 246 Dino F1

Un vídeo con unas preciosas tomas y con un sonido espectacular


Tiempo de lectura: 2 min.

Las carreras de clásicos pueden llegar a ser muy emocionantes, a pesar de llevarse a cabo con vehículos que, en ocasiones, son únicos. Además, los pilotos suelen ser coleccionistas o aficionados, lo que hace todavía más interesante la competición. Sí, hay profesionales, pero eso no resta mérito a lo anterior, más bien lo añade.

No obstante, a no ser que tú, amigo lector, tengas un clásico en el garaje y compitas con él, no podrás vivir las cosas desde dentro y por eso, este vídeo que os traemos te resultará fascinante. Es en el circuito de Zandvoort, a unos 15 kilómetros de Ámsterdam, a lomos de un Ferrari 246 Dino F1.

En el vídeo podrás ver como los laterales de la carrocería –solo se aprecia el lado izquierdo– flexa con el aire durante la marcha, como el piloto “se pega” con el volante e incluso podrás apreciar como se comprime la suspensión delantera y como se deforma el neumático en frenadas y curvas. Todo ello aderezado con el sonido del motor V6 respondiendo a pleno pulmón.

La historia del Ferrari Dino 246 F1 nace allá por 1958, cuando los cambios de aquella época limitaron la cilindrada de los motores a un máximo de 2,5 litros. Al igual que los propulsores V6 “de calle”, el Dino F1 fue un desarrollo de Dino Ferrari, el hijo del Commendatore –los Dino de calle y los Dino de F1 tienen mucho en común– y supuso el primer Fórmula con V6 de la firma italiana. En el desarrollo de este seis cilindros también participó en gran Vittorio Jano, el ingeniero jefe de Ferrari.

Sin embargo, Alfredo “Dino” Ferrari falleció en 1956 con solo 24 años, y, por lo tanto, nunca llegó a ver “su” motor en acción.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez