Menu

Bugatti prueba sus pinzas de freno impresas en 3D

Es la primera vez que se fabrican con esta técnica y aguantan temperaturas infernales

Featured Video Play Icon

El Grupo Volkswagen está experimentando con técnicas de impresión en 3D, y es ahora una de sus marcas la que quiere revolucionar con esta técnica una parte muy importante en cualquier vehículo: sus frenos. Bugatti ha diseñado y fabricado una pinza de freno con impresión 3D en titanio y ahora la está probando en las situaciones más extremas para comprobar su fiabilidad.

Introducir una nueva técnica de fabricación no es fácil, y menos si se trata de un componente de seguridad como en este caso es el sistema de frenos. Para ello se deben completar multitud de pruebas para asegurar que la nueva pieza no falla y resiste las condiciones más extremas. Una parte de esas pruebas nos la muestra Bugatti en este vídeo. En él vemos como realizan sucesivas frenadas en el banco de pruebas desde 375 km/h hasta 60 km/h, poniendo a más de 1.000 ºC los discos de carbono y comprobando que la pinza continua realizando su trabajo a pesar de las condiciones extremas.

La nueva pinza de freno de Bugatti está realizada íntegramente en impresión 3D con tecnología SLM (Selective Laser Melting), gracias a la colaboración con Laser Zentrum Nord de Hamburgo, una organización que forma parte del instituto Fraunhofer de investigación. Y hablando de superdeportivos como el Chiron, que alcanzan velocidades de 420 km/h, los frenos son muy importantes.

Pinza De Freno Bugatti Impresion 3D

Imprimir esta pinza de titanio tiene una duración de 45 horas, empleando 2.213 capas en total. Después del curado a 700 ºC, se pule con una máquina CNC durante 11 horas más. Al finalizar, su grosor está entre 1 mm en la zona más fina hasta los 4 mm de la zona más gruesa

La pinza de freno es de ocho pistones y está realizada en una aleación de titanio que lleva aluminio y vanadio, llamada TC4 -Ti6AI4V-, que se utiliza principalmente en la industria aeroespacial, por ejemplo en aviones, en el tren de aterrizaje y componentes de ala con alto estrés; o en motores de aviones y cohetes. El material ofrece un rendimiento considerablemente mejor que el aluminio: tiene una resistencia a la tracción de 1.250 N/mm2. Esto significa que si aplicásemos una fuerza de algo más de 125 kg a un milímetro cuadrado de esta aleación de titanio, no se rompería.

La nueva pinza de freno de Bugatti mide 41 cm de largo, 21 cm de ancho y 13,6 cm de alto y pesa tan solo 2,9 kg. Para que nos hagamos una idea del avance que supone, la pinza de aluminio utilizada actualmente en sus deportivos pesa 4,9 kg, reduciendo así el peso en un 40 %. Al mismo tiempo, las formas orgánicas y las nuevas aberturas ayudan a la disipación del calor del disco y pastillas de una manera más eficiente. Recordemos que para mejorar la dinámica de un vehículo, reducir el peso de la masa no suspendida (rueda, frenos, suspensión) es una de las claves.

Bugatti aún no ha determinado si esta nueva pinza pasará a producción, o si se instalará en el Chiron, pero lo que sí nos queda claro con el vídeo es que solamente llegará al mercado cuando haya pasado todas las exigentes pruebas a las que se verá sometida.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Las pinzas, el disco, las chispas y esa música celestial, me han dejado trascartón.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.