¿Y si el Rolls-Royce Wraith tuviera un heredero chino?

¿Y si el Rolls-Royce Wraith tuviera un heredero chino?

Sugar Design fantasea con un Honqqi H9 Coupé que pudiera relevar al modelo británico en el mercado


Tiempo de lectura: 3 min.

El universo de fabricantes de automóviles de la República Popular China no tiene nada que envidiar al universo real, en la medida en la que aquel parece estar también en continua expansión. De entre todos los miembros de esta constelación, el de más longeva trayectoria es Honqqi —significa “bandera roja” en chino—, que forma parte del Grupo FAW y que está centrado desde 1959 en la fabricación de automóviles de lujo. De hecho, durante los primeros años de actividad su objeto exclusivo consistía en producir los vehículos que moverían a los representantes del gobierno del gigante asiático.

A día de hoy, su posicionamiento en el mercado no ha variado, simplemente las transformaciones de la sociedad china han incrementado el público al que están dirigidos sus productos. Uno de los modelos que componen actualmente su catálogo es el Honqqi H9, una berlina de gran tamaño que rivaliza en China con automóviles como los BMW Serie 7 y Mercedes-Benz Clase S. Mide 5.137 milímetros de longitud, de los cuales 3.060 mm están invertidos en su batalla. Además, existe una versión de batalla larga, como es también habitual en sus rivales de tradición europea, la cual añade 200 mm más a su distancia entre ejes para optimizar la comodidad a bordo de sus plazas traseras.

Por otro lado, los clientes de Honqqi pueden optar por dos motorizaciones para su H9. En ambos casos, son motores de combustión interna de gasolina. El primero de ellos es un cuatro cilindros de dos litros de capacidad, con 252 CV de potencia máxima. Por encima, los clientes chinos pueden elegir un V6 de tres litros de cubicaje, sobrealimentado por compresor volumétrico, que eleva moderadamente la potencia del propulsor anterior, puesto que se conforma con 272 CV. También se puede solicitar una suspensión neumática para favorecer el confort de marcha.

Se trata solo de una recreación digital realizada por Sugar Design, y nada hace indicar que Honqqi pueda estar planteándose producir una versión cupé de su berlina de representación

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sugarchow (@sugardesign_1)

Pero hasta aquí llegan las opciones de este ambicioso modelo chino. Ahora bien, uno de los viejos conocidos de esta publicación, como es Sugar Design, se ha atrevido a imaginar qué aspecto podría tener una versión de dos puertas del modelo. Ahora que el Rolls-Royce Wraith ha dejado de producirse, ¿habría potencial para que esta alternativa tomara el relevo en el mercado chino del cupé británico?

El diseñador independiente ha optado por una configuración bicolor para la pintura de su carrocería, con la línea de cintura como división entre el color plateado de la parte inferior de la carrocería y el azul oscuro para los paneles de la zona superior. En realidad, Honqqi comercializa su berlina con este tipo de pintura exterior. Conserva también la imponente y muy vertical calandra que exhibe el modelo original, definida por numerosos listones verticales cromados. A ambos lados de esta están presentes unos faros de ledes finos, situados en la parte superior del frontal, los cuales, vistos en el conjunto que forman con las dos entradas de aire situadas bajo ellos, trasmiten cierta inspiración BMW. En la zona trasera, los pilotos tiene forma vertical y están situados en los extremos laterales de la carrocería. Una línea luminosa los une por encima del portamatrículas.

Honqqi no parece tener intención ninguna de adentrarse en el mercado que ha abandonado recientemente Rolls-Royce. Probablemente, en un primer momento la idea de un cupé de ultralujo procedente de China no resulte del todo seductora. Sin embargo, teniendo en cuenta en qué medida los automóviles de aquel país cada vez tienen menos que envidiar, en términos de calidad, quizá el fabricante con más historia de la República Popular China pudiera probar a seducir a la jet set europea que aún desearía poder adquirir un Rolls-Royce Wraith.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez