Volvo P1800 Cyan, un restomod que te enamorará

Volvo P1800 Cyan, un restomod que te enamorará

Cyan Racing ha reinterpretado el legendario cupé de Volvo


Tiempo de lectura: 5 min.

El Volvo P1800 es uno de los cupés míticos que nos ha dejado la historia de la casa sueca, y tal vez uno de los más bellos que jamás ha fabricado. Es por esto que la división deportiva de Volvo, Cyan Racing -la antigua Polestar-, ha tomado este cupé clásico y lo ha actualizado a nuestros tiempos, dando como resultado el Volvo P1800 Cyan.

Se trata de un restomod al estilo de lo que hace Singer con Porsche: nada de electrificación, mejora de los componentes y puesta al día con detalles estéticos nada estridentes. Es de agradecer que se hayan mantenido fieles a la filosofía de este modelo de 1964: era un coche analógico y lo sigue siendo, pero mejorado. No busques ABS, ESP, pantallas digitales o tecnología similar, porque en este modelo no los vas a encontrar.

El Volvo P1800 original se presentó en 1960, un año antes que el Jaguar E-Type, dos años antes que el Ferrari 250 GTO y tres años antes que el primer Porsche 911

Volvo P1800 CYAN 2020 04

“El Jaguar, el Ferrari y el Porsche son todos coches con sucesión. Eso nos inspiró para crear lo que podría haber sido si nosotros, como equipo de carreras, hubiéramos estado allí durante los años 60, compitiendo con el P1800, y pudiéramos diseñar una versión de carretera de nuestro coche de carreras”, dijo Christian Dahl, CEO y fundador de Cyan Racing.

Comenzando por el chasis, han mantenido la estructura de acero del P1800 original, pero reforzándola con acero de alta resistencia y fibra de carbono en los puntos clave. Es decir, la fibra de carbono envuelve al chasis original de acero, para formar un todo más rígido.

Las vías ahora son más anchas para acomodar unas llantas forjadas de 18 pulgadas que calzan neumáticos Pirelli P Zero de medida 235/40 delante y 265/35 detrás

Volvo P1800 CYAN 2020 20

El equipo de Cyan Racing también ha reposicionado lo que los angloparlantes denominan “greenhouse”, “invernadero” en español: el techo, parabrisas y ventanillas, es decir, todo lo que supera la altura de la cintura del vehículo, aunque a decir verdad, a simple vista es difícil de apreciar respecto al original.

¿Qué “corazón” han elegido para propulsarlo? El motor de cuatro cilindros turboalimentado de 2 litros que se usa en el Volvo S60 TC1, campeón del WTCC, que produce 420 CV a 7.000 RPM y 455 Nm de par a 6.000 RPM, con la línea roja en las 7.700 revoluciones. Aunque el motor tiene turbocompresor, está desarrollado para ofrecer una potencia lineal y una curva de par con las características de un motor de aspiración natural, de manera que sea más dócil que su hermano de carreras.

“Obviamente, podríamos haber construido un Volvo P1800 eléctrico con la última tecnología, comodidad y lujo. Pero eso no era lo que queríamos”, dijo Christian Dahl, CEO y fundador de Cyan Racing

Volvo P1800 CYAN 2020 11

La caja de cambios es manual, como debe ser: una Holinger de cinco velocidades hecha a medida para transmitir la sensación mecánica del Volvo P1800 original, pero con una mayor precisión en los cambios y reforzada para aguantar el incremento de par.

Como no podía ser de otro modo, el Volvo P1800 Cyan mantiene la propulsión, como el coche del que parte, aunque ahora equipa un diferencial de deslizamiento limitado sensible al par, lo que parece ser un Torsen o similar. Está montado sobre una carcasa Holinger y prescinde del eje rígido de su antecesor. Si queréis aprender más sobre diferenciales, no dejéis de pasaros por el reportaje sobre el diferencial.

“El Volvo P1800 Cyan trata de eliminar cualquier cosa que perturbe la conexión directa entre el conductor, los neumáticos y la carretera. Nuestro objetivo ha sido mantener esa sensación tranquila mientras la perfeccionamos con la mejor tecnología actual”, dijo Mattias Evensson, Jefe de Proyecto y de Ingeniería de Cyan Racing

Volvo P1800 CYAN 2020 21

“Estamos realmente satisfechos con el nivel de agarre y precisión que hemos logrado con el chasis en combinación con una dirección sensible. El coche va adonde lo apuntas. Puedes ser agresivo entrando en curva y aún así cortar el vértice y salir en milímetros”, dijo Thed Björk, piloto de desarrollo y campeón mundial de turismos 2017 de Cyan Racing

En cuanto a suspensiones, ahora son bastante mejor que las de la época. El Volvo P1800 Cyan monta paralelogramo deformable en todas las ruedas, con mangueta de aluminio y cotas ajustables, sumado a los amortiguadores regulables, tanto en compresión como en extensión.

Para el equipo de frenos Cyan Racing ha elegido pinzas de cuatro pistones de AP Racing en todas las ruedas, con discos de acero de 362×32 mm (diámetro por grosor) delante y 330×25,4 mm detrás. Eso sí, tendrás que estar fuerte para frenar, porque no hay servofreno o ABS que te eche una mano en las situaciones difíciles. Es parte de la concepción del vehículo: mantenerlo lo más fiel al original.

El Volvo P1800 Cyan, creado por Cyan Rancing sin la colaboración de Volvo, se producirá en una serie de tirada muy corta a un precio estimado de unos 400.000 euros. Si eres de los afortunados con muchos ceros en la cuenta y amas los coches, estamos seguros que te faltará tiempo para reservar uno.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!