Menu

El Volkswagen T-Roc R ya está a la venta en España

Desde 47.055 euros sin descuentos ni campañas

El Volkswagen T-Roc R ya está a la venta en España

Con los SUV en el top de las listas de los más vendidos en Europa y más allá, no es sorprendente que los fabricantes ahora estén buscando nichos dentro de los nichos para generar aún más expectación, y para muchos, eso puede significar un modelo de alto rendimiento. El nuevo Volkswagen T-Roc R cumple con todos los requisitos en papel.

Comparte su estructura mecánica con el Golf R, pero dentro de una silueta de diseño moderno más alta. Con un precio de partida de 47.055 euros sin descuentos ni campañas, también es solo un poco más caro que su primo compacto. Volkswagen defiende que espera una base de clientes mucho más amplia para el T-Roc R: menos fanáticos de los compactos tradicionales y más público joven y familias.

El ADN “R” está presente en los cuatro costados. En primer lugar, es 20 milímetros más bajo que un T-Roc estándar y se asienta sobre llantas de aleación específicas de 18 pulgadas (de 19” opcional). Tanto el paragolpes delantero como el trasero son más agresivos, integrando este último un pseudo difusor con cuatro salidas de escape integradas. No falta tampoco el distintivo tono Lapiz Blue Metallic.

Volkswagen T Roc R (43)

Este es el T-Roc R y se une a los gustos del Audi SQ2, Cupra Ateca y BMW X2 M35i en la esfera de los SUV compactos de alto rendimiento

En el interior hay un juego de asientos deportivos, pedales con acabado en aluminio pulido, un volante con la sección inferior achatada y levas tras él, y detalles específicos con la insignia “R” en la pantalla del cuadro de instrumentos de 10,25”. El sistema de infoentretenimiento queda relegado a una pantalla táctil de 8”. El área destinada al equipaje cuenta con 392 litros, o 1.237 con los asientos posteriores abatidos.

En el apartado mecánico, Volkswagen se ha adherido a una fórmula familiar. En la parte delantera hay un motor de gasolina turboalimentado 2.0 TSI (EA888), que canaliza 300 CV y 400 Nm a las cuatro ruedas a través de una caja de cambios automática de doble embrague de siete velocidades. El Volkswagen T-Roc R acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos, mientras que su velocidad máxima es de 250 km/h, limitada electrónicamente.

Volkswagen T Roc R (38)

El sistema de escape opcional de titanio, fabricado por el especialista Akrapovič, reduce el peso en cerca de 7 kilos

Como todos los modelos T-Roc, la versión R está equipada con asistentes de conducción de vanguardia. Estos incluyen de serie Control de Crucero Adaptativo (ACC) con stop & go, Front Assist con sistema de frenada de emergencia en ciudad y Pre-Crash, Lane Assist, Park Pilot delantero y trasero y cámara de marcha atrás, detector de fatiga y llamada de Emergencia automática y Control de Arranque en Pendiente. Otros sistemas de asistencia opcionales hacen que el T-Roc R sea aún más seguro. También incorpora el sistema de apertura y cierre, y arranque sin llave Keyless Access.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Reverfons
Jefe de Equipo
Reverfons

SUV y deportivo son dos conceptos que cuesta entender juntos para empezar, pero bueno, aceptamos barco. Lo que ya lo me entra es que cueste casi 50k€… Si tuviera ese dinero y quisiera un deportivo este no sería ni una opción lejana….. Pero en fin, hay público para todo parece ser


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.