Menu

BMW X2 M35i: un nuevo referente entre los SUV compactos de altas prestaciones

Desde 58.050 euros en el mercado español

BMW X2 M35i: un nuevo referente entre los SUV compactos de altas prestaciones

En BMW, la letra M significa altas prestaciones. Las modificaciones técnicas y de estéticas se combinan para elevar ofrecer una conducción más deportiva. El nuevo BMW X2 M35i es el primer modelo M Performance de la serie y ofrece una nueva alternativa dentro de los SUV compactos más veloces del mercado.

Eso sí, lo primero que debes saber acerca de este X2 es que no cuenta con un motor de seis cilindros en línea, sino un nuevo motor turboalimentado de 2,0 litros de cuatro cilindros, y que ya ha llegado a nuestro. El nuevo BMW X2 M35i está destinado a competir contra pesos pesados como el Audi SQ2 y el Mercedes-AMG GLA 35, pero la firma bávara los ha superado. El nuevo tetracilíndrico es el primero construido bajo la división M Performance de BMW, y produce una potencia máxima de 306 CV y 450 Nm.

La potencia se envía exclusivamente a través de una caja de cambios automática de ocho velocidades (un convertidor de par en lugar de un doble embrague) y a las cuatro ruedas. BMW ha complementado el sistema de tracción total con un diferencial bloqueable en el eje delantero. Junto con otras chucherías como un sistema launch control, el BMW X2 M35i es capaz de alcanzar los 100 km/h en 4,9 segundos. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h.

BMW X2 M35i 2

Al chasis también se le ha dado el tratamiento M Performance, así que el pequeño crossover germano presenta una suspensión más baja y más rígida que se completa con un eje trasero rediseñado

Los amortiguadores adaptativos son opcionales y se ha instalado un sistema de dirección recalibrado, diseñado para aumentar la sensación y la precisión de la carretera. Los frenos también se han revisado, con discos más grandes y pinzas pintadas en el tradicional acabado azul de la división Motorsport.

Las mejoras visuales del X2 son predeciblemente sutiles. Aparte del acabado gris en la carcasa de los espejos retrovisores, la parrilla y detalles inferiores, solo los escapes traseros con salidas dobles y las llantas de 19 pulgadas (20 pulgadas opcionales) realmente diferencian al M35i de los hermanos menores de la gama con el pack M.

El interior también se mantiene prácticamente sin cambios en comparación con otros modelos X2 M Sport. Un nuevo conjunto de asientos deportivos opcionales y el volante M Performance, no mucho más. Pero la importancia del X2 M35i aquí es que también será un espejo del futuro de BMW M, con un M135i a la vuelta de la esquina. Gracias a su nueva plataforma, el próximo Serie 1 imitará al X2 al tener un motor montado transversalmente, descartando el bloque de seis cilindros.

El precio de partida es de 58.050 euros, y el equipamiento de serie incluye llantas de aleación M de 19 pulgadas, faros completamente LED, dirección deportiva M, suspensión M, escape deportivo, paquete aerodinámico, volante M, portón trasero con regulación eléctrica y asientos delanteros deportivos, entre otros.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.