Un Nissan 350Z con motor W12, cuando el drift busca la brutalidad

Un Nissan 350Z con motor W12, cuando el drift busca la brutalidad

Puede asimilar los 818 CV que han extraído del W12 de 6.0 litros de un Bentley Continental GT


Tiempo de lectura: 3 min.

De todos los tipos de drift, el que alberga las máquinas más brutales fabricadas es el power over. Esta modalidad basada en la entrega de par más cruda parece haber sido el objetivo del Nissan 350Z W12, cuando el drift busca la brutalidad en un motor planteado para algo diametralmente opuesto. Y es que quizá el deportivo de Nissan pecó de quedarse un poco corto en cuanto a su potencia, pero ahora demuestra que su chasis está más que preparado para asimilar “algo más” de potencia con las preparaciones pertinentes, al menos puede asimilar los 818 CV que han extraído del W12 de 6.0 litros de un Bentley Continental GT.

La creatividad automovilística no tiene límites y los ridículos cambios de motor son terreno de las creaciones más alocadas por parte de los aficionados. Hay muchas construcciones extrañas, como el que se hizo un kart a reacción, o el que le instaló un motor de NASCAR en su Z4, pero es menos habitual encontrar un proyecto extraño con un punto de partida convencional. Parece broma, pero si yo os digo que está a la venta un Nissan 350Z 2004 con un Bentley W12 biturbo y cambio de transmisión automática ZF de ocho velocidades por aproximadamente 40.000 $, no me creeríais si no lo estuvieseis viendo.

Lo pudimos encontrar en Engine Swap Depot, este 350Z fue construido para derrapar en Polonia por Gregor Performance Garage. Utiliza el W12 de seis litros de un Bentley Continental GT completo, con turbos gemelos montados delante del motor. Las ECU gemelas EMU Black dirigen el espectáculo, mientras que un adaptador de transmisión permite que el enorme W12 se atornille a una caja de cambios automática ZF 8HP70 de ocho velocidades controlada por una TCU Turbo Lamik.

La combinación es buena para unos salvajes 818 CV a 5.100 rpm y 1.213 Nm de par a 3.800 rpm, con cifras de camión diesel y una curva de potencia propia de un coche de rally, pero casi el triple de alta. El coche tiene una jaula antivuelco, aunque es posible que no esté certificada para ninguna competición importante, sirve con que esté suficientemente bien fabricada para si se desbocan los más de 800 CV de golpe. De un vistazo se pueden apreciar barras de puerta estilo H atornilladas y sin barras de intrusión en el espacio para los pies, lo que descalifica al modelo de la mayoría de los campeonatos de drift de nivel profesional.

Y es interesante el uso de la caja de cambios ZF de ocho velocidades, y algo que se está afianzando en el drift últimamente junto al swap de la caja de doble embrague de BMW. Utilizando una gestión de la caja no original, el ZF 8HP se puede programar para accionar el embrague como un manual mientras cambia sin problemas como un secuencial, lo que facilita enormemente las cosas. Por supuesto, también tiene un agresivo kit de carrocería ancho y un brutal alerón, así como brazos y montantes de suspensión personalizados. Es ridículo y tiene suficiente par para derribar una casa, merecería la pena sentir su aceleración al menos una vez.

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado