Menu

El Toyota Supra GT4 ya está listo para asaltar los circuitos

Desde 175.000 euros (sin impuestos) podrás competir con lo mejor de Porsche y BMW

El Toyota Supra GT4 ya está listo para asaltar los circuitos

“Los vehículos GT4 se venden a participantes en competiciones y no pueden circular por la vía pública”, se lee en una de las notas a pie de página del comunicado de prensa. Así que no, este no es un Supra de carretera afinado para ser más rápido en un circuito. El Toyota Supra GT4 es un coche de carreras con todas las de la ley, y puede ser tuyo por 175.000 euros antes de impuestos.

Revelado por primera vez como un prototipo durante el mes de marzo, la firma nipona ha revelado algunas especificaciones técnicas de su nueva criatura, incluidas las cifras de prestaciones, los componentes de la suspensión y la masa. Como suele ser norma en los coches de competición derivados de modelos de calle, los cambios profundos no se hacen notar tanto en el exterior como en el interior.

Toyota dice que ha sido capaz de extraer 430 CV y 650 Nm del bloque BMW (B58) de 3 litros y seis cilindros en línea. Al igual que el Supra de calle, utiliza un solo turbocompresor de doble entrada, aunque aparte de un escape Akrapovič y una nueva gestión del motor por parte de una ECU Magneti Marelli, no está claro qué mejoras realizó la compañía para conseguir un aumento tan sustancial sobre los 340 CV y 500 Nm.

Toyota Supra GT4 (2)

Todo el impulso se envía a las ruedas traseras a través de una “deportiva transmisión automática” de siete velocidades y un diferencial mecánico de deslizamiento limitado. La firma de Aichi no especifica si se trata de una versión modificada de la caja de cambios ZF de ocho relaciones del modelo estándar o de una unidad diferente. El eje de transmisión ha sido reforzado por cortesía de GKN Motorsport.

La moldura inferior delantera y las aletas traseras están fabricados en un compuesto de fibra natural, lo que ayuda a que el peso global no supere los 1.350 kilos, 220 kg menos el modelo estándar. Y al igual que este último, la suspensión delantera del Toyota Supra GT4 está formada por una barra de tipo MacPherson, mientras que la trasera es multibrazo, con amortiguadores firmados por el especialista KW tanto en el eje anterior como en el posterior.

Otras características incluyen control de tracción, ABS con calibración de circuito, uncuadro de instrumentos digital de ocho pulgadas, salidas de aire y un sistema de registro de datos. Los extras opcionales pueden incluir una cámara de visión trasera, un sistema de monitoreo de presión de neumáticos, sensores de recorrido de suspensión, un sistema de alimentación de bebidas y un paquete para carreras de resistencia homologado.

Toyota Supra GT4 (9)

Los frenos Brembo también son de nueva factura: discos de 390 milímetros con pinzas de seis pistones en la parte delantera y 355 mm con pinzas de cuatro cilindros en la zaga

La marca japonesa ha creado la versión de carreras para enfrentarse a Porsche y BMW en la pista. Con una distribución de pesos equitativa entre ambos ejes, una habitáculo de dos plazas, un chasis rígido, un diseño de tracción trasera y un centro de gravedad bajo, cumple con las características más valiosas para cumplir el equilibrio prestacional. Una distancia entre ejes corta y un considerable ancho de vías también le aportan una «relación de oro» de 1.55, lo que ayuda a la estabilidad y a la agilidad.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.