Toyota recupera la nomenclatura “Celica”

Toyota recupera la nomenclatura “Celica”

¿Un nuevo modelo en camino o solo un arrebato de nostalgia?


Tiempo de lectura: 3 min.

Con el nombre en clave “T230”, el último Toyota Celica abandonó el mercado hace ya 15 años. En estos últimos lustros, la firma de Aichi ha registrado la nomenclatura una y otra vez sin nada que la respalde, a pesar de contar desde hace algún tiempo con el GT86. La última petición de volver a utilizar el ilustre nombre “Celica” ha sido ante la Oficina de Marcas y Patentes de Estados Unidos (USPTO), fechada al 15 de enero y clasificada dentro del apartado de “automóviles y sus partes estructurales”.

La pregunta es, ¿hay alguna posibilidad de un resurgimiento para el desaparecido Celica? Hoy en día, existen dos posturas. La primera opción, y la más probable, es que Toyota se asegure de conservar los derechos de la denominación Celica, un nombre que a más de uno le llevan a unos tiempos donde los coupés asequibles tenían cabida en los concesionarios y garajes de multitud de personas. Y si bien originalmente se especuló con que la compañía japonesa reviviría el Celica como el deportivo que era en el pasado, ciertamente esto es cada vez menos probable.

Recientemente, Toyota ha estado registrando todos sus vehículos de alto rendimiento bajo las insignia del departamento de competición de la marca, Gazoo Racing, alias GR (GR Supra, GR Yaris y el próximo GR86). Por tanto, aterrizar en el mercado con un nuevo Celica no parece que sea la mejor manera de afrontar la nueva estructura nominal de Toyota. De hecho, la marca ha tenido que luchar para obtener el reconocimiento necesario de esta submarca, y como tal no tiene pinta de que quieran confundir a la gente con un nuevo deportivo que no sea un GR.

Toyota Celica 1600 GT 1

Toyota Celica 1600 GT

El Toyota Celica se introdujo a finales de 1970 como un derivado de la berlina Carina. Este coupé estaba destinado principalmente al mercado estadounidense para competir con el popular Ford Mustang

Eso nos lleva a la posibilidad de que Toyota siga el camino de Mitsubishi con el Eclipse al resucitar el nombre Celica en un SUV. casualmente, esta idea podría ser ligeramente plausible si tenemos en cuenta que próximamente se presentará un crossover de tracción a las cuatro ruedas junto con Subaru. Este no es el producto que preferiríamos, pero lo cierto es que este segmento no para de aumentar. Una última especulación también podría ser el hecho de tener un hermano eléctrico para el inminente GR86, algo que también entra dentro de los límites de lo “real”.

Desde 1971 hasta 2006, el Toyota Celica otorgó a millones de conductores la emoción que solo los deportivos asequibles pueden brindar. Con tracción trasera, total o delantera, siguió siendo un coupé compacto de peso contenido y manejo dinámico que sin duda el GT86 supo captar en 2012. Pero el Celica no es el único deportivo añejo de Toyota que se rumorea que regresará en los próximos años. Algunos también hablan de los planes de la compañía para reactivar el MR2 de motor central, aunque de momento habrá que conformarse con la versión de calle del GR010 Hybrid.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Josemi
Invitado
Josemi

Ojo, según me contó un amigo que fue funcionario en la oficina de patentes y marcas, para realmente tener derecho a conservar el nombre comercial, no solo es necesario registrar y pagar, si no que hay que sacar productos con ese nombre. Si no sacar productos con el nombre registrado, hay peligro de que alguien reclame esa marca por estar sin uso.

Javier Costas
Editor

Así es, pero tienen un plazo, mientras pueden ir ganando tiempo.

Mientras no acabe siendo otro puñetero SUV, todo va bien.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.