SpeedKore crea el Dodge Charger de motor central, “Hellacious”

SpeedKore crea el Dodge Charger de motor central, “Hellacious”

Este es el muscle car clásico sí que podría codearse con superdeportivos


Tiempo de lectura: 3 min.

‘Hellacious’ es el primer Dodge Charger clásico de motor central construido por SpeedKore, y es una versión de carretera de los coches construidos para la nueva película de Universal Pictures, Fast & Furious 9”. Así es como se presenta la nueva creación del taller con sede en Grafton (Wisconsin, EE. UU.). Y nosotros tan solo podemos quedarnos boquiabiertos con el resultado, a pesar de que para algunos podría ser una herejía dado el estatus de icono que ya tiene el Charger de 1968.

“Hellacious” obtiene su energía de un motor V8 de 6,2 litros derivado de la gama Hellcat de Dodge, sobrealimentado mediante un compresor volumétrico y montado sobre el eje trasero en un esqueleto completamente personalizado y diseñado por SpeedKore. Los 717 CV y 880 Nm llegan a las ruedas a través de una caja de cambios manual Graziano proveniente de un Lamborghini Gallardo (y en la amplia galería podemos ver tanto el sello del toro como el de Audi). Tanto el motor como la transmisión utilizan fluidos Motul.

El corazón Hellcat respira a través de un escape personalizado fabricado con componentes MagnaFlow; los cabezales diseñados por SpeedKore y los silenciadores dobles se colocan en lo alto del chasis para despejar el tren motriz antes de salir por las puntas orientadas hacia abajo. Un radiador Saldana montado en la parte delantera mantiene el motor frío mientras se adapta a la arquitectura de motor central, mientras que en la zaga, un intercooler de alto rendimiento insufla aire frío a mansalva al compresor de 2,4 litros.

SpeedKore 1968 Dodge Charger Hellacious Restomod (14)

La franquicia Fast & Furious ha engendrado algunos coches heroicos realmente tentadores, y la última entrega de la serie no es diferente, presentando quizás uno de los muscle cars más extravagantes del universo cinematográfico

Como tal, SpeedKore también tuvo que luchar contra problemas del mundo real para hacer que el “Hellacious” sea la máquina que es hoy. Las mejoras en el manejo son cortesía de una suspensión delantera de doble brazo cortesía de Detroit Speed ​​y una suspensión trasera de doble horquilla de Race Car Replicas. Los amortiguadores han sido suministrados por QA1 y la nueva cremallera de la dirección aporta más agilidad a esta imponente máquina. Además, hay un juego de pinzas Brembo de seis pistones delante y cuatro detrás.

Al igual que con otros Charger, SpeedKore lo ha ejecutado todo con una carrocería de fibra de carbono ensanchada y remodelada por Sean Smith Designs, que traduce perfectamente la silueta del coche a las nuevas proporciones del motor central. Asimismo, el interior está desprovisto de adornos superfluos. Los asientos no tienen ni reposacabezas, los medidores de la época se mantienen en el salpicadero y se incluyen características de seguridad como un cortafuegos trasero y una jaula antivuelco integrada en el cuerpo.

SpeedKore 1968 Dodge Charger Hellacious Restomod (68)

Tantrum”, otro Dodge Charger de 1970 gestado por SpeedKore, hizo su primera aparición en la gran pantalla en Furious 7 (2015), sumando más adeptos para el ya legendario coupé de Detroit

Exagerado, emocionante, absurdo y, seguramente muy costoso de crear. ¿Es el “Hellacious”el análogo automotriz de la franquicia Fast & Furious? Ahora bien, si pudiéramos encontrar una manera de ponernos al volante de esta bestia… Personalmente no dudaría en afeitarme la cabeza y hacer pesas como un condenado si así me confunden con el doble de Vin Diesel. Desconocemos su precio, pero el hero car de la anterior entrega costó más de un millón de dólares de hacer, por lo que suponemos que aquí hay más dinero metido.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.