¿Con ganas de tener un clásico soviético moderno?

¿Con ganas de tener un clásico soviético moderno?

Spec Auto Tuning puede cumplir tu sueño


Tiempo de lectura: 3 min.

Somos muchos a los que, de alguna marera, nos atraen mucho los diseños clásicos. Eran mucho más limpios, y las estridencias se marcaban a base de cromados, no de pliegues en la carrocería sin sentido o multitud de tomas de aire falsas. Sin embargo, todo aquel que tenga un coche con muchos años a sus espaldas, bien sabrá que suelen ser mucho más problemáticos que cualquier coche moderno. Es ahí donde entra el concepto de restomod.

En pocas palabras, el restomod viene referido a una restauración de un vehículo clásico con tecnología moderna. Muchos de ellos son francamente buenos, como este Ford Mustang Mach 1 “The Hitman” o el Jaguar XJ6 de Nicko McBrain, el batería de Iron Maiden. Pero, ¿y si se opta por hacerlo al revés? Es decir, tomar una plataforma moderna y hacer que se parezca a una máquina mucho más antigua. A simple vista, no parece una mala idea, ¿no?

Aunque por estas tierras no sean demasiado conocidos, lo cierto es que los veteranos coches soviéticos también tienen cierto atractivo. Una especie de mezcla entre el diseño de Europa del este con reminiscencias estadounidenses. Por ejemplo, la imagen que tenéis bajo estas líneas puede parecer un Cadillac Fleetwood de finales de los años 40, pero en verdad hace referencia a un GAZ-12 ZIM. Ahora bien, lo que hay debajo de esa piel es un BMW 750i (E32).

Spec Auto Tuning Coches Sovieticos Modernos (1)

Aunque parezca una berlina con más de siete décadas a sus espaldas, bajo la piel de este pseudo GAZ-12 ZIM se esconde un BMW Serie 7 de batalla extendida de finales de 80

Si anhelas los días de la Unión Soviética con ilustres como Stalin o Jrushchov, Spec Auto Tuning, con sede en Ucrania, ha creado una impresionante colección de vehículos que combinan mecanismos modernos con el estilo de la vieja escuela. Por lo visto, el supuesto GAZ fue creado para un cliente que quería darle a su amigo estadounidense “algo original”, y apostamos a que no quedó decepcionado. Tal vez unas llantas de época quedarían un poquito mejor.

La compañía también ha construido otra serie de otros de inspiración soviética, incluido un descapotable basado en un BMW 645 Ci de mediados de la década pasada. Este es algo menos convincente, ya que la capota de lona y las ruedas con el logotipo de la firma de Múnich son un tanto “demasiado modernas”. También hay tributos basados ​​en el Mercedes-Benz CL (W215). No se parecen en nada al original, gracias a los faros circulares y una rejilla de malla cromada.

Spec Auto Tuning Coches Sovieticos Modernos (30)

El ejemplar que hay encima de estas líneas está basado en un Mercedes-Benz CL de finales de los 90, y de hecho está a la venta por 36.000 euros. Difícilmente te encontrarás con otro igual

Pero si lo tuyo es hacer un popurrí de muchas cosas, la compañía incluso construye modelos que son una mezcla de diferentes vehículos. Por ejemplo, hay uno de ellos que ha sido bautizado como “Victoria”, el cual toma la estructura base de un Mazda RX-8 con algunas partes de un Toyota Mark II. Tras un laborioso trabajo de carrocería completamente personalizado, el interior fue actualizado con los asientos delanteros de un Nissan 350Z. Lo cierto es que podría ser peor…

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.

Sena Mokaddam