Ford Mustang Mach 1 “The Hitman”: un potro de armas tomar

Ford Mustang Mach 1 “The Hitman”: un potro de armas tomar

Hasta 1.014 CV de potencia que apuntan realmente alto


Tiempo de lectura: 4 min.

Cuando alguien bautiza a su coche como “The Hitman” (“El Sicario”), es mejor que haya una muy buena razón para un apodo tan agresivo. En este caso, podemos pensar en más de 1.000 razones por las que este Ford Mustang Mach 1 de 1969 merece una denominación tan imponente. Creado por Classic Recreations, estoy convencido de que te apartarías a un lado cuando lo vieses por el retrovisor.

Si compraste un Ford Mustang Mach 1 en 1969, gastaste alrededor de 3.125 dólares de la época en un coupé mejorado con un motor V8 351 “Windsor” carburado (5.7 litros) de que bombeaba 253 CV y 481 Nm. O por otros 26 dólares más, pudiste optar por una ingesta de cuatro carburadores. O, por 357 dólares, tu Mach 1 podía estar propulsado por un V8 428 “Cobra Jet” con 360 CV y 597 Nm. Esa era configuración impresionante hace 50 años; sí, hace medio siglo.

Pero eso fue entonces y esto es ahora, y si bien es posible que aún te guste el aspecto clásico de la primera generación del Mustang, puede que sean cifras que te puedan llegar a resultar incluso escuetas. En el mundo hay entusiastas del aspecto vintage mezclado con la tecnología moderna. Personas como el equipo de Classic Recreations, que recientemente ha terminado con la construcción personalizada de un Mustang Mach 1 que, realmente, podría asesinarte.

1969 Ford Mustang Mach 1 Hitman (5)

El Ford Mustang Mach 1 de 1969 de Classic Recreations, apodado como “The Hitman”, se basa en el incorrectamente identificado Boss 429 que Keanu Reeves condujo en “John Wick” (2014)

Los primeros Ford Mustang son los favoritos por muchas razones, pero la mayoría de ellos que han sido modificados no cuentan con el beneplácito de Ford. No se puede decir lo mismo de Classic Recreations. Al igual que Novitec con Ferrari, por ejemplo, la compañía estadounidense tiene un acuerdo de licencia con Ford, y a lo largo de los años ya nos ha deleitado con algunas creaciones de aspecto retro y de alto nivel como el Villain Mustang, el Boss 429 o el Boss 302.

Cada restomod comienza con un Mustang Mach 1 de 1969 o 70 completamente restaurado. pero las cosas chulas vienen cuando te pones bajo los pasadores del capó. Bajo este, hay un enorme bloque V8 “Coyote” de 5 litros acoplado a una caja de cambios manual Tremec de seis velocidades con 350 CV. Si eso no es suficiente para ti, Classic Recreationes puede añadirte una pareja de turbocompresores como opción para alcanzar unos meritorios 1.014 CV de potencia.

1969 Ford Mustang Mach 1 Hitman (13)

Las suspensiones son de tipo coilover tanto delante como detrás, mientras que las llantas de aleación American Racing de 18 pulgadas esconden pinzas de freno Wilwood de seis pistones con discos ranurados y perforados en las cuatro ruedas

1969 Ford Mustang Mach 1 Hitman (17)

Otros detalles incluyen una conversión a una dirección de cremallera y piñón con su respectiva columna, asientos Scat Elite, diales tarados a 160 mph (257 km/h) y 10.000 RPM, sistema de aire acondicionado, una consola central completa, reproductor de CD JVC con altavoces Kicker y distintivos Mach 1, rayas y emblemas por todos lados. También hay una bomba de combustible eléctrica Vaporworx, una batería montada en el maletero, encendido MSD, cabezales Worx de acero inoxidable y un radiador de flujo cruzado de aluminio Becool.

Un Ford Mustang Mach 1 “The Hitman” como el de las imágenes parte en 169.000 dólares (156.000 euros) e incluye una placa numerada o el trabajo de pintura Hitman Grey y Beagle Black, entre una selección de 18 colores sin coste alguno. Una transmisión automática de cuatro velocidades 4R70W viene de serie, pero la actualización a un Boss 363 Crate Engine con 514 CV cuesta 2.000 dólares (1.850 euros), mientras que el Boss 429 con 679 CV parte en 25.000 dólares (23.100 euros).

“El Mustang Mach 1 de Classic Recreations es un vehículo hecho a medida de los deseos de su propietario”, señala la compañía en su descripción sobre el “The Hitman”. Para obtener más información, puedes visitar el sitio web de Classic Recreations. Puede que no sea barato, o que muchos de nosotros lo podamos preferir totalmente de fábrica, pero tampoco es que tuviese muchas quejas si me regalasen este muscle car casi tal cual aparece en las fotografías.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.