smart forease+, a la vista antes de Ginebra

smart forease+, a la vista antes de Ginebra

Basado en el forease “a secas”, añade algo de utilizabilidad con una capota plástica y textil plana


Tiempo de lectura: 2 min.

Escasos seis meses después de la presentación del concept forease en el Salón de París de 2018, la marca de vehículos urbanos de Daimler presenta su discreta evolución: el forease+. Sigue siendo un biplaza eléctrico y descapotable, pero ahora no te mojarás si llueve.

Los cambios que muestra esta evolución son básicamente una capota fabricada en material plástico y textil -su antecesor carecía de ella-, extraíble y que se guarda en dos escotaduras que tiene en la parte trasera, faros frontales con tres elementos LED activos –desde Smart indican que ahora no se ocultan detrás de una cubierta de cristal- y un interior con un poco discreto salpicadero forrado en cuero napa de color amarillo, marcos de los altavoces situados entre los asientos delanteros del mismos color y también para los orificios iluminados de las guías de los cinturones.

El resto se mantiene: volante recortado en su parte superior con acentos amarillos -en el forease eran de color verde-, dos pantallas circulares que sustituyen a las salidas de ventilación centrales en las que se visualizan parámetros del coche y contenido de las apps de los servicios ready to de Smart, su característica cola de pato trasera, llantas aerodinámicas, o la carencia de ventanillas y luneta trasera -buen reclamo para los amigos de lo ajeno y que lo sigue haciendo poco utilizable-.

Este modelo supone además un homenaje a anteriores prototipos (el forstars de 2012 y el fourjoy de 2013) y está basado en el fortwo cabrio eléctrico -imaginamos que con el mismo propulsor y paquete de baterías de 80 CV y 17,6 kWh; aunque desde la marca no se han pronunciado al respecto- y simboliza la antesala de la electrificación total a la que quiere llegar smart antes de 2020, siendo la primera marca automovilística del mundo en hacer esta transición completa de la gasolina a la electricidad. Este movimiento no es por simple buenismo, sino por la dificultad de cumplir futuras normas antipolución con los motores tricilíndricos de inyección directa.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.