Škoda Octavia Pro 2021, para quienes buscan una “pequeña” limusina

Škoda Octavia Pro 2021, para quienes buscan una “pequeña” limusina

Nueva versión de batalla extendida solo para China


Tiempo de lectura: 3 min.

Motivado por la demanda de berlinas espaciosas en China, Škoda ha presentado una nueva versión de su berlina −y modelo− más popular. Se llama Škoda Octavia Pro 2021, y se trata de una carrocería con la distancia entre ejes incrementada en unos cuantos centímetros que marcan la diferencia a la hora de estirar las piernas en la segunda fila de asientos. A primera vista no parece que haya grandes cambios respecto al modelo que conocemos, pero sí que hay detalles que marcan la diferencia.

Comparado con el Octavia lanzado en Europa en 2020, la edición china tiene una distancia entre ejes 44 milímetros mayor (2.730 mm), y es 64 mm más largo (4.753 mm). La longitud incrementada del Octavia Pro es todavía más destacada cuando se compara con la versión de tercera generación, que es la que se sigue vendiendo en China y que cuenta con 78 mm de extremo a extremo. Al fin y al cabo, con más de 1,4 millones de unidades vendidas en el país hasta la fecha, el Octavia es clave para la firma checa en su mayor mercado individual.

Además del espacio adicional para las piernas de los ocupantes de los asientos traseros, algo que aprecian enormemente los clientes asiáticos, el Škoda Octavia Pro 2021 viene equipado con un sistema de infoentretenimiento conformado por una pantalla táctil de 12 pulgadas con conexión permanente a Internet. También se puede añadir un cuadro de instrumentos digital opcional de 10,25 pulgadas y una pantalla de visualización frontal (HUD) que proyecta sobre el parabrisas datos como la velocidad, indicaciones de ruta o las señales de tráfico.

Škoda Octavia Pro 2021 China (2)

El Škoda Octavia Pro 2021 destinado al mercado chino tan solo se puede pedir en una única configuración mecánica: un bloque de gasolina turboalimentado de 1,4 litros con 150 CV y 250 Nm y una transmisión de doble embrague de siete relaciones

Otras características incluyen asientos delanteros con ajuste eléctrico con calefacción y con ventilación, una puerta del maletero de accionamiento eléctrico, una advertencia de salida que alerta a los ocupantes de otros vehículos o ciclistas que se acercan por detrás al abrir la puerta, el asistente de mantenimiento de carril, el asistente de cambio de carril y control de crucero adaptativo. Todo en un paquete que tan solo se puede escoger con un único tren motriz: una unidad 1.4 TSI de gasolina asociado a una caja de cambios automática DSG.

En términos de apariencia, el Škoda Octavia Pro usa el mismo juego de pilotos delanteros y traseros de cualquier otro Octavia de cuarta generación. Sin embargo, algunos elementos de estilo como los parachoques, las llantas de aleación de 18 pulgadas o el techo forrado en un tono negro junto con la carcasa de los espejos retrovisores exteriores, han sido tomado prestados del Octavia RS, la versión más deportiva de la berlina de Mladá Boleslav. Así se consigue un aspecto más dinámico manteniendo las tradicionales líneas que tanto gustan.

Škoda Octavia Pro 2021 China (3)
COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.