Featured Video Play Icon

Siente el viento con el BMW 8 Cabrio

Un Gran Turismo para disfrutar de la conducción al aire libre


Tiempo de lectura: 5 min.

Después de la presentación del BMW serie 8 Coupé, ahora le toca el turno a la versión más apetecible para disfrutar de la conducción al aire libre, el BMW serie 8 Cabrio. Estará disponible con los mismos motores que el Coupé, prácticamente su mismo diseño, salvo el techo, y se podrá encargar en marzo de 2019.

Las versiones disponibles en su inauguración serán las mismas que el Coupé: el BMW M850i xDrive Cabrio, con motor V8 biturbo gasolina de 530 CV y 750 Nm de par; y el BMW 840d xDrive Cabrio, diésel de seis cilindros en línea con turbo, que rinde 320 CV y 680 Nm de par. Ambos motores equipan la transmisión Steptronic automática de 8 marchas.

El chasis también es el mismo, con doble triángulo delante y cinco brazos detrás, apoyados por la tracción total, la suspensión M adaptativa, dirección activa integral -las ruedas traseras giran hasta 2,5º-, diferencial M Sport (con control electrónico del deslizamiento) de serie en el eje trasero del BMW M850i xDrive Cabrio y opcional en el BMW 840d xDrive Cabrio. También se incorpora la barras estabilizadoras activas para minimizar el balanceo de la carrocería, pero solo en el BMW M850i xDrive Cabrio. Los modos de conducción también se mantienen, igual que las luces LED adaptativas de serie y LASER opcionales, que tienen un alcance de 600 metros.

Bmw 8 Cabrio Carretera 27
Bmw 8 Cabrio Carretera 23

En cuanto a dimensiones, son exactamente las mismas que el Coupé, salvo la altura, con 4.851 mm de largo, 1.902 mm de ancho y 2.822 mm de batalla. La altura del cabrio es un milímetro menos que la del Coupé, con 1.345 mm.

Hasta aquí las similitudes, vamos ahora con las diferencias. Lógicamente la primera es el techo, de lona en color negro, con efecto plateado Anthracite Silver como opción, se cierra o se abre en tan solo 15 segundos, y se puede operar hasta 50 km/h. Como en todo cabrio, se ha reforzado el chasis en los bajos, con barras transversales para mejorar la rigidez torsional, así como el pilar A. En caso de vuelco, se despliegan pirotécnicamente dos arcos de seguridad detrás de las plazas traseras.

Esto conlleva un sensible aumento de peso de 125 kg en ambas versiones. El M850i Cabrio pesa en vacío 2.090 kg -1.965 en el M850i Coupé-, mientras el 840d Cabrio marca 2.030 kg en la báscula -1.905 kg en el 840d Coupé-. También cambia la distribución de pesos, que en el Coupé es de 50:50, en el Cabrio pasa a ser de 48:52 (delante:detrás).

El interior es el mismo que en el Coupé, con la salvedad de dos cosas: las plazas traseras son algo más pequeñas en anchura, pues se debe acomodar el mecanismo del techo, y el maletero decrece en 70 litros por el mismo motivo, pasando de los 420 del Coupé, a los 350 litros del Cabrio con el techo cerrado. Si descapotamos, esta capacidad disminuye.

Bmw 8 Cabrio Carretera 16

Las prestaciones también cambian en aceleración de 0 a 100 km/h: el M850i Cabrio tarda 3,9 segundos, dos décimas más que el Coupé, mientras que el 840d lo hace en 5,2 segundos, tres décimas más que la versión cerrada. La velocidad máxima sigue siendo de 250 km/h.

Cuando vayamos con el techo cerrado, se puede elevar una pequeña tapa para aumentar la capacidad del maletero hasta su máximo de 350 litros, que es la que separa el mecanismo del techo del resto del maletero. Si esta tapa está elevada, el mecanismo del techo no actuará. Para aumentar la capacidad del maletero, ambos asientos traseros se abaten en dos mitades iguales, dejando un hueco para introducir eventualmente objetos más largos de lo habitual.

Continuando con las diferencias, ahora los asientos delanteros tienen un equipo opcional, similar al Air Scarf que Mercedes-Benz introdujo hace años en sus descapotables y que después tuvo que retirar, pues la patente la tenía Ludwig Schatzinger: unas aberturas debajo del reposacabezas soplan aire caliente hacia nuestro cuello, para estar más confortables con la capota bajada en ambientes más fríos. Suponemos que BMW habrá llegado a un acuerdo con este caballero para no tener problemas.

También lleva de serie un deflector de viento, que se monta manualmente entre las plazas delanteras y traseras, y reduce las turbulencias que vienen de atrás hacia adelante, y que se perciben con más intensidad al rodar a alta velocidad, típicamente velocidades de autovía/autopista. Hasta 80/90 km/h se puede circular de manera agradable con las ventanillas subidas, pero a velocidades superiores el deflector se hace necesario, mucho más si tienes el cabello largo. Si queréis saber más sobre opciones y equipamiento, podéis ver el artículo del BMW serie 8 Coupé.

Como dijimos, estará disponible en marzo de 2019, y la marca no ha comunicado aún sus precios para España, aunque como referencia, sabemos que en Estados Unidos tiene un sobrecoste sobre la versión Coupé de 9.500 dólares. Si queréis un repaso en detalle de este nuevo descapotable, os recomiendo ver este vídeo de Autogefühl con nuestro colega Thomas Majchrzak.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.