Menu

Coche del día: Alfa Romeo GTV 2.0 V6 «Busso» TB

Un coupé Pininfarina con sabor a turbo

Coche del día: Alfa Romeo GTV 2.0 V6 «Busso» TB

Alfa Romeo es una de esas marcas que parece haber perdido el rumbo en los últimos años hasta encontrarse con el Giulia, aunque todavía se esperan modelos más pequeños de mayor volumen para ver el renacer de una firma centenaria. Mientras esto ocurre repasaremos uno de sus modelos más controvertidos, el Alfa Romeo GTV. No será con cualquier motor bajo el capó, ni un Twin Spark, ni un “Busso” al uso; sino con el V6 TB, un “Busso” al que se le incorporaba un turbocompresor.

El Alfa Romeo GTV de los 90 era un gran diseño de la oficina de Pininfarina, el primer coupé con tracción delantera de la firma milanesa y uno de esos modelos que genera polémica; también ha sido el último biplaza de Alfa hasta la aparición del 4C. El GTV tenía dos carrocerías: la coupé y una descapotable que la marca italiana denominaría Spider, como es tradición para los del biscione.

Ya integrados en el Grupo Fiat, Alfa Romeo necesitaba un modelo que sustituyese al ya anticuado Spider y que incorporase más carácter a la gama en la que se encontraban presentes los 155, 145 (y 146), además del 164. Este fue lanzado al mercado en 1995 manteniéndose en este durante 11 años en los que sufrió dos actualizaciones, tanto estéticas como mecánicas. La motorización de la que hablamos hoy no logró superar la primera fase, a pesar de ser una de las más interesantes de la gama.

Alfa Romeo GTV 1

Este modelo podía equipar motores de cuatro o seis cilindros, siendo este último una actualización del afamado “Busso”, un motor diseñado originalmente por Giuseppe Busso, ingeniero en Alfa Romeo, Maserati y Ferrari. La opción mecánica que nos ocupa hoy es la única que equipaba un turbocompresor en el GTV, se trata de un V6 con una cilindrada de 2 litros, 12 válvulas y un turbopompresor Garret con el que era capaz de alcanzar 202 CV de potencia máxima, aunque las «malas lenguas» hablan de potencias cercanas a los 250 CV.

¿Por qué es interesante esta motorización? Por tres razones principales

La primera de ellas es que existen muy pocas unidades fabricadas y la exclusividad bien merece algo de atención. La segunda es la forma en la que entrega la potencia, con un par máximo de 285 Nm a 2.400 RPM, sólo superado por el V6 “Busso” de 3.2 litros y 24 válvulas, con 289 Nm a 4.800 RPM, por lo que ganamos en confort de marcha. Por último, las posibilidades de potenciación de un motor turbo que se ha realizado partiendo de un bloque de 3 litros al que se le reduce la cilindrada, sería relativamente fácil ver potencias muy superiores a las que declara de serie.

Esta versión del GTV además se denomina TB, haciendo referencia al combustible utilizado –Benzina- y a la inducción de aire forzado en la admisión -Turbo-. Es algo que puede parecer que no tiene importancia, pero que hace que este modelo tenga cierto parentesco con el 155 Evo que vimos correr en el campeonato alemán de turismos (DTM) al utilizar una disposición semejante con un V6 turboalimentado. Lo que sí es una pena es que no hubiese ninguna versión con tracción a las cuatro ruedas, siendo siempre un modelo con tracción delantera y sin autoblocante, elemento que puede ser más que útil en un vehículo turbo de tracción delantera.

Alfa Romeo GTV 3

Al mismo tiempo, este modelo y motorización tienen su lado oscuro, el peso, ya que no se trataba, ni de lejos, de la versión más ligera del modelo con un peso (en orden de marcha) de 1.430 kg, superado únicamente (de nuevo) por el V6 de 3.2 litros, con 1.445 kg. Además, una transmisión de cinco velocidades no ayudaba a mantener unos consumos muy apetecibles.

Por otra parte, estarían sus cifras de aceleración, con un 0-100 km/h en 7 segundos, siendo superado por todas las motorizaciones de seis cilindros, casi todas ellas equipadas con cajas manuales de seis relaciones. Esto puede parecer un detalle menor, pero nos permite cerrar la relación de cambio sin sacrificar el desarrollo final para viajar en carreteras rápidas, en consecuencia ganamos en aceleración y bajamos consumo.

El Alfa Romeo GTV V6 TB es una de esas piezas extrañas, poco fabricadas, con cierto interés debido a su exclusividad y que puede llegar a adquirirse por un precio razonable. Al mismo tiempo esto lo convierte en un vehículo con bastantes papeletas para convertirse en clásico el día de mañana.

COMPARTE
Sobre mí

Carlos Pascual

El olor a lubricantes y gasolina quemada han atraído a Carlos desde su niñez, por ello decide consagrar su vida a los coches: una forma de comunicarse, de disfrutar, de vivir.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Iñigo Canales
Suscriptor

Creo que por el diseño, con mucha «carga» atrás, siempre me ha parecido que este coche era de tracción trasera. Vaya palo cuando me entere de lo contrario.

Jose
Invitado
Jose

Me encanta. Será un clásico muy valorado a no tardar. Por cierto, una curiosidad…El origen de su diseño es el Audi Quartz, un prototipo que hizo Pininfarina en 1981.

The development of Alfa’s 916 GTV & Spider


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.