Chrysler se resiste a que el V8 HEMI llegue a su fin

Chrysler se resiste a que el V8 HEMI llegue a su fin

Puede que que exista un último adiós para el 300C


Tiempo de lectura: 2 min.

“Se veía venir”. Los motores de combustión interna los días contados. El coche eléctrico ha venido para quedarse. Todavía circularán muchos cuando muchos de nosotros no estemos aquí, pero acabarán siendo un rara avis. Eso implica ir diciendo adiós a algunas mecánicas legendarias, como el motor V8 HEMI de Chrysler. Pero no se irá antes sin hacer ruido, pues hay quien dice que su fin de fiesta aún está por llegar.

Dodge anunció hace unos meses que iría lanzando ediciones especiales V8 de sus populares modelos, el Charger y el Challenger, antes de finalizar la producción. Bien, los entusiastas de Chrysler, por otro lado, se quedaron con las manos vacías. Pero poco tiempo, porque la casa propiedad de Stellantis anunció finalmente en septiembre del año pasado que lanzaría una última edición del 300C con el motor V8 HEMI. La demanda fue correspondientemente alta, razón por la cual el sedán limitado a −2.000 unidades− se agotó 12 horas después.

Según MoparInsider, tal demanda a hecho que Chrysler se replante otra edición especial del 300C este año. Por ahora, el Chrysler 300S estará disponible en dos versiones: V6 y V8. El primero de ellos utiliza el conocido bloque Pentastar de 3,6 litros, con 300 CV y 358 Nm que se van a las ruedas traseras a través de una transmisión automática de ocho relaciones. Así equipado, el 300S acelera de 0 a 96 km/h en 7,1 segundos. La variante V8, por otro lado, se basa en una estructura Hemi, aunque con una cilindrada de 5,7 litros (363 CV y 534 Nm).

chrysler 300c (2)

El Chrysler 300S, la versión intermedia de la serie 300, monta un V8 Hemi más pequeño, de 5,7 litros, que lo lleva hasta los 96 km/h en 5,3 segundos

Aunque no son malas marcas, al comparar estas cifras con el V8 de 6,4 litros del 300C, las diferencias son obvias. Por ejemplo, el 300C, con sus 492 CV y 644 Nm, completa la carrerra hasta los 96 km/h un segundo más rápido que su hermano menor. Además, el “pata negra” también tiene una velocidad máxima significativamente más alta, de 258 km/h por los 209 km/h del 300S. Otras diferencias atañen a unos frenos Brembo con pinzas de color rojo, un diferencial de deslizamiento limitado, una suspensión activa y un escape más sonoro.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.