Renault y Dacia limitarán la velocidad máxima de sus próximos modelos

Renault y Dacia limitarán la velocidad máxima de sus próximos modelos

Al igual que Volvo, no podrán sobrepasar los 180 km/h de punta


Tiempo de lectura: 2 min.

De igual forma que ya había anunciado Volvo hace más de un año, tanto Renault como Dacia se han comprometido a reducir el número de accidentes mortales en sus futuros vehículos mediante la implementación de un límite de velocidad electrónico establecido a 180 km/h. Para algunos será una decisión criticable, mientras que para otros será una forma de salvar más vidas.

Nombrado como el “Safety Coach” (“Entrenador de Seguridad”), los próximos modelos de ambas casas ajustarán el límite de velocidad de acuerdo con la legislación local, al tiempo que tendrá en cuenta diferentes aspectos, como el estado de la carretera y la climatología. Es otras palabras, si el límite de la vía está establecido a 120 km/h, no se podrá poner el control de crucero a 130 km/h. Los tiempos en los que uno podía correr “libremente” están llegando a su fin.

“Un límite de velocidad no es una panacea, pero vale la pena si puedes salvar incluso una vida humana”, dijo al diario Spiegel Luca De Meo, CEO del Grupo Renault, en una reunión de accionistas la semana pasada. Aún no se ha anunciado una fecha exacta de cuándo se hará efectiva la implementación del límite de velocidad, pero sí sabemos que llegará en 2022 con el estreno del nuevo Renault Mégane, el cual ya vimos anticipado en forma de prototipo en octubre de 2020.

Renault Megane RS 2019 Interior

Aunque un límite de velocidad máxima desde fábrica tarado a 180 km/h puede no ser del gusto de todos, seamos sinceros, cuántas veces hemos llegado o superado esa cifra?

La publicación alemana afirma que en 2002 se introdujo un límite de velocidad de 130 km/h en un tramo de 62 kilómetros de la autopista A24 en Alemania, que anteriormente no tenía límite de velocidad. Esto resultó en que el número de accidentes se redujo en casi la mitad. Además, de 1996 a 2002, 1.850 personas resultaron heridas en accidentes en esa sección, y tras introducir el límite de velocidad, ese mismo número se redujo a 799 en el transcurso del mismo periodo.

También hay que admitir que solo hay solo unos pocos lugares en la Tierra donde se puede ir por encima de, digamos, 130 km/h, sin infringir la ley. Lógicamente, ciertas secciones de la Autobahn en Alemania permiten una conducción sin restricciones, aunque es cierto que son pocos los conductores que compran un Renault para hacer pruebas de velocidad máxima en la autopista alemana. En el caso de Dacia es aún menos probable, pero probablemente no sea una mala idea dado su origen más low cost y lo visto en las pruebas de choque.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.