Renault Morphoz, o cómo adaptar varios coches en uno

Renault Morphoz, o cómo adaptar varios coches en uno

Con dos alternativas para su carrocería y su mecánica eléctrica


Tiempo de lectura: 5 min.

Ante la ausencia de un salón del automóvil como tal en Ginebra este año, la firma del rombo (al igual que otros muchos fabricantes) ha destapado su nuevo prototipo solo de forma online. Se llama Renault Morphoz, y ya solo por el nombre sabemos que no estamos antes un vehículo conceptual cualquiera, aunque representa la tónica habitual en un mundo electrificado y amante de los crossover.

De acuerdo con la marca, el Morphoz “combina los atributos de un sedán, un SUV y un coupé en un diseño único optimizado para la eficiencia y la facilidad de uso”. En otras palabras, un vehículo que se adapta a todos los gustos y colores, tanto para el día a día como los largos viajes, un coche que se puede compartir cuando uno se lo utiliza en busca de favorecer el intercambio y, como cabría esperar, con algunas capacidades de conducción autónoma para dejarse llevar.

La plataforma sobre la que se asienta el Renault Morphoz se conoce como CMF-EV, lo que indica que, probablemente, esté relacionada con la estructura modular utilizada actualmente por la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi. Es lo suficientemente flexible como para soportar múltiples estilos de carrocería (desde un Clio hasta un X-Trail), con diferentes longitudes de distancia entre ejes, y tiene sus ruedas “empujadas” hacia las esquinas para maximizar el espacio interior.

Renault Morphoz 2020 (8)

La plataforma CMF-EV está diseñada para automóviles de los segmentos B+ y C+, que se ubicarán por encima del ZOE y del nuevo Twingo Z.E. en la línea eléctrica de Renault

Pero la parte más intrigante del Morphoz es, sin duda, su capacidad de “adaptarse física y tecnológicamente entre dos modos según las necesidades del conductor”. La nueva arquitectura permite que las baterías se ubiquen debajo del piso en la parte posterior, asegurando un centro de gravedad bajo y un capó corto. Esto también da como resultado habitáculo más largo y la posibilidad de empujar (literalmente) el salpicadero hacia adelante para liberar espacio.

El hecho de que no haya un túnel de transmisión también contribuye a aumentar las cotas para las piernas de los pasajeros traseros. Por lo tanto, puede transformarse es una versión “City”, más corta, y una versión “Travel”, más larga. En el primero de ellos, el Morphoz marca 4,40 metros de longitud, con una distancia entre ejes de 2,73 m, donde hay una batería de 40 kWh que ofrece una autonomía de hasta 400 kilómetros, suficiente para la mayoría de los trayectos.

Renault Morphoz 2020 (1)

Gracias a dos modos de conducción, “City” y “Travel”, el Renault Morphoz no solo modifica su tamaño, también la entrega de potencia: 134 y 214 CV, respectivamente, siempre a las ruedas delanteras

En el modo más rutero, el Morphoz incrementa su tamaño hasta los 4,80 m de largo, con la distancia entre ejes también aumentada hasta los 2,93 metros. Esto le permite acomodar una capacidad adicional para la batería y, como se ha mencionado unas líneas más arriba, ofrecer también un interior más espacioso. En este modo, el vehículo puede equiparse con un paquete de baterías “Travel Extender” de 90 kWh, aportando una autonomía de 700 km.

Algunas de las otras tecnologías presentes incluyen elementos como una interfaz basada en inteligencia artificial, funciones de asistencia semiautónomas de Nivel 3 SAE (el conductor estaría exento de apartar la vista de la carretera en ciertas situaciones, pero deberá estar listo para recuperar el control en cualquier momento), carga inalámbrica y conectividad 5G. Ah, tanto la altura como la anchura se mantienen intactas en cualquiera de los modos (2,77 y 2,93 m).

Renault Morphoz 2020 (10)

En el interior, el Renault Morphoz presenta un volante futurista con una pantalla de 10,2 pulgadas en el centro, así como un salpicadero altamente configurable y asientos con 180º de rotación

En cuanto al diseño, el Renault Morphoz encarna la estrategia de diseño de la marca y “anuncia una nueva familia de modelos eléctricos”, como la firma lumínica en forma de “C” para los futuros eléctricos de la casa. La carrocería combina un acabado metálico Ivory Gold y detalles Electric Yellow que contrastan con el negro brillante del interior. También cuenta con una parrilla retroiluminada y entradas de aire activas al frente, además de dos respiraderos en el capó.

Otra cosa que realmente llama la atención es el cómo se ha concebido el coche. Cuando se usa para el transporte personal, hace lo que hace cualquier otro automóvil, es decir, ir desde el punto A al punto B. Sin embargo, cuando está estacionado, se puede conectar al sistema de alimentación de una casa para proporcionar electricidad a los electrodomésticos. Esta no es una idea nueva de Renault, pero es la primera vez se implementa en un prototipo de exposición.

Ahora bien, como prototipo es una buena idea, pero un vehículo de producción capaz de extender su carrocería sería una pesadilla para el servicio técnico. De hecho, sería propenso a sufrir una serie de problemas que, muy probablemente, costaría una gran cantidad de dinero. Ningún fabricante de automóviles está dispuesto a lidiar con eso. Sin embargo, ya se vislumbra una alternativa entre la ardua decisión de elegir un coche eléctrico por su autonomía o su precio.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!