¿Quieres un Porsche 718? Date prisa, solo le quedan seis meses de vida comercial

¿Quieres un Porsche 718? Date prisa, solo le quedan seis meses de vida comercial

La actualización de las normativas europeas provocará el fin de la producción de estos modelos


Tiempo de lectura: 3 min.

La marca con sede en Zuffenhausen, que ha sido capaz de vender durante décadas un mismo modelo, el nueveonce, aunque en diferentes generaciones, está a punto de llevar a cabo, por obligación, una profunda reforma de su catálogo. Si hace unos días os traíamos la noticia del fin de producción anticipado de las versiones con motor de combustión interna de su Porsche Macan, hoy os informamos de que los Porsche 718 Cayman y Porsche 718 Boxster están viviendo sus últimos meses de comercialización.

Son prácticamente seis meses, o medio año, los que restan para que se confirme que no se podrán adquirir más Porsche Cayman o Porsche 718 Boxster en nuestro continente. Y es que el próximo 1 de julio de este año 2024 entrará en vigor una actualización de la normativa comunitaria relativa al equipamiento de seguridad mínimo que será obligatorio para todo vehículo vendido en el territorio de la Unión Europea desde ese momento. Los deportivos de acceso de Porsche serán, por tanto, dos de sus muchas víctimas.

Supondrá un duro golpe para la marca alemana, en la medida en que la salud comercial de estos modelos era boyante, toda vez que, incluso, debieron derivar una parte de la producción a instalaciones utilizadas habitualmente por Volkswagen para poder atender la elevada demanda de estos dos automóviles. De este modo, existe un cierto paralelismo entre lo que sucedía con el Porsche Macan, el vehículo más vendido de todo el catálogo de los teutones en estos últimos tiempos, y estos dos deportivos.

Fin de producción de gama Porsche 718 01

Sin embargo, a diferencia del SUV, que ya tiene prácticamente listo su sucesor eléctrico, aún habremos de esperar hasta el año 2025 para que dé inicio la comercialización de las versiones eléctricas de los Porsche 718 Cayman y Porsche 718 Boxster. Por lo tanto, los conductores europeos se verán privados de los deportivos pequeños de los alemanes durante al menos medio año, en función de la capacidad de Porsche para seguir los plazos programados para la presentación de estos modelos de baterías.

Ahora bien, habrá dos excepciones, constituidas por las versiones más circuiteras de estos dos modelos que, gracias a su consideración de serie limitada, podrán esquivar los requisitos de la Unión Europea y proseguir a la venta en nuestro continente más allá de esa fecha del 1 de julio de 2024. El Porsche 718 Cayman GT4 y el Porsche 718 Spyder RS, con propulsores de seis cilindros, serán los dos únicos supervivientes de la gama de estos modelos, presentados en el año 2016 en su actual generación.

Aunque estas dos variantes servirán de puente entre generaciones de combustión y eléctricas de los deportivos pequeños de Porsche, está claro que la demanda se reducirá considerablemente. Si bien, en términos absolutos, la gama 718 se encuentra por detrás, a nivel de ventas, del resto de modelos del catálogo, durante los primeros nueve meses del año pasado estas experimentaron un incremento interanual del 18 %, y se entregaron hasta 16.458. Estas cifras ponen de manifiesto la importancia de estos dos deportivos para Porsche, ya que significan una puerta de entrada para clientes que no cuentan con la capacidad financiera para lanzarse a por un nueveonce —quizás todavía—. Ahora, esta puerta está a punto de cerrarse por un tiempo.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.