Porsche reabre el modernizado circuito de pruebas de Nardò

Porsche reabre el modernizado circuito de pruebas de Nardò

Siete años y 35 millones de euros para tener un nuevo patio de recreo


Tiempo de lectura: 3 min.

Construido por Fiat en 1975, el anillo de Nardò tiene una longitud de 12,6 kilómetros y un ancho de 16 metros, y se encuentra en la ciudad italiana de Nardò. La pista está inclinada hasta el punto en que los vehículos que circulen por allí pueden conducir a altas velocidades sin girar sus volantes. Porsche adquirió la pista en 2012, cambió su nombre a Centro Técnico de Nardò, lo ha renovado, y ya está listo para ser usado.

Una renovación que se ha llevado a cabo durante los últimos siete meses y ha costado 35 millones de euros a la casa de Stuttgart. Las mejoras incluyen nuevas barandillas y una nueva superficie de asfalto. El centro sigue siendo un terreno de pruebas para medir las velocidades máximas y aceleraciones, pero también para probar los sistemas de asistencia al conductor, la autonomía de vehículos eléctricos y la tecnología de conducción autónoma.

El presidente de la Junta Directiva del Centro Técnico de Nardò y el director general de Porsche Engineering, Malte Radmann, dijo: “Con la modernización de las vías, el desarrollo estratégico del Centro Técnico de Nardò avanza de manera decisiva. Este campo de pruebas siempre ha sido único y ahora es más que nunca una piedra angular de la estrategia de desarrollo de Porsche y de las actividades de prueba de vehículos en la industria automotriz en general”.

Porsche Nardo (3)

Más de 20 pistas se muestran en un área de más de 700 hectáreas, y más de 90 compañías automotrices con más de 150 empleados están probando sus coches allí. Se prevén varias ampliaciones y renovaciones para el futuro, incluido el crecimiento del ecosistema local. Las instalaciones también incluyen equipos de prueba para el comportamiento de carga rápida de vehículos eléctricos como el Taycan o los servicios conectados.

Respecto a los clientes externos, el director general del Centro Técnico de Nardò, Antonio Gratis, declaró que “el objetivo es que puedan probar la movilidad del futuro” con el mayor respeto a la confidencialidad de acuerdo con la protección de datos. En la época en que un teléfono inteligente puede tomar fotos de alta calidad de un prototipo de preproducción, la política de Porsche en Nardò es cuanto menos restrictiva; muy alemán.

Rodar en el anillo de Nardò puede ser una experiencia increíblemente divertida, pero también conlleva un gran riesgo para el conductor

Porsche Nardo (2)

Ahora, un poco de historia: en 1979, Mercedes-Benz alcanzó los 403,978 km/h con el C111-IV, completando así una vuelta al anillo en un minuto y 57 segundos. Posteriormente, Volkswagen estableció el récord de velocidad punta para un coche con motor diésel en 1980, 362 km/h con el ARVW (Aerodynamic Research Volkswagen). Más recientemente y antes de ser lanzado al mercado, se estrelló un prototipo del Bugatti Veyron contra la barandilla a 398 km/h. Al menos, la historia de este histórico circuito sigue adelante.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
josemi
Invitado
josemi

Uno de mis primeros recuerdos de las revistas del motor es una donde narraban el intento de llegar a los 325 km/h con un Diablo, en aquellos momentos el coche de produccion mas veloz del mundo


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.