Patriarc, así se llama esta elegante reinterpretación que ha hecho Ringbrothers sobre un Ford Mustang Mach 1 de 1969

Patriarc, así se llama esta elegante reinterpretación que ha hecho Ringbrothers sobre un Ford Mustang Mach 1 de 1969

La de las imágenes es la única unidad que existe por el momento, y no se encuentra a la venta


Tiempo de lectura: 5 min.

En el contexto del SEMA show que tuvo lugar hace unos días en Texas, el preparador norteamericano Ringbrothers presentó varias de sus recientes creaciones. No es la primera —ni la segunda— vez que os hablamos en espíritu RACER de los restomods de esta empresa dirigida por Jim y Jake, los referidos hermanos Ring.

El Ringbrothers Patriarc, que es como se denomina este restomod que os traemos hoy, o Ford Mustang Mach 1 Patriarc firmado por Ringbrothers –para no olvidar el origen del modelo–, no fue uno de sus dos ganadores en el concurso conocido como Battle of the Builders, celebrado durante el SEMA Show pasado, pero sí despierta admiración por parte de cualquier petrolhead que se precie con su elegante figura.

Se trata de una versión que es resultado de unas cinco mil horas de trabajo, y que a través de su elegante presencia rinde homenaje al Ford Mustang Mach 1 de 1969 sobre el que está construido. El Ford Mustang original, y las creaciones como esta, elaboradas sobre él, nunca serán una moda –o nunca dejará de serlo–, y adquieren cierto tono poético este tipo de homenajes hoy en día, en un momento en que la nomenclatura Mustang ya recibe apellidos para distinguir muy diferentes carrocerías, víctima también del conocido –y lamentado– auge SUV, al tiempo que se ha visto lanzada a la electrificación. Es una estrategia opuesta a la que el fabricante estadounidense llevará a cabo con la denominación Ford Fiesta. Cuestión de categorías –y para otros artículos–.

Ringbrothers Ford Mustang Mach 1 Patriarc 04

Elegante por fuera, rabioso por dentro

Volviendo al modelo que nos ocupa, el Ford Mustang Mach 1 Patriarc de Ringbrothers no es tan solo una reinterpretación estética que afecte a las formas de su carrocería, sino que también se acompaña de una reseñable cantidad de modificaciones mecánicas. Así, la expectación alcanza más allá de la simple exhibición de una mayor anchura –5,08 centímetros más–, que permite alojar los grandes neumáticos que monta –Michelin Pilot Sport 4S en llantas de 19 y 20 pulgadas de diámetro en los ejes anterior y posterior, respectivamente–; de un igual crecimiento en altura, quizá menos perceptible a simple vista, y de un cuarto trasero que deja menor altura libre al suelo. Todo ello pintado en un intenso azul con efecto perla, que casa a la perfección con algunos detalles de fibra de carbono que salpican la carrocería, como el spoiler delantero o la boca de la toma de aire sobre el paso de rueda posterior.

Con respecto a aquello que se encuentra menos a la vista –que nunca es razón suficiente para no prestar atención a las cosas–, debemos destacar un suelo de nueva factura, que acompaña al túnel de transmisión, también fabricado por Ringbrothers específicamente para este Ford Mustang Mach 1 Patriarc. Esta última modificación está seguramente motivada por la implementación de la transmisión manual de seis velocidades T-56, fabricada por Tremec en la actualidad y que ha estado presente en infinidad de deportivos del universo General Motors, como es el caso del Chevrolet Corvette C5.

Sus creadores han querido que el Ford Mustang Mach 1 de 1969 viaje en el tiempo, para complementar su imagen atemporal con niveles de rendimiento y confort de hoy en día

Ringbrothers Ford Mustang Mach 1 Patriarc 05

Bajó el capó motor, también hecho por entero de fibra de carbono, se encuentra un motor con origen Ford Performance, concretamente el Aluminator XS, de 5,2 litros de capacidad. Este propulsor, obviamente de ocho cilindros en uve y atmosférico, es capaz de entregar 588 CV de potencia máxima a 7.500 revoluciones por minuto y 603 Nm de par máximo a 4.500 rpm.

No conocemos datos acerca de las prestaciones en cuanto a aceleración o velocidad punta del Ford Mustang Mach 1 Patriarc creado por Ringbrothers, pero estos se han asegurado de intervenir también en determinados elementos, como en la configuración de suspensiones y frenos, para asegurarse de que no adolece del pobre comportamiento que tradicionalmente achacamos a casi cualquier muscle car americano. Las suspensiones son ahora independientes en ambos ejes, con amortiguadores proporcionados por Penske Racing. En cuanto a los frenos, esta creación de Ringbrothers incorpora pinzas de seis pistones con discos de 355 milímetros de diámetro.

Ringbrothers Ford Mustang Mach 1 Patriarc 09

En el interior se mantiene el hilo conductor de este restomod, puesto que se actualizan diversos elementos, como por ejemplo mediante la inclusión de la fibra de carbono también para el volante. Además, se incluye un sistema de infotainment con pantalla táctil, perfectamente actual. Pero, por otro lado, se conservan rasgos característicos que nos retrotraen de forma inequívoca al modelo original, como es el caso de las dos cúpulas en el salpicadero. Una jaula antivuelco termina por completar todos los elementos introducidos por Ringbrothers en este Ford Mustang Mach 1 Patriarc, que pretende mezclar la tradición del Mustang con niveles de confort y rendimiento solo posibles hoy en día, y le añade ese toque racing a través de la proliferación de la fibra de carbono y de la inclusión de esa jaula antivuelco tras los asientos.

Desde Ringbrothers nada se ha dicho acerca del posible precio que podría alcanzar uno de sus Ford Mustang Mach 1 Patriarc en el mercado. De hecho, ni siquiera han querido aclarar si llegarán a ensamblar más unidades de este restomod. A modo de curiosidad, podemos contaros que puedes adquirir el propulsor que mueve a este vehículo a Ford Performance por un precio de unos 26.500 euros. Si eso no hace un agujero de importancia en tu cartera, puedes dirigirte a Ringbrothers directamente para tratar de convencerles, toda vez que has adelantado una nimia parte del trabajo.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.