Menu

Mansory Stallone, un Ferrari 812 Superfast tuneado al límite

Una modificación de dudoso gusto

Mansory Stallone, un Ferrari 812 Superfast tuneado al límite

Digamos que la vida te sonríe y tienes el dinero por castigo, ¿te vas a comprar un «corriente» Ferrari 812 Superfast? No, eso es de losers. Es mejor acudir al preparador alemán Mansory y solicitar el kit Stallone, para convertir el Ferrari 812 en el Mansory Stallone. De esta manera muy pocas personas tendrán uno igual al tuyo.

Lo que acabáis de leer debe ser lo que piensan los clientes de este tipo de productos y Kourosh Mansory, dueño de la compañía. Los mortales -y pobres- como un servidor se espantan al ver este tipo de tuneos de dudoso gusto. Si ya de por sí el Ferrari 812 Superfast tiene un diseño recargado, lo del Mansory Stallone es otro nivel.

En el exterior se han sustituido ciertas partes por fibra de carbono ultraligera, dejándolas sin pintar para hacer notar el uso de este material. En la parte frontal, lateral y trasera se han añadido nuevos deflectores, splitter, difusor y side-pods, mientras que en la trasera se ha añadido un alerón bastante llamativo. Ignoramos si la efectividad de estas «mejoras» aerodinámicas se habrá probado en un túnel de viento.

mansory stallone 812 03

Que sería de un buen tuneo sin cambiar las llantas: en este caso Mansory recurre a unas de generoso tamaño, de medidas 9,5» x 21» delante y 12» x 22» detrás, con neumáticos 265/30 al frente y 335/25 en la parte trasera

La única alegría proviene de su poderoso motor. Se ha retocado su electrónica para que ahora su maravilloso V12 de 6,5 litros rinda 830 CV y 740 Nm de par. Esto son 30 CV más y 22 Nm a sumar a su ya enorme par motor. El 812 Superfast hace el 0 a 100 km/h en tan solo 2,9 segundos, así que es probable que el Mansory Stallone sea algo más rápido debido al incremento de potencia.

En el interior no mejoran las cosas. Se ha retapizado para recalcar su exclusividad con cuero rojo y negro, con ribetes amarillos, añadiendo Alcantara y fibra de carbono a la decoración. El volante, de diseño exclusivo de Mansory, se une a los nuevos pedales de aluminio. Como detalle al país de procedencia, se ha colocado un borde con los colores de la bandera italiana en los botones de la consola central.

No se dice nada de su precio, pero no esperéis que sea barato. Este tipo de productos se dirige a gente con un poder adquisitivo extremadamente alto y que gusta de hacer este tipo de cosas a una máquina de Maranello, que como mejor está, en mi opinión, es tal y como ha salido de fábrica. ¿A vosotros qué os parece?

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.