Menu

Lotus bautiza su nuevo superdeportivo eléctrico: se llamará Evija

El Lotus Type 130 ya tiene nombre oficial

Lotus bautiza su nuevo superdeportivo eléctrico: se llamará Evija

Si Colin Chapman levantara la cabeza, probablemente se sorprendería bastante al escuchar que la compañía que él fundó va a lanzar un superdeportivo completamente eléctrico. La marca reveló la existencia de este prototipo en el salón de Shangai, posteriormente reveló más detalles del Lotus Type 130, y ahora en el Goodwood Festival of Speed nos desvela su nombre: Lotus Evija.

Lotus no faltará a la cita de este fin de semana en Goodwood. Allí tendrá un stand donde los asistentes podrán ver el nuevo Lotus Evora GT4 Concept, que hará la famosa subida de la colina, junto al resto de modelos actuales, Elise, Exige y Evora. Además también mostrará un histórico, el Lotus Type 25/R6 de Fórmula 1, con el que Jim Clark dejó en 1:20,4 el récord de una vuelta al circuito de Goodwood.

Pero lo más interesante es que los asistentes podrán ver un anticipo del nuevo Lotus Evija, a través de un espéctaculo de luces, que «revela nuevos detalles y proporciona los mejores aspectos destacados de su diseño exterior», según dice la compañía en su nota de prensa.

Como es tradición en Lotus, el nuevo modelo comienza con la letra «E». El nombre «Evija» [e’βajya] comienza por «EV», como electric vehicle, y la «i» se pronuncia como eye (ojo)

El CEO de Lotus Cars, Phil Popham, dijo: «Evija es el nombre perfecto para nuestro nuevo automóvil, ya que es el primer superdeportivo de Lotus, nuestra primera oferta eléctrica y es el primer modelo nuevo bajo la administración de Geely. El Evija es un Lotus como ningún otro, pero un verdadero Lotus en todos los sentidos. Reestablecerá nuestra marca en el escenario global y allanará el camino para futuros modelos visionarios».

Según lo que sabemos hasta ahora, el Lotus Evija será un superdeportivo eléctrico, que tendrá cuatro motores eléctricos -uno por rueda- con una cifra total de aproximadamente 1.014 CV de potencia. El chasis será monocasco de fibra de carbono, con una batería situada en posición central-trasera. Se rumorea que su peso puede estar rondando los 1.000 kilos, por lo que podría llegar a la mágica cifra de 1 kg/CV. También se dice, aunque es un rumor sin confirmar, que podría disponer de aerodinámica activa y que Williams Advanced Engineering está trabajando con los ingenieros de Lotus en la parte eléctrica.

Su producción se limitará a 130 unidades, como su nombre interno indica, y se fabricará en Hethel, Norfolk. Se revelará el 16 de julio, en apenas 12 días, en un evento que se realizará en Londres, así que ya queda poco para ver un nuevo Lotus, tras 11 años de espera.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Pues la manera de que si resucita Sir Colin Chapman no se vuelva a meter en el hoyo del susto es que de verdad pese esos 1000kg (1/1). Sería el mejor homenaje


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.