Llegan los Mercedes-AMG GLC SUV, con la mitad de cilindros pero más prestaciones

Llegan los Mercedes-AMG GLC SUV, con la mitad de cilindros pero más prestaciones

El abandono de los V8 no resta un ápice de carácter a ninguna de las dos versiones presentadas


Tiempo de lectura: 7 min.

En Affalterbach hace algún tiempo que se van despidiendo definitivamente de las arquitecturas de ocho cilindros en uve para los modelos de Mercedes-AMG, pero eso no quiere decir que sus modelos hayan perdido por el camino ni un ápice de su carácter. Tampoco los formatos de carrocería SUV son un obstáculo para que sigan poniendo de manifiesto su capacidad para extraer prestaciones exorbitadas de cualquier configuración, y provocar que los neumáticos duren apenas un suspiro. Después de haberse renovado en estos últimos meses, el Mercedes-Benz GLC SUV es el último que ha pasado por las manos de división deportiva de los de Stuttgart. Solo cuatro cilindros ahora para sus dos versiones, los Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC y Mercedes-AMG 63 S E Performance, cuyos detalles desgranamos a continuación.

Mercedes AMG GLC 63 S E PERFORMANCE (2024) 08

Turbocompresor eléctrico para exprimir su motor de combustión

Las dos variantes comparten propulsor de combustión interna, una de las joyas de la corona de Mercedes-AMG. Son solo cuatro cilindros y dos litros de cubicaje los que el motor M139l necesita para superar holgadamente los 400 CV de potencia, gracias a un diseño que se ha favorecido de los conocimientos obtenidos por el equipo de Fórmula 1, y que está protagonizado por un turbocompresor eléctrico. El sistema recurre a un pequeño motor alimentado mediante una instalación eléctrica de 48 voltios, de no más de cuatro centímetros de grosor, que está instalado directamente en el eje del turbocompresor. Cuando se solicita potencia al propulsor, es este pequeño artilugio el que pone en movimiento inicialmente las turbinas, hasta que existe una presión suficiente de los gases de escape para que pase a funcionar de forma convencional. De este modo, se reduce el tiempo de espera entre solicitud y entrega de potencia inherente a este tipo de sobrealimentación, por lo que se incrementa el rendimiento del propulsor, especialmente a bajo régimen.

En el caso del Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, el propulsor de gasolina está complementado por una unidad eléctrica que hace las veces de motor-generador. Este elemento puede añadir, además, hasta 14 CV —10 kW— de potencia extra en momentos puntuales a bajo régimen. La potencia ofrecida por el mencionado motor de combustión por sí solo, en esta versión que podríamos considerar de acceso, es de 421 CV a 6.750 revoluciones por minuto, con 500 Nm de par disponibles a 5.000 rpm. Suficiente para alcanzar 100 km/h desde parado en 4,8 segundos. La velocidad máxima está limitada electrónicamente a 250 km/h.

La versión de acceso, el Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC, se conforma con 421 CV de potencia máxima, mientras que el Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance es un híbrido enchufable con 680 CV y 1.020 Nm de par

Mercedes AMG GLC 43 4MATIC (2024) 03

Más de 1.000 Nm de par máximo para el sistema híbrido del Mercedes-AMG GLC 63 S E Performance

Por lo que se refiere al Mercedes-AMG 63 GLC S E Performance, en este caso el propulsor M139l incrementa el tamaño del turbocompresor y, como consecuencia, su rendimiento, para llegar a 476 CV —350 kW— de potencia máxima, disponibles a 6.725 rpm, con 545 Nm de par a 5.250 rpm. Esta versión añade un motor eléctrico en el eje trasero, integrado en una transmisión de dos relaciones, el cual puede entregar hasta 204 CV —150 kW—. Se posiciona así como uno de los SUV más potentes disponibles en el mercado actualmente, con 680 CV —500 kW— de potencia máxima y 1.020 Nm de par. Su disponibilidad podrá regularse a través de la selección de los diferentes modos de conducción que ofrecerá el modelo. La marca alemana declara que será capaz de realizar el esprint de 0 a 100 km/h en solo 3,5 segundos, con una velocidad punta también limitada electrónicamente, aunque a 275 km/h.

La batería de este SUV de altas prestaciones es de tan solo 6,1 kWh hora, lo que pone de manifiesto que no se ha diseñado con la intención de ofrecer una elevada autonomía. En este sentido, se conforma con tan solo 12 km en modo completamente eléctrico. Para las operaciones de carga en instalaciones de corriente alterna, incorpora un cargador embarcado de 3,7 kW de potencia.

En ambos casos cuenta con suspensiones de doble triángulo en ambos ejes, con amortiguadores adaptativos en el trasero, que también es direccional. Forma parte asimismo del equipamiento de serie la caja de cambios automática de nueve relaciones —AMG Speedshift MCT 9G—. El sistema AMG Active Ride Control, que emplea un sistema electromecánico de barras estabilizadoras, es de serie en la versión superior.

El Mercedes-AMG GLC en formato SUV es un éxito absoluto entre nuestros clientes. Nuestras dos versiones con diferentes personalidades para el estilo de vida deportivo y urbano son modelos para todas las ocasiones perfectamente adaptados a los deseos de los compradores. Con el sistema híbrido del GLC 63 S, también nos iniciamos en el segmento de los SUV electrificados de alto rendimiento. El sistema de tracción total, el eje trasero direccinoal y la transmisión que permite unos rápidos cambios de marcha incrementan el atractivo emocional del sello de calidad de la experiencia de conducción de AMG”, ha comentado Michael Schiebe, presidente ejecutivo de Mercedes-AMG GmbH

Mercedes AMG GLC 63 S E PERFORMANCE (2024) 08

Salpicado con los detalles de diseño característicos de Mercedes-AMG

A la vista de su exterior, en cualquiera de las versiones, no costará encontrar diferencias respecto de los modelos del SUV con el sello de Mercedes-Benz. Si no son suficientemente identificativos elementos como el paragolpes delantero de diseño específico, las llantas de 20 pulgadas de diámetro o los listones verticales de su calandra, no quedará ninguna duda tras avistar cualquiera de los distintivos de AMG dispuestos por diferentes lugares de su carrocería. Para un aspecto más agresivo, se ofrecen opciones como el Night Package, incluso con su versión Plus, acabados que ya hemos visto en multitud de lanzamientos recientes de Mercedes-AMG.

También en el interior están presentes estos logos, por ejemplo, en los asientos deportivos —se ofrece en opción una alternativa tipo baquet—. La tapicería, de cuero sintético y en color negro, se combina con algunos elementos en amarillo, como los cinturones o los pespuntes del aro del volante, este cubierto de microfibra o napa, según solicite el cliente. Las alfombras son específicas también de estas versiones procedentes de Affalterbach. Opcionalmente podrá solicitarse una tapicería de napa. Para el infoentretenimiento, el conocido sistema MBUX, con funcionalidades deportivas exclusivas para estos Mercedes-AMG GLC SUV.

Las primeras unidades de cualquiera de las dos versiones del nuevo Mercedes-AMG GLC SUV llegarán a los concesionarios a principios del año que viene. El modelo con formato de carrocería con tintes de cupé recibirá próximamente estas mismas versiones, aunque no se ha confirmado nada sobre este extremo hasta ahora. Como tampoco sobre sus precios. Sirva como referencia que, en la generación aún a la venta a día de hoy, la versión Mercedes-AMG GLC 43 parte de los 90.000 euros, por los 116.000 que habría que desembolsar para adquirir un Mercedes-AMG GLC 63 4MATIC+.

Galería de fotos

Mercedes-AMG GLC 43 4MATIC

Mercedes-AMG GLC 63 S E PERFORMANCE

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso

Javier Gutierrez