El Lamborghini Murciélago “GT1” de Driftworks es una oda a la automoción más pura

El Lamborghini Murciélago “GT1” de Driftworks es una oda a la automoción más pura

Con un V12 atmosférico, una transmisión manual, tracción trasera y un aspecto muy amenazante


Tiempo de lectura: 3 min.

Driftworks, con sede en Birmingham, Reino Unido, es una compañía que lleva más de una década haciendo todo tipo de construcciones impresionantes. El hombre que hay detrás de la empresa, Phil Morisson, es un apasionado por las máquinas rápidas −puede que incluso más que la mayoría de los entusiastas− y siempre tiene alguna idea loca para un nuevo proyecto. El último de ellos es este Lamborghini Murciélago “GT1” adaptado para circular por la vía pública.

Lógicamente, no se trata de un modelo de competición homologado para andar fuera de las pistas, sino de un Murciélago LP640 estándar de 2006 extremadamente modificado por los chicos de Driftworks. “Este coche lleva mucho tiempo en fabricación”, dice Phil. Inspirado en la antigua clase FIA ​​GT1, donde el Murciélago, junto con otras máquinas divinas de motor V12 que destrozaban los tímpanos, este coche evoca una época en la que aún podían vagar por las pistas auténticas locuras rodantes con el fin de aspirar al olimpo de la automoción.

Phil simplemente se refiere a este vehículo como “la mejor construcción” que ha hecho, y no es difícil entender por qué. La gestación del proyecto comenzó en 2012, cuando Phil y el personal de Driftworks comenzaron a informar sobre la historia, por lo que no sorprende que este superdeportivo italiano ya esté generando envidia allá por donde sale publicado. La lista de modificaciones es demasiado extensa como para enumerarla al completo, pero hay algunas cosas que sí que pueden llegar a resultar interesantes.

Lamborghini Murciélago GT1 Driftworks Tuning (3)

Con una masa de 1.600 kilos, este Lamborghini Murciélago “GT1” obra de Driftworks ha visto incrementada su potencia hasta los 695 CV y 813 Nm, con el límite de revoluciones en 8.500 RPM

Por ejemplo, la caja de cambios original era una transmisión automática (E-Gear), y dado que Phil es un auténtico purista, optó por montar una unidad manual de seis relaciones. De igual manera, la transmisión anteriormente se realizaba a las cuatro ruedas, y ahora solo a las traseras. Para conseguir el aspecto de coche de carreras, se hicieron con los paneles de carrocería del Murciélago GT1 de InterProgressBank que corrió en las 24 Horas de Le Mans de 2008, y el conjunto completo se asentó a unos 20 mm del suelo.

El coche estuvo en el taller de TJR Bodywork durante 14 meses para crear el aspecto final. Esencialmente, todos los paneles de carreras se ajustaron al toro italiano de carretera junto con la bisagra de las puertas. Luego, se rediseñó al completo el difusor delantero, las aletas y los faldones laterales, haciendo que este Lamborghini Murciélago “GT1” tenga los cuartos traseros más anchos. Las llantas a medida de 3SDM tienen el centro de cada una de las traseras mecanizadas a partir de un trozo de aluminio de 125 kg.

Phil afirma que pronto será conducido en las calles, y que no solo se verá como un coche de carreras, sino que también sonará como tal gracias a los colectores y cabezales del GT1 de origen y los cuerpos de admisión individuales personalizados para garantizar la melodía en el 12 cilindros. El aspecto del vehículo en este momento, con toda la carrocería del GT1, es extremadamente impresionante. Ahora solo podemos esperar a ver cómo ronronea y cómo se conduce llevado al extremo. Gracias por crear esta máquina.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!