Lamborghini celebra los 10.000 Aventador fabricados en menos de 10 años

Lamborghini celebra los 10.000 Aventador fabricados en menos de 10 años

Sant’Agata Bolognese celebró el hito de producción


Tiempo de lectura: 3 min.

Llegar a 10.000 unidades de un superdeportivo con motor V12 es toda una proeza en los tiempos que corren. La gama Lamborghini Aventador comenzó su andadura comercial en 2011 y alcanzó su mitad de ciclo de vida en 2016, cuando se presentó su evolución, Aventador S, y sus versiones derivadas. Si queréis repasar su historia, la tenemos contada en el Coche del día que le dedicamos en mayo.

En menos de una década se ha alcanzado el hito de producción. Sí, no es una cifra tan impresionante si tenemos en cuenta que en julio Lamborghini celebró los 10.000 Urus fabricados en dos años, prácticamente cinco veces más, pero hay que poner las cifras en contexto. El predecesor del Aventador fue el Lamborghini Murciélago, del cual se produjeron 4.099 unidades entre 2001 y 2010. Pues ya es más del doble en un tiempo similar.

El Lamborghini Aventador número 10.000 es un SVJ Roadster destinado a un cliente de Tailandia. Está pintado en color Grigio Acheso (gris) con Rosso Mimir (rojo), por dentro tiene un interior Ad Personam en Rosso Alala (rojo) y negro. Este modelo hizo su estreno en el mercado hace un par de años, sus siglas vienen de Superveloce y Jota. No sabemos más de esta unidad concreta, y esperamos que tenga un dueño sensato que lo cuide.

22 Línea V12

Línea de montaje Lamborghini V12

Tal y como os explicamos en un artículo reciente, el Lamborghini Aventador es un coche de serie limitada, aunque no hay un límite de unidades estipulado en general, solo para versiones concretas. No se fabrican dándole a un botón y todo a base de robots, hay implicada mucha mano de obra, artesanía y cariño, por lo que 10.000 unidades no implican que sea un producto industrial, sería una simplificación demasiado burda.

El año pasado fue el mejor de la historia de Lamborghini, a tenor de sus resultados comerciales y económicos, y no se podrían explicar sin la presencia del amaodiado Urus. El crecimiento económico global, con o sin mayores desigualdades, hace que cada vez haya más millonarios por todo el mundo que deseen tener un toro -o más de uno- en sus cocheras. Es un mundo levemente distinto al que vio el Murciélago cuando se fabricaba.

Pero también cometeríamos un error de simplificación achacar el éxito comercial del Aventador al número de millonarios. No todos los rivales de este modelo pueden presumir de beneficiarse de la demografía de la clase alta, también hay que tener en cuenta los esfuerzos del fabricante, tanto Lamborghini como la empresa que está detrás de él, Volkswagen AG.

Fabricacion mascarillas Lamborghini

Los trabajadores de Sant’Agata Bolognese arrimaron el hombro contra el coronavirus durante lo peor de la pandemia

Mucho nos tememos que 2020 no será un año de vino y rosas para Lamborghini, hay que recordar que la fábrica de toros se vio afectada por el brote del coronavirus en Italia. Se cerró el 13 de marzo con la esperanza de abrir el 25 de ese mes, pero no fue hasta el 4 de mayo cuando se reinició la producción. En el impasse la planta no produjo coches, pero sí contribuyó al esfuerzo nacional contra el COVID-19 con productos más necesarios: mascarillas, pantallas protectoras y respiradores.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.