La era de los coches ligeros ha terminado, así lo afirma el CEO de BMW M, Frank van Meel

La era de los coches ligeros ha terminado, así lo afirma el CEO de BMW M, Frank van Meel

También afirma que en realidad, el peso no es el problema, sino su ubicación


Tiempo de lectura: 4 min.

Hace unos días conocimos, por fin, al nuevo BMW M2, el BMW M más “pequeño” y por concepto, tamaño y peso, el que más se acerca a la receta original del BMW M3 e30. La marca asegura que es el heredero del BMW 2002 Turbo y hasta cierto punto, tienen toda la razón, porque el 2002 Turbo es, más o menos, el equivalente al M2 en su época. Nosotros lo emparejaríamos con el BMW 1M Coupé, por el carácter temperamental de sus motores turbo.

El nuevo BMW M2, dejando a un lado la estética, que está dando mucho sobre lo que hablar (las comparaciones con la anterior generación son una constante en redes sociales y foros), se posiciona como el modelo más equilibrado de la gama BMW M también como el más ligero, y eso que pesa 1.730 kilos en vacío con el cambio manual. Puede que esto último sea algo lógico, pero es que, además, será algo que no volveremos a ver, al menos así lo afirma Frank van Meel, el CEO de BMW M, en declaraciones a CarBuzz.

Durante el BMW M Festival en Kyalami, la gente de CarBuzz pudo hablar con van Meel, precisamente en lo referente al peso de los coches, un tema que con la llegada de los eléctricos será bastante delicado y van Meel lo dejó claro: la era de los BMW M ligeros ha terminado. CarBuzz le preguntó si podrían contrarrestar el peso extra de las baterías con el empleo de fibra de carbono y Frank van Meel fue muy claro.

frank van meel

Frank van Meel, CEO de BMW M. Fuente: bmw-m.com

Bueno, por supuesto, nos mantenemos al día con los esfuerzos en tecnología liviana. Sin embargo, los coches serán más pesados en el futuro”. Frank van Meel, CEO de BMW M en declaraciones para CarBuzz

El peso es uno de los apartados más delicados en un deportivo, cuanto mayor es la masa, mayores son las inercias y más lento resulta un vehículo. Pero reducir unos pocos kilos, es una tarea hercúlea, no es sencillo bajar el peso de un vehículo y lo que resulta peor todavía, es muy caro. Un campo de batalla que con los coches eléctricos se complica todavía más y, ¿quién sabe? lo mismo vemos en próximos años nuevos desarrollos más innovadores en este sentido.

Sin embargo, está claro que los coches no volverán a ser ligeros, al menos durante los próximos años, porque las baterías y todo el equipamiento de confort y tecnológico, inciden negativamente en este apartado. De todas formas, tampoco debería ser un problema, los motores eléctricos son capaces de ofrecer prestaciones espectaculares y según el propio CEO de BMW M, lo importante no es la masa del vehículo, sino su ubicación.

En lo que estamos trabajando es en la forma en que integramos nuestra tecnología en los automóviles, como los paquetes de baterías, como se conectan a los automóviles. La configuración de las baterías es para bajar el peso, al menos en las baterías que se colocan en los automóviles, lo que reduce en centro de gravedad”. Frank van Meel, CEO de BMW M

Los fabricantes han encontrado una ventaja en el peso de las baterías y consiste en colocar muy cerca del suelo dicho exceso de peso. Al estar colocadas entre los ejes, en el piso, se posiciona la mayor cantidad de peso lo más cerca del suelo posible y eso, mejora el comportamiento del coche. Sin embargo, hay otros fabricantes, como Ferrari, por poner un ejemplo, que colocarán sus baterías para imitar el reparto de pesos de un automóvil con motor trasero central. Es decir, la colocación de las baterías dará mucho juego para colocar el peso allí donde los ingenieros crean más oportuno. Un apartado donde BMW M ya está trabajando con su prototipo de cuatro motores y más 1.000 CV.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.