Inesperado y bienvenido. Así es el Ferrari 412 del siglo XXI

Inesperado y bienvenido. Así es el Ferrari 412 del siglo XXI

De shooting brake a coupé retro de la mano de Ares Design


Tiempo de lectura: 3 min.

Los Ferrari clásicos son, en su mayoría, una maravilla para la vista y los oídos. Modelos como el 250 GTO, el F40 o el Testarossa han dejado su huella en la historia de la automoción; modelos cuya reputación impedirán olvidarse de ellos aún con el transcurso del tiempo. El Ferrari 412 no será recordado por su pedigrí en el mundo de la competición, ni por ser el modelo más bello firmado por Pininfarina, a pesar de la elegancia de sus trazos.

Derivado de la serie 365 GT4 2+2 (1972), el 412 fue la última revisión del modelo. Fue en 1985 cuando su propulsor de 12 cilindros en V aumentó su capacidad hasta los 4.943 centímetros cúbicos. Rendía 340 CV a 6.000 RPM y 444 Nm a 4.200 RPM. Primicia en este coupé fue la incorporación de un sistema ABS firmado por Bosch. El resto de las novedades se focalizaron en pequeños cambios sutiles de estilo para mantener el modelo al día. Tras 576 ejemplares fabricados, en 1989 dijo adiós sin sucesor directo. Hubo que esperar hasta 1992 para ver un grand tourer con motor V12 en posición delantera: el 456.

Ferrari 412 Ares Design 2

Tras permanecer casi 30 años en el olvido, el Ferrari 412 ha vuelto a las calles de la mano de Ares Design. El preparador italiano ha tomado como base un GTC4 Lusso y ha creado una carrocería digna de ser retitulada por Maranello. Tanto inesperada como bienvenida, esta reinterpretación moderna del 412 -apodado como “Project Pony”- es, de momento, una representación gráfica -muy convincente- de lo que pretenden construir. No hay de qué preocuparse, llegará a producción. A diferencia de otros diseños digitales, Ares Design cumplirá con su promesa. Si no sabes de que son capaces, te recomiendo echar un vistazo a su página web.

No sólo la carrocería ha sido profundamente modificada, el interior también ha sido convenientemente rediseñado para tomar la horizontalidad de las líneas del 412 original. Apenas el volante se mantiene intacto del coche donante

Ferrari 412 Ares Design 3

Bajo su piel de fibra de carbono, sigue siendo un Ferrari GTC4 Lusso. Eso significa que en su frontal se esconde un corazón V12 de aspiración atmosférica de 6.3 litros y 690 CV, capaz de empujar el coche hasta los 100 km/h en 3,4 segundos y lograr una velocidad máxima de 335 km/h. Haciendo retrospectiva con su musa, son 350 CV más para mover 110 kilos más. La caja de cambios automática de siete velocidades envía toda la potencia a las cuatro ruedas. A pesar de que el Project Pony pierde la carrocería shooting brake, mantiene un maletero digno y aumenta ligeramente el espacio en la segunda fila de asientos. Si la idea es ser fiel el 412 de 1985, Ares Design lo ha conseguido.

Puede gustar más o menos, pero es innegable el gran trabajo de diseño que hay tras estos bocetos. El precio es una incógnita, pero no es descabellado pensar que doblará el precio del GTC4 Lusso, esto es, del orden de los 600.000 o 700.000 euros.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Raul Andreo Jimenez
Invitado
Raul Andreo Jimenez

La gente de Ares hace auténticas obras de arte


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.