Menu

Hyundai y Kia no quieren vender muchos eléctricos ni PHEV por ahora

En 2020 se activa la normativa de los 95 gramos de CO2 y se los quieren "reservar"

Hyundai y Kia no quieren vender muchos eléctricos ni PHEV por ahora

Hemos visto cómo los fabricantes de automóviles se ponen las pilas con la electrificación de sus gamas con el objetivo de reducir las emisiones y, por supuesto, cumplir con la normativa que les obliga a tener unas emisiones globales, por fabricante, de 95 gramos de CO2 para 2021 (con ajustes particulares en función de la masa media de lo que venden). Por eso, lo ocurrido en la costa de Brunswick, Georgia (Estados Unidos), con un barco cargado de unidades de Kie Niro y Hyundai Kona enchufables, debe ser un contratiempo importante.

Según informan desde Reuters, el buque Golden Ray, propiedad de Hyundai Glovis, escoró cerca de la costa, echando al mar más de 4.000 unidades de los modelos mencionados cuyo destino era la importación al país americano. La causa está bajo investigación, pero los ocupantes del barco, 23 miembros de la tripulación y un piloto, fueron rescatados sin lesiones de importancia. De los coches, nada se sabe, pero pocas esperanzas hay de recuperar alguno en buen estado. Lo normal es que los seguros indemnicen y todos los vehículos sean desguazados tras detonar los airbags.

Un varapalo para la compañía surcoreana, que tiene en marcha una estrategia muy detallada sobre cómo actuar para cumplir con la normativa de emisiones que se nos viene encima. El principal objetivo es vender muchos coches eléctrificados, como cabe esperar, pero tienen un “plan B” que abarca cosas como convertir a eléctrico el servicio de carsharing de Kia en España (WiBle, actualmente con Niro híbridos), cambiar los coches de los empleados de Kia por modelos con motor eléctrico, al igual que todos los vehículos de asistencia, o los coches de prueba de los concesionarios.

Golden Ray hundido

Pecio del Golden Ray – Fotografía: Coastal Resources Division of the Department of Natural Resources (DNR) del Estado de Georgia (EEUU)

Los coches del Golden Ray tendrán que ser reemplazados por más producción que retrasará entregas en Europa

Todo es poco para lograr cumplir con las emisiones, pues de no llegar a lograrlo, el golpe económico es muy, muy grande. Exactamente tendrán que pagar 95 euros por cada gramo de CO2 que se emita de más sobre la cifra fijada, multiplicado por las unidades vendidas. Es decir, las multas pueden suponer millones de euros. Una auténtica ruina para las marcas. Un gramo de exceso -de media ponderada-, para un millón de unidades vendidas, suponen 95 millones de sanción. Están exentos del cómputo el 5 % de las ventas de cada fabricante que se pasen de emisiones.

Quizá por eso, Kia tiene un “plan C”, que se ha puesto en marcha ya. Ha aparecido en la red un documento oficial de Kia España en el que se indica, con obligado cumplimiento a todos los concesionarios de España, que deben de dejar de aceptar pedidos desde el próximo día 1 de octubre de 2019, mientras que la matriculaciones quedan detenidas a partir del 1 de noviembre de 2019.

El 1 de enero de 2020 todo volverá a la normalidad y podrán vender y matricular coches electrificados. Es a partir de 2020 cuando se tienen en cuenta las unidades vendidas de cara a poner -o no- la sanción a los fabricantes, y al terminar 2021 se ajustarán las cuentas.

El objetivo, claro está, es hacer que las ventas de estos coches computen en 2020, cuando entra en vigor la mencionada normativa de los 95 gramos de CO2. Es una estrategia de ventas polémica cuanto menos, un juego de trileros, aunque completamente legal. Se retrasan ventas ahora para que parezcan más en el futuro, como poner una presa en el curso de un río para luego abrirla. El popular Saúl López, experto en electromovilidad, lo denunció en uno de sus vídeos:

Desde varios medios se han puesto en contacto con la marca y recibieron la siguiente respuesta:

«Para Kia Motors Iberia la transparencia frente a nuestros clientes es un tema prioritario. Por ello hemos informado a nuestra Red de Concesionarios de las dificultades de producción que tendremos en el último trimestre del año, derivadas de la ofensiva de producto y producción que la marca tendrá a nivel de modelos electrificados en el año 2020. La finalidad última es informar a los consumidores que los plazos realistas de entrega de los unidades vendidas, ya de por si altos este tipo de productos, se verán incrementados en los próximos meses debido a estos ajustes en la producción y distribución, necesarios para afrontar con éxito la gran demanda en vehículos electrificados que esperamos para el año que viene.»

No tenemos constancia de que exista una circular parecida en Hyundai, pero dado que es la misma empresa -a fin de cuentas- es de suponer que pasará exactamente lo mismo.

En otras palabras, no se niega la autenticidad del documento que se ha difundido en redes sociales entre círculos de electromovilidad, y se maquilla la realidad: se cambia el «no querer vender» por el «no poder producir», más o menos. Casi cuela. En otras palabras, si estás interesado en algún Hyundai o Kia PHEV o eléctrico, encárgalo antes de las fechas estipuladas en la circular interna, dado que no son precisamente fáciles de encontrar como km.0 o stocks.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.