Honda restaura una Chevrolet Apache de 1961 muy especial

Honda restaura una Chevrolet Apache de 1961 muy especial

Gracias a ella, Honda consiguió asentarse en Norteamérica


Tiempo de lectura: 3 min.

Honda está de celebración. Cumple su 60 aniversario desde su desembarco en Estados Unidos con un hito consagrado gracias a sus primeras motocicletas en territorio americano y una réplica del camión de reparto que utilizó durante sus primeros años. Cuando llegó por primera vez al mercado estadounidense en 1959, Honda compró una flota de pick-up Chevrolet Apache para usarlas como vehículos de entrega de los productos que importaba de Japón.

En aquel entonces, Honda solo vendía motocicletas y usaría las pick-up Apache para enviar sus productos de dos ruedas a través de su red de concesionarios en el sur de California. En un intento por recrear una foto de una de las camionetas estacionadas frente a su antigua sede en el 4077 de Pico Boulevard, en Los Ángeles, California, Honda compró una pick-up Chevrolet Apache de 1961 y la restauró como si pareciese nueva, pintándola con la misma librea que los modelos originales.

Esto se consiguió gracias a la referencia a las imágenes de archivo y la obtención de información de los empleados de la época. La primigenia Chevrolet Apache estaba propulsada por un motor V8 de 4.637 cm3 de 162 CV acoplado a una transmisión manual de tres velocidades. Además, dos motocicletas clásicas restauradas, una Honda 50 Super Cub y una CB 160, se integran en la caja de carga, y la recreación ahora se exhibe en la sede de Honda en Torrance, California.

1961 Chevrolet Apache Honda

Las Chevrolet Apache, escribe Honda en su comunicado de prensa, fueron cruciales para ayudar a Honda a “establecer rápidamente un punto de apoyo en el mercado de los EE. UU.” hasta el punto de que, en 1965, la compañía nipona era la que más motocicletas vendía en Norteamérica. Todo gracias a estas Chevrolet, por lo que Honda decidió rendirlas homenaje restaurando una para la celebración del 60 aniversario de American Honda Motor Company.

Pasaron algunos años antes de que Honda se expandiera al sector del automóvil. De 1959 a 1968, la empresa solo vendía motocicletas. El primer vehículo Honda importado a los Estados Unidos fue un N600 –una versión modificada del N360 kei car– que salió a la venta como modelo de 1970. Con sus 46 CV de potencia y sus reducidas dimensiones, prometía ser uno de los vehículos más aptos para circular por las congestionadas ciudades.

La Chevrolet Apache con las dos antiguas motocicletas Honda también se exhibirá en el SEMA Show 2019. Además, Honda planea mostrar su creación en las reuniones de vehículos clásicos en el sur de California antes de mudarse a la American Honda Collection Hall, ubicada en Torrance. Allí, una réplica de la parte delantera de la oficina automotriz de Pico Boulevard se construirá para servir como telón de fondo para la camioneta.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
zamu
Invitado
zamu

Qué buena historia. Me encantan este tipo de artículos. smile


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.