Menu

GR Sport: El Toyota Yaris saca su lado más picante

Ya disponible en España desde 18.600 euros

GR Sport: El Toyota Yaris saca su lado más picante

Unos días antes del Salón del Automóvil de París conocimos la faceta más chic y la más deportiva del Toyota Yaris: el Y20 y el GR Sport. El primero de ellos honraba al que fuera su antecesor 20 años atrás, presentado en el mismo lugar y en el mismo color. El segundo, dotaba al -quizá demasiado políticamente correcto- Yaris de una pizca de espíritu RACER.

El Toyota Yaris GR Sport no es un GRMN, la opción más radical y exclusiva (400 unidades para Europa) del pequeño urbanita. El GR Sport nos propone una serie de mejoras estéticas, el equipamiento más completo y una puesta a punto más tentadora que el resto de la gama. Además, cuenta con el aliciente de contar con la etiqueta ECO gracias a su mecánica, como el resto de Yaris híbridos. Bajo su capó, el propulsor 1.5 de cuatro cilindros  con 100 CV combinados; eso no cambia.

Exteriormente, el esquema de colores nos recuerda a la división de competición de la marca, Gazoo Racing (GR). Solo se puede elegir en dos colores: blanco o rojo, ambas con el techo negro. Este último pigmento también está presente en las molduras de las puertas, en la parrilla frontal de panel de abeja, la carcasa de los retrovisores, las molduras que circunvalan los faros antiniebla, la aleta de tiburón y el discreto alerón trasero. Por supuesto, los cristales oscurecidos también son de serie.

Las oscuras llantas de aleación de 17 pulgadas -también específicas de este acabado- están abrazadas por los mismos neumáticos Bridgestone Potenza RE50 (205/45) del Yaris GRMN

En el interior encontramos la misma fórmula, pequeños detalles que ensalzan su faceta deportiva sin llegar a lo estridente. Asientos deportivos con el anagrama GR bordado y tapicería en Ultrasuede negro, en contraste con el blanco de las costuras y las inserciones. Sencillo, limpio y funcional. El volante es herencia directa del Toyota GT 86, de gran tacto, grosor y diámetro. La última diferencia frente a sus homólogos está en el uso del emblema GR: aparece en la pantalla TFT del la consola central al encender el coche, en las alfombrillas y en el portón del maletero.

GR Sport es una línea deportiva que enfatiza el carácter deportivo de una gama Toyota algo necesitada de picante. Bajo lo que nuestros ojos ven, la firma nipona ha hecho también algún cambio. Los amortiguadores están firmados por Sachs Performance y la barra estabilizadora pasa a ser maciza en vez de hueca, para conseguir mayor rigidez en la suspensión. La distancia al suelo se ha reducido en 9 mm y la separación entre las ruedas y la carrocería es 15 mm menor.

Actualmente, el Yaris GR Sport garantiza el mejor comportamiento de todas las versiones del Yaris. Y el precio de esta deportividad es de 18.600 euros o de 186 euros al mes con Pay Per Drive (financiación de pago por uso).

Toyota Yaris GR Sport 1

GR Sport no es lo más deportivo de Toyota que veremos en las calles

“Habrá más modelos de aspecto deportivo, pero también más modelos con mejoras prestacionales” – José Antonio Galve, jefe de prensa de Toyota España

Toyota nos ha confirmado que llegarán versiones con extra de picante, no solo visual, también bajo el capó. Serán bautizados como “GR”, a secas, y llegará a varios modelos de Toyota. ¿He oído Corolla GR y GT 86 GR? No, desafortunadamente no. El primero llegará, aunque no próximamente. El modelo más purista de la oferta nipona no tendrá una versión más deportiva antes de finalizar su comercialización. Sin embargo, a pesar de sus bajas ventas del GT 86 en nuestro país, su segunda generación llegará por estas tierras.

Podemos afirmar fehacientemente que Toyota está dispuesta a dar un pequeño salto atrás en el tiempo para recuperar esa imagen deportiva que muchos añoramos nostálgicos. El Toyota Supra A90 está a la vuelta de la esquina, en el Salón del Automóvil de Detroit. Gazoo Racing nos demostró que el Yaris podía ser un coche sensacional con el GRMN. El porvenir de la marca nos promete coches interesantes.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.