¿Un McLaren con 1.000 CV? Hennessey tiene la respuesta

¿Un McLaren con 1.000 CV? Hennessey tiene la respuesta

Las actualizaciones del preparador tejano llegan al McLaren 570S, 600LT, 720S y Senna


Tiempo de lectura: 2 min.

La marca americana Hennessey Performance nos tiene acostumbrados a tuning de motor de gran calidad, sobre todo en los muscle-car, como los Mustang, Challenger, Camaro y compañía. En este caso, ha saltado el charco y nos ofrece sus últimos productos para potenciar cuatro modelos británicos: el McLaren 570S, 600LT, 720S y Senna. De serie no van escasos de potencia, pero en caso de querer extraer más caballos, tu respuesta está en Sealy, Texas.

El McLaren 570S de serie entrega 570 CV y se puede adquirir desde 218.000 euros. Con los kit de Hennessey se puede potenciar hasta los 700, 800 o 1.000 CV, según el nivel que queramos. En el primer nivel, se reprograma la ECU del McLaren, se le añaden nuevos escapes y filtros de aire de alto rendimiento, unas insignias de Hennessey por aquí y por allá y listo, ya tenemos el McLaren 570S HPE700.

Para el siguiente nivel, el McLaren 570S HPE800, además de lo anterior, se mejora el turbo y los intercooler, consiguiendo 800 CV de potencia.

Para llegar a los 1.000 CV, hay que cambiar algunas cosas más: nueva centralita Motec, doble turbo y mejoras en la transmisión para que aguante semejante entrega de potencia. Así tenemos un McLaren 570S HPE1000, con casi la potencia de un Bugatti Veyron.

El McLaren 600LT entrega 600 CV como su nombre indica, y tiene un precio de partida de unos 212.000 euros. Al igual que en el 570S, se puede potenciar hasta los 700, 800 y 1.000 CV agregando las mismas modificaciones que hemos visto. En cuanto al McLaren 720S, entrega de serie 720 CV y cuesta 284.700 euros. En este modelo Hennessey ofrece actualizar la potencia a 800, 900 y 1.000 CV. Por último, el McLaren Senna, con 800 CV de fábrica y un precio de 853.000 euros. Con semejante potencia, ya es un coche muy rápido. Pero si aún así deseas más caballos, este modelo se puede actualizar a 900 y 1.000 CV.

A los precios de los coches hay que sumar el precio de la actualización de Hennessey, que de momento, solamente ha revelado la del McLaren 600LT. La actualización a 700 CV tiene un precio de 17.950 dólares -unos 16.000 euros-, mientras que para llegar a 800 CV hay que desembolsar 34.950 dólares -unos 31.000 euros-. La estrella de 1.000 CV aumenta exponencialmente hasta los 99.500 dólares -unos 88.000 euros-. Es decir, para hacerte con un McLaren 600LT HPE1000 tendrías que desembolsar en total unos 300.000 euros, lo que no está nada mal, teniendo en cuenta que por potencia está dentro del terreno del Bugatti Veyron, Ferrari LaFerrari, McLaren P1 y Porsche 918 que cuestan -o costaban- varias veces más.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Vamos, dejar que te manoseen un Senna de 1M, es para quitártelo, rompértelo y achatarrártelo.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.