Este especialísimo Subaru Impreza STi 22B cambiará de manos próximamente

Este especialísimo Subaru Impreza STi 22B cambiará de manos próximamente

Cualquier aficionado querría incluir este modelo entre los de su colección, otra cosa es que pueda permitírselo


Tiempo de lectura: 4 min.

Subaru se labró su popularidad gracias a los tramos del Campeonato del Mundo de Ralis, donde en la década de los años noventa del siglo pasado obtuvo numerosas victorias y varios campeonatos de constructores consecutivos. Durante esos años de éxitos, la marca decidió conmemorar tantos triunfos con un modelo muy especial y de limitada tirada, en un momento que también coincidía con su cuadragésimo aniversario. El resultado fue el Subaru Impreza STi 22B, casi una réplica del vehículo de competición. Uno de los ejemplares que existen de este automóvil está a punto de ser ofrecido para su adquisición por parte de Silverstone Auctions y no se trata de una unidad cualquiera, puesto que perteneció al mismísimo Colin McRae.

Fue en noviembre de 1998 cuando la marca nipona entregó su Subaru Impreza STi 22B al malogrado piloto de origen escocés. Se trataba de uno de los tres prototipos de preproducción, que se distinguen del resto por la inclusión de placas identificativas que rezan 000/400. En realidad, se fabricaron algo más de las 399 unidades planteadas inicialmente, puesto que después se añadieron otras 25 destinadas a su exportación, 16 de ellas para el Reino Unido.

Su propulsor, denominado internamente EJ22, contaba con 2.212 cc de capacidad y declaraba 280 CV de potencia máxima, si bien esta cifra no era real. Como sabemos, en aquel momento los fabricantes japoneses debían ceñirse a un pacto de caballeros que fijaba esa potencia como la máxima para cualquiera de sus vehículos. Ahora bien, en muchas ocasiones esto no se cumplía, y algunas fuentes señalan que este motor superaba los 350 CV en esta aplicación. Cabe apuntar que el apelativo 22B incluido en su denominación nada tiene que ver con su cubicaje. Es un homenaje al número 555, tan habitual en la librea de su contrapartida en competición, puesto que se trata de su transcripción al sistema de numeración hexadecimal, muy empleado en computación, una disciplina que estaba en boga en aquella época.

Se trata de uno de los tres prototipos de preproducción que fueron fabricados de este modelo, ideado como conmemoración de los tres títulos de constructores en el WRC de la marca, así como de su cuadragésimo aniversario

Subaru Impreza 22B STi Colin McRae 08

Esta unidad en concreto ha recorrido algo menos de 12.000 kilómetros hasta la fecha. Presenta todos los detalles que uno podría esperar en un modelo que, más que ser un homologation special, es directamente una réplica de su contrapartida de competición. Podemos ver en su frontal los faros antiniebla cubiertos por sus correspondientes tapas, así como las llantas con su característico color dorado, de 17 pulgadas de diámetro. La carrocería se percibe significativamente ensanchada respecto de la versión más convencional del modelo.

Además de rasgos estéticos específicos y de su propulsor diferente, también incorporó algunas soluciones técnicas que lo acercaban algo más al vehículo que recorría los tramos del Mundial. De este modo, sus frenos tienen un tamaño mayor en este Subaru Impreza STi 22B y cuenta con diferenciales ajustables en cada eje, además de una transmisión reforzada. Los brazos inferiores de sus suspensiones son de aluminio forjado y los muelles fueron fabricados por Eibach, mientras que los amortiguadores los aportó Bilstein. En esta concreta unidad se ha sustituido el sistema de escape original, aunque este será también entregado a quien finalmente adquiera el automóvil.

La fecha señalada para que se lleve a cabo la venta de este vehículo es el próximo 25 de agosto. Silverstone Auctions estima que el Subaru Impreza STi 22B que en su día fuera propiedad de Colin McRae se venderá por una cifra entre 510.000 y 620.000 euros, aunque no sería sorprendente que se superara finalmente esta tarifa. Cabe apuntar que otro ejemplar fue vendido anteriormente por casi 300.000 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado