Espectacular restauración del décimo Jaguar E-Type 4.2

Espectacular restauración del décimo Jaguar E-Type 4.2

"Lost in Gloucestershire", así se ha llamado un proyecto que ha requerido fabricar de nuevo casi la mitad del coche


Tiempo de lectura: 4 min.

Si exite un automóvil icónico, capaz de encandilar a todos por igual, no puede otro que el Jaguar E-Type. Se trata de un coche que ha recibido elogios del propio Enzo Ferrari, quien afirmó que su único defecto era que no tenía un “cavallino” en el frontal. De hecho, se pensó en el Jaguar E-Type en primera instancia para ser el coche de James Bond, aunque la marca se negó. Es un objeto de deseo, un coche de colección muy codiciado, cuya décima unidad  fabricada de la primera serie y con el motor 4.2 acaba de ser totalmente restaurada.

Hay ocasiones en las que aparecen coches en graneros o lugares de lo más variopinto, con una historia escondida y deseando ser contada. Unidades que acaban por ser olvidadas sin que nadie sepa muy bien porqué, hasta que son nuevamente descubiertos por algún entusiasta adinerado.

Caso, precisamente, que nos ocupa, aunque esta vez no había granero ni lugar variopinto, sino simple y cruda naturaleza. Entre unos matorrales, casi cubierto por la vegetación del bosque de Gloucestershire (Reino Unido), fue encontrado un Jaguar E-Type en estado de descomposición, o casi.

Jaguar E Type S1 FHC 02

Pero no es un E-Type cualquiera, se trataba de la décima unidad con el motor 4.2 de seis cilindros en línea de la primera serie, salido de la planta de Coventry hace 55 años. Cuando se encontró el coche, lo primero que se pensó era en aprovechar lo que se pudiera, que a simple vista era nada. La naturaleza no tiene piedad y aunque lenta, es letal. Metal, maderas, tejidos… apenas quedaba nada del espectacular modelo británico. Una visión dantesca de un automóvil considerado de los más bellos del mundo.

No obstante, mientras algunos habrían pensado en abandonar los restos a su suerte, si es que todavía le quedaba alguna, su nuevo propietario tenía una idea muy distinta. Sin ceremonias, sin el más mínimo cuidado, mandó sacar el E-Type de la maleza y llevarlo hasta el especialista en Jaguar, E-Type UK, para que comenzara con un trabajo que parecía una locura. Sirva como adelanto que el chasis estaba en un estado imposible de recuperar, los pilares A se habían corroído, el techo estaba completamente hundido e incluso el piso estaba totalmente podrido; hubo que desecharlo.

La empresa que se tenía por delante era enorme, pero el resultado final es espectacular. Tras apartar todo lo que no se podía aprovechar, se vio que el motor y la transmisión estaban completos y además, eran los originales y se podían reparar. Para el resto, la única opción era fabricarlo artesanalmente o buscar donantes. Se pudo obtener un nuevo techo, los paneles de la carrocería que se pudieron salvar se volvieron a moldear para recuperar sus formas originales.

Jaguar E Type S1 FHC 05

El conjunto de la suspensión trasera también estaba completo y se podía reparar, pero no así el grupo delantero, que tuvo que hacerse de nuevo. También se tuvo que buscar un piso y mamparos delantero y traseros que fueran del periodo del modelo.

Cuando se logró tener todo correctamente, se procedió a su montaje, incluido el portón del maletero, mediante una herramienta de alienación especializada, algo así como una bancada especial. Cuando se completó este trabajo se pintó todo en un color gris plateado opalescente, que luego fue sometido a 60 horas de pulido.

El interior, en un estado igual de ruinoso que su exterior, fue reconstruido al completo sin que apenas se pudiera volver a emplear nada del original. Salpicadero, asientos, diales, pedalier, componentes eléctricos, tapizados; todo fue recuperado de donantes o fabricados de forma artesanal.

Jaguar E Type S1 FHC 13

La mecánica, una vez desmontada, mostró síntomas evidentes de haberse perdido por completo, pero se intentó mantener y recuperar el máximo número de componentes para mantener la originalidad del modelo. La carcasa de las levas y la culata se pulió a máquina y se montó una nueva línea de escape más deportiva fabricada con acero inoxidable. El subchasis delantero para motor y suspensión se tomó de un donante.

No obstante, no todo se mantuvo de origen o lo más próximo a su primera vida. Dado el enorme trabajo y la cantidad de componentes que se debían fabricar de nuevo, el propietario dio libertad para modificar algunas cosas que lo hicieran más cómodo de conducir y más fiable.

Marcus Holland, propietario de E-Type UK, afirmó que esta restauración ha requerido de toda la experiencia y capacidad de su equipo: “Estamos increíblemente orgullosos y nos sentimos privilegiados de haber tenido la oportunidad de completar una restauración completa del 10º Jaguar E-type Series 1 4.2. Este automóvil deportivo histórico ciertamente tuvo sus propios desafíos únicos, sacando lo mejor de nuestro equipo interno a través del alcance y la calidad del trabajo requerido. Hemos visto y completado varias restauraciones de bush-find, pero esta debe ser una de los más importantes que E-Type UK haya emprendido”.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.