Se entrega el último Bugatti Centodieci

Se entrega el último Bugatti Centodieci

Las carrocerías personalizadas se acabarán con el W16 Mistral y Bolide


Tiempo de lectura: 3 min.

El décimo y último Centodieci, un tributo moderno al legendario superdeportivo EB110 de Bugatti, ahora está con su dueño, poniendo fin a un capítulo importante en la era moderna de la construcción del Chiron y del motor W16.

Como pudimos descubrir en su día, tanto el equipo de diseño como de ingeniería de Bugatti reinventaron la silueta del EB110 al gestar una línea de techo y un perfil completamente nuevos, con un frente mucho más bajo y una nueva identidad visual frontal inspirada en la discreta parrilla de herradura del EB110. Las superficies planas y los detalles inspirados en la Bauhaus del modelo original renacen en Centodieci con un juego de luces y sombras con curvas suaves, protagonizados por la pareja de delgados faros LED.

Pasando a la última de las 10 unidades construidas a mano, contrasta un tono exterior en blanco cuarzo con un acabado en carbono negro en la parte inferior de la carrocería, así como la parrilla en negro mate. Las pinzas de freno, en Light Blue Sport, así como el acabado Light Blue Sport para el logotipo en el alerón trasero Black Carbon, establecen una conexión profunda con el EB110, reinventando el famoso tono Bugatti Blue en el que se presentó y produjo el biplaza original de 12 cilindros doblemente turboalimentado.

Utlimo Bugatti Centodieci (2)

Y hablando de motor, al igual que su antecesor de la década de los 90, el Centodieci es un pack completo de alto rendimiento. Tiene en su núcleo el icónico motor W16 de 8.0 litros y cuatro turbocompresores que produce 1.600 CV, lo que garantiza una aceleración de 0 a 100 km/h en 2,4 segundos; la velocidad máxima es de 380 km/h. Los ingenieros de chasis y suspensión también trabajaron mucho para afinar y perfeccionar las capacidades de manejo del hiperdeportivo francés para crear una experiencia de conducción única.

Pasando al habitáculo, el interior del décimo Centodieci presenta un acabado de cuero Light Blue Sport. Los asientos, el revestimiento del techo, los paneles de las puertas, la consola central y las alfombrillas están elaborados en un patrón simétrico similar al de un cuadrado, más marcado para el Centodieci en una forma completamente a medida que corresponde a un vehículo de extremo lujo con toda de carrocería contemporánea.

Utlimo Bugatti Centodieci (3)

“Este coche fue concebido para honrar un modelo que vemos cómo marca espiritualmente el comienzo de una trilogía: el EB110 estableció la fórmula para el Veyron y el Chiron”, dice Christophe Piochon, presidente de Bugatti Automobiles. “Aunque separados por décadas, estos autos son atemporales en su atractivo y unidos en su dedicación a las cambiantes expectativas de rendimiento y capacidad. Ahora cerramos este capítulo de nuestra era de construcción de carrocerías que comenzó con el Divo en 2018”.

“El Centodieci reúne todos los componentes de la compañía en un paquete extraordinario: rareza, innovación, herencia, artesanía y un desempeño incomparable. Nuestros clientes buscaban tanto la producción limitada completa que se agotó antes de que el Centodieci se revelara oficialmente. Ahora, estamos encantados de ver que el último ejemplar ha sido entregado a su nuevo propietario tras el intenso proceso de desarrollo, prueba y creación a medida necesario para crear un producto tan significativo y extraño”.

Utlimo Bugatti Centodieci (6)

Con los 10 ejemplares del Centodieci ya terminados y entregados, el taller Bugatti Atelier de Molsheim se centrará en ensamblar los modelos Chiron restantes, de los cuales quedan menos de 100 unidades (del total de 500), seguidos de la edición limitada de 99 ejemplares del W16 Mistral y otros 40 del Bolide solo para pistas.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.