El próximo día 27 de enero conoceremos el GMA T.33, la nueva criatura de Gordon Murray

El próximo día 27 de enero conoceremos el GMA T.33, la nueva criatura de Gordon Murray

Será, según la marca, un "Super GT" y tendrá una disposición clásica de los asientos


Tiempo de lectura: 3 min.

Gordon Murray es uno de los diseñadores más famosos del mundo, cuya carrera ha transcurrido principalmente en la Fórmula 1, primero en Brabham y luego en McLaren. También se hizo más famoso todavía cuando diseñó el primer McLaren de calle, el F1, considerado el mejor deportivo de la historia y objeto de deseo de miles de aficionados al automóvil.

Su último trabajo, el GMA T.50 y el GMA T.50 S Niki Lauda, ha dejado a más de uno sin palabras, no el balde, es un aparato espectacular técnicamente. En el apartado estético no es tan llamativo, siendo algo más comedido en sus líneas. ¿Eso quiere decir que es un coche feo? Para nosotros no, ni de lejos, pero hay coches más llamativos visualmente, al menos visto de frente. La trasera, con el ventilador aerodinámico, es otro cantar.

Pero no es del T.50 del coche que vamos a hablar ahora, sino del GM T.33. Sí, el T.33, nombre que recibirá el próximo coche que Gordon Murray tiene en el horno. Lo veremos el próximo día 27 de enero, jueves, y la marca lo anuncia como un “Super GT”. Es decir, Gordon Murray Automotive está trabajando en un nuevo bólido, que no será tan racing como el T.50 y presumiblemente, se fabricarán más unidades a un precio algo más contenido, aunque con las tarifas que maneja la compañía, un medió millón arriba o medio millón abajo casi parecen algo irrisorio.

Estoy seguro de que tanto nuestro nuevo supercar como nuestro nuevo hogar cambiarán las reglas del juego en la industria automotriz del Reino Unido. Tendremos muchos hitos importantes para nuestra sede en los próximos dos años. Pero uno de los más importantes será el 27 de enero, cuando revelemos el primer vehículo de Gordon Murray Automotive que se fabricará allí.” – Gordon Murray

Según declaraciones de Murray, el GMA T.33 se fabricará en una nueva factoría que se está levantando en Windlesham, Surrey (Inglaterra), un nuevo complejo que también servirá de sede mundial de la compañía y campus tecnológico. Contará con división para diseño, otra para desarrollo, una pista de pruebas e incluso un museo. Junto a estas nuevas instalaciones, Gordon Murray Automotive hará una inversión de 300 millones de libras, unos 360 millones de euros para inversión y desarrollo, que tendrá una división específica para diseñar y desarrollar coches eléctricos.

Colocado en posición trasera central habrá, como en el caso del T.50, el mismo bloque V12 desarrollado por Cosworth, pero tendrá una configuración diferente para adecuarse a las características del nuevo coche. Por ejemplo, contará con nuevos materiales y una caja de cambios diferente, que podrá ser manual o automática y además, tendrá dos asientos y no tres. El GM T.33 será un biplaza clásico, con un habitáculo más convencional. De hecho, aunque no dudamos ni un por un momento en las prestaciones y características del coche, el GM T.33 no será tan especial como el T.50.

gm t33

El T50 siempre seguirá siendo un auto de halo; pusimos todo en eso. No vamos a hacer otro.” – Gordon Murray en declaraciones a TopGear.

Gordon Murray ha estado hablando con TopGear y ha adelantado algunas cosas sobre el nuevo T.33. Por un lado, tendrá una estructura totalmente diferente a la del T.50, por tanto, no compartirán chasis ni suspensiones, basando su construcción la tecnología desarrollada por Murray: la iStream de fibra de carbono. Apostará también por la ligereza y por la exclusividad técnica.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.