El Ferrari 499P ha desvelado su librea y más detalles técnicos antes de su entrada en competición en el WEC durante el año próximo

El Ferrari 499P ha desvelado su librea y más detalles técnicos antes de su entrada en competición en el WEC durante el año próximo

Supondrá el regreso de la marca con un prototipo oficial a las carreras de resistencia después de medio siglo de ausencia


Tiempo de lectura: 7 min.

Durante este fin de semana se ha presentado en Ímola el prototipo que Ferrari está preparando para su retorno a la categoría reina del WEC –Mundial de Resistencia– y, por consiguiente, también a las 24 horas de Le Mans. Entre otras cosas, hemos podido ver la librea que llevará el Ferrari 499P, el vehículo con el que la marca italiana afrontará la edición del año que viene de la mítica carrera francesa, que además celebrará su centenario en dicho año 2023.

Hace 50 años que comenzó el periplo competitivo del último prototipo con el que Ferrari afrontó de forma oficial una campaña en el ámbito de la resistencia: el Ferrari 312 PB que logró la victoria en el por entonces denominado Campeonato Mundial de Marcas de 1972. Desde entonces, las participaciones de algún prototipo de Ferrari en las 24 horas de Le Mans y en otras carreras de resistencia se han limitado a entradas de equipos privados, con el Ferrari 333 SP como protagonista. Este Ferrari 499P continúa con la tradición de la marca en la nomenclatura de sus prototipos para este tipo de carreras, cuya cifra representa la cilindrada unitaria de su motor, y la letra “P” hace referencia a su carácter de prototipo.

Con el Ferrari 499P volvemos a competir por la victoria absoluta en el Mundial de Resistencia. Cuando decidimos comprometernos con este proyecto nos embarcamos en un camino de innovación y desarrollo, fieles a nuestra tradición, que ve la pista como el terreno ideal para llevar más allá los límites de las soluciones tecnológicas de vanguardia, soluciones que con el tiempo se trasladarán a nuestros coches de carretera“, declariones de John Elkann durante la presentación del prototipo

Ferrari 499P (2023) 07

Un prototipo para batirse en duelo en la que se espera nueva era dorada del Mundial de Resistencia

Ahora es cuando Ferrari regresa a los prototipos de las carreras de resistencia, con una implicación absoluta por parte de la casa en este Ferrari 499P, concebido bajo la normativa LMH. Este retorno podemos entenderlo como consecuencia de una doble circunstancia. Por un lado, la exigencia de una limitación presupuestaria para los equipos de Fórmula 1 no solo permite que se deriven determinados recursos a otras competiciones, sino que incluso obliga a hacerlo, para encontrar así acomodo a algunos profesionales, dedicados a proyectos de alto rendimiento, cuyas remuneraciones ya no se pueden integrar en el presupuesto de la escudería para la que pilotan Carlos Sainz y Charles Leclerc. Por otro, la nueva normativa que rige la categoría reina en el Mundial de Resistencia ofrece un marco muy interesante para los fabricantes, como demuestra la entrada en competición de Peugeot, cuyo rompedor prototipo LMH, denominado 9X8, ya ha participado en alguna de las citas del WEC de este año; de Porsche con su 963, bajo normativa LMDh y desarrollado con la colaboración del equipo Penske Motorsport, y de Cadillac, que también entrará con competición con su LMDh este próximo año. A estos se añadirán BMW y Lamborghini en 2024, año en el que también se espera el regreso de Alpine a la categoría.

Parte del interés que esta nueva normativa ha despertado en fabricantes que llevaban años fuera de esta competición reside en la libertad en términos de diseño de la que disponen las marcas para sus prototipos, que les permiten desarrollar vehículos representativos de su imagen, reconocibles a primera vista, como en el caso del Ferrari 499P. Esta circunstancia aporta, sin duda, una mayor efectividad para la voluntad publicitaria que sustenta, después de todo, casi cada proyecto de carreras de los fabricantes. Uno de los detalles más llamativos del trabajo llevado a cabo por el Centro Stile de la marca italiana para este Ferrari 499P consiste en el doble alerón trasero, cuyo plano inferior cuenta con un perfil iluminado en todo su ancho.

Esta vinculación entre las carreras y la carretera –y la concepción de aquellas como banco de pruebas para sus coches de calle– ha sido destacada por los miembros de la familia Ferrari que han participado en la presentación del Ferrari 499P, y no solo en relación con su aspecto exterior. En este sentido, el motor V6 sobrealimentado mediante turbocompresor que incorpora este prototipo, con un ángulo de 120 grados entre bancadas, situado en posición central-trasera y con funciones estructurales, deriva directamente del que se instala en el Ferrari 296 GTB –y en su versión de carreras, el Ferrari 296 GT3, llamado a participar también en las 24 horas de Le Mans en el futuro–. En el eje delantero se monta un motor eléctrico, que lo convierte en un vehículo de tracción total. La potencia máxima que entrega su grupo motopropulsor en conjunto alcanza los 500 kW –680 CV–. Una caja de cambios secuencial de siete velocidades, un sistema de suspensión de tipo push-rod –con barras de empuje en compresión– y un equipo de frenos gestionado de gestión electrónica –brake-by-wire–, para permitir la recuperación de energía cinética en las frenadas, son otros de los elementos configuradores de este Ferrari 499P.

Es la misma arquitectura que el propulsor del Ferrari 296, pero la estructura del motor tiene que ser totalmente diferente. Seleccionar un V6 era definitivamente el camino a seguir. Teniendo en cuenta la forma en que nuestra gama de coches de carretera se está moviendo, era natural ir por esa vía“, según afirma Ferdinando Cannizzo, jefe de diseño y de desarrollo del departamento Attivita Sportive GT de Ferrari

Ferrari 499P (2023) 01

Dos prototipos para seis pilotos que están aún por determinar

Serán dos los prototipos que entrarán en liza para la edición del año que viene de las 24 horas de Le Mans. Ambos estarán integrados en una estructura de carácter oficial, como hemos mencionado, que se nutrirá de personal procedente de AF Corse, con amplia experiencia gestionando los GT de la marca en el WEC, junto con miembros que dependen directamente del grupo de trabajo de la marca para este proyecto. Los dorsales ya han sido anunciados: uno de ellos portará el número 50, como conmemoración del medio siglo que ha pasado desde la última entrada oficial de la marca en la categoría reina del campeonato; el segundo llevará el dorsal 51, el mismo que portaban los GT de AF Corse que se proclamaron ganadores de su categoría en Le Mans –GTE– en hasta cuatro ocasiones desde la temporada 2012. No se ha confirmado todavía desde la marca es quiénes serán los seis pilotos encargados de llevar los dos prototipos del Ferrari 499P que participarán en el WEC en el próximo año, aunque sí han querido aclarar que esta selección, que se producirá a finales de este año o, incluso, a comienzos ya del próximo, provendrá íntegramente de la alineación con que cuentan para su programa de GT, entre los cuales se encuentra el español Miguel Molina.

La marca del cavallino rampante lleva acumulando kilómetros con dos prototipos del Ferrari 499P desde julio de este mismo año, hasta 12.000 km en total, por ahora. La semana pasada, sin ir más lejos, pudieron ser vistos en el circuito de Monza, quemando fases de un desarrollo que se espera permita su homologación a finales de este año. La primera carrera en la que participará será la inicial del Campeonato del Mundo de Resistencia del año que viene, concretamente las 1.000 millas de Sebring que se disputarán en el mes de marzo. En años venideros se espera que la marca italiana ponga a disposición de equipos privados alguno de sus prototipos, como ya sucede con el Porsche LMDh.

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.