El combustible sintético de Porsche

El combustible sintético de Porsche

Han aprovechado la presentación europea del Porsche Cayman GT4 RS para dar a conocer algunos detalles


Tiempo de lectura: 4 min.

A finales del año pasado conocimos la variante más radical del Porsche Cayman, o Porsche 718 Cayman, como se denomina ahora, siendo también una de las versiones más deportivas de la propia Porsche. El Cayman GT4 RS es realmente bestial, con 500 CV para una carrocería más pequeña que la del 911 y por si fuera poco, con una relación peso-potencia de 2,83 kilos por caballo.

Su primera presentación europea ha sido un poco atípica, pues la marca alemana ha decidido dejarse por ver en Zell am See, en Salzburgo, Austria, donde por estas fechas la nieve lo domina todo y donde dos unidades del Cayman GT4 RS ha permitido que sus pilotos hiciera diabluras. Es decir, en lugar de hacer una presentación estándar, en circuito, se han ido a carreteras repletas de nieve, aprovechando la celebración del evento GP Ice Race.

Pero su presencia en zonas poco habituales no ha sido todo lo que Porsche llevaba consigo, pues las dos unidades del Cayman GT4 RS no eran ejemplares convencionales, al menos no lo era su combustible, pues estaban alimentados por un combustible sintético que se ha estado desarrollando desde tiempo, con Audi a la cabeza. Una gasolina renovable basada en un biocombustible avanzado, que ha sido creado a partir de residuos de alimentos y que ya había sido probado anteriormente en la Porsche Mobil 1 Supercup en la temporada 2021.

Objetivo: reducir las emisiones de carbono

porsche cayman gt4 rs combustible sintetico (5)

Actualmente estamos viviendo una carrera casi contrarreloj, para reducir todo lo posible las emisiones hasta dejarlas en cero. Es por eso, entre otras cosas, que se están haciendo tantos lanzamientos de coches eléctricos a pesar de no haber una infraestructura que pueda ofrecerles un servicio mínimamente decente. Es por eso, también, que desde Europa quieren prohibir la venta de vehículos con motores de combustión de aquí a unos 10 años.

Es un tema que está dando mucho de lo que hablar y que, obviamente, tiene a la industria trabajando a marchas forzadas, aunque hay fabricantes que han dejado claro que seguirán ofreciendo motores de combustión hasta que no quede más remedio que retirarlos del mercado. Al mismo tiempo, se está desarrollando tecnología para reducir esas emisiones, ya sean nuevas baterías para motores eléctricos, pila de hidrógeno o combustibles sintéticos y renovables.

Los combustibles renovables son un tema que también está dando tema de conversación, pues al ser un combustible, produce residuos tras su combustión y por tanto, el vehículo que lo use seguirá teniendo emisiones contaminantes. Todo ello absolutamente cierto, pero claro, hay que tener en cuenta otras cosas que son las que, en teoría, hacen interesante a los combustibles renovables. Los combustibles renovables, según los diferentes informes que se pueden encontrar, producen unas emisiones de CO2 muy reducidas, favoreciendo la neutralidad de carbono, es decir, que se emite únicamente el CO2 que el planeta es capaz de absorber y eliminar. También está el caso que dichos combustibles se obtienen de residuos y por lo tanto, los vertederos donde se acumula nuestros desperdicios serían una fuente de combustible sensacional.

porsche cayman gt4 rs combustible sintetico (1)

Con este tipo de combustibles se pretende “salvar” los motores actuales, al menos durante un puñado de años más, para que los usuarios que prefieran estos propulsores a los eléctricos, puedan cubrir sus gustos y necesidades. Además, son motores que se podrían hibridar, reduciendo todavía más las emisiones.

El combustible sintético de Porsche

Recuperando el hilo con el que hemos empezado, los dos Porsche 718 Cayman GT4 RS que estuvieron en Austria, empleaban un combustible renovable, producido a partir de residuos de alimentos. Un combustible prácticamente neutro, según afirman desde la empresa, que se lleva desarrollando desde hace unos años y que según nos cuentan, se crean usando electricidad generada mediante energía eólica.

Durante el proceso de obtención del combustible, el agua se descompone en sus componentes (hidrógeno y oxígeno) mediante electrólisis. Luego, el hidrógeno se procesa con CO2 extraído del aire para producir e-metanol. En el siguiente paso, que se conoce como “síntesis de metanol a gasolina”, se convierte en gasolina sintética que a su vez se procesa para convertirse finalmente en un combustible que se puede usar en todos los motores diseñados para funcionar con gasolina.

porsche cayman gt4 rs combustible sintetico (4)

En este proyecto están colaborando Porsche, Siemens Energy y otros sociales internacionales y se ha concretado en la primera planta comercial a gran escala del mundo, para fabricar estos combustibles. Está ubicada en la provincia de Magallanes, al sur de Chile, y aprovecha las condiciones ideales de la región para generar energía eólica.

Se espera que la planta produzca 130.000 litros de combustible sintético al año. Porsche adquirirá este volumen en su totalidad e inicialmente lo destinará, principalmente, a uso en competición. Más adelante, podría llegar a los modelos de producción, incluidos los más antiguos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.