¿Te imaginas que el Dodge Viper regresase como un deportivo eléctrico?

¿Te imaginas que el Dodge Viper regresase como un deportivo eléctrico?

No sería descabellado viendo cómo será la próxima generación del Charger


Tiempo de lectura: 3 min.

El Viper es diferente a cualquier otro coche estadounidense. Cuenta con un diseño elegante y agresivo a partes iguales, un enorme motor V10 bajo el capó y un rendimiento excepcional tanto carretera abierta como en circuito, especialmente en sus vertientes ACR. Sin embargo, el modelo dejó de fabricarse hace más de un lustro, sin expectativas de lanzar un sucesor. Al menos hasta ahora, ya que hay rumores de una supuesta vuelta del Dodge Viper… Como un eléctrico.

Lo creas o no, la gama de Dodge se encuentra actualmente en una situación completamente incómoda que, a la vez, es uno de los objetivos más interesantes entre todos los fabricantes de automóviles si se cumplieran todos los caprichos y deseos de los entusiastas. La próxima generación del Charger será completamente eléctrica, lo cual puede sentar como un jarro de agua fría a muchos de nosotros. Pero, ¿y si esta arquitectura sirve para traer de vuelta al Viper? Aunque sea como un modelo de cero emisiones.

Siendo realistas, la única forma factible en que Dodge podría traer de vuelta al Viper es con un tren motriz eléctrico. Los eléctricos de alto rendimiento están llegando para quedarse, y un nuevo Viper movido por baterías sería un regreso perfecto para este icono, siempre que sea rápido y amenazante. El Charger Daytona SRT Concept cumple con ello, y gracias a una arquitectura de 800 voltios permitirá extraer cerca de 1.000 CV con recargar rápidas y una autonomía más que decente. El Viper lo llevaría al extremo.

dodge viper rt 10 shelby cobra 427

El Dodge Viper debutó en 1992 como un sucesor del Shelby Cobra, inicialmente propulsado por un motor V10 de 8,0 litros desarrollado con la ayuda de Lamborghini

Apodado “Stryker”, el quinto y último motor V10 se lanzó bajo la marca SRT. Solo duró dos años en el mercado tras unas malas cifras de ventas. Cambiar de nuevo a Dodge tampoco ayudó: el mejor año fue 2014, cuando solo se vendieron 760 ejemplares en Estados Unidos. Las ventas fueron tan bajas que Fiat Chrysler Automobiles decidió reducir la producción en un tercio en octubre de 2013 y detenerla por dos meses en 2014. En octubre de 2017, el fabricante ítalo-estadounidense se cansó y cerró el chiringuito.

Ahora, aunque Stellantis puede aprovechar el legado del Viper para crear deportivos 100 % eléctricos, no hay ninguna certeza de que esto vaya a ocurrir. El recién llegado especulativo serviría como un modelo de representación de marca junto con el renovado Charger, que ya no ruge como antes, pero que lo intenta. De hecho, bajo estas líneas puedes escuchar cómo Dodge ha refinado el electrizante sonido del Charger Daytona SRT Concept, re-mostrado de nuevo en el pasado el Salón del Automóvil de Chicago 2023.

Ya sabemos que Dodge continuará fabricando emocionantes coches en el futuro eléctrico, y no están listos para renunciar a su herencia y su historia de fabricar vehículos que trituran sus neumáticos por mucho más tiempo. Es muy posible que después de que la producción del Charger, que también intentamos imaginar, se estrene en un par de años, se aborde la idea de traer de nuevo al Viper como un deportivo eléctrico que podría destruir a lo mejor que Europa tiene para ofrecer.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.