Dodge Charger Daytona SRT Concept: músculo eléctrico

Dodge Charger Daytona SRT Concept: músculo eléctrico

La marca americana, integrada en Stellantis, ofrece la visión de futuro de uno de sus modelos más icónicos


Tiempo de lectura: 9 min.

Dodge está presentando nuevos productos en estos días, durante el evento Dodge Speedweek que se está celebrando en Pontiac, Michigan, todos ellos en el contexto de su estrategia de futuro denominada Never Lift. Tras los anuncios del Dodge Durango SRT Hellcat y el Dodge Hornet, la marca americana nos ha querido enseñar el Dodge Charger Daytona SRT Concept, con el que nos permite vislumbrar el futuro eléctrico de sus muscle car.

Y es que no cabe duda de que los V8, que han sido siempre habituales bajo el capó de estos vehículos de tradición estadounidense, tienen los días contados, y ya se barruntaba la transformación tanto del Charger como del Challenger en modelos puramente eléctricos desde hace algún tiempo. Dodge, aun así, no quiere renunciar a seguir ofreciendo un producto similar dentro de su catálogo, y con este concept establece de alguna manera los principios fundamentales en que basarán las versiones eléctricas de sus muscle car actuales. Probablemente, nunca podrán igualar el bramido al que estamos acostumbrados, pero yo al menos no tengo dudas de que en su formato a baterías, y con el monstruoso e inmediato par motor entregado por los propulsores eléctricos, estos coches serán capaces de aplastar a sus ocupantes contra el respaldo de los asientos con más fuerza aún.

En este modelo, Dodge combina la ambición por transitar hacia un futuro eléctrico, con la conservación de los elementos distintivos de sus modelos tradicionales. Incluye algunos guiños al pasado de la marca, como repasaremos a continuación, a la vez que presenta la arquitectura básica sobre la que estarán construidos sus futuros productos eléctricos y mantiene un diseño exterior reconocible en sus modelos actuales.

Dodge Charger Daytona SRT Concept 10

En el nombre del futuro

En el caso concreto del vehículo que os traemos hoy, Dodge nos ha revelado que contará con sistema de propulsión eléctrico de 800 voltios que han querido bautizar como Banshee. Es una instalación equiparable a la que incorporan algunos de los vehículos eléctricos más punteros del mercado actual, como el Porsche Taycan, el Audi e-tron GT, el Kia EV6 o el Hyundai Ioniq 5. Entre sus ventajas se señalan una capacidad de carga más rápida, así como una mayor capacidad de refrigeración para sus motores y un menor peso del cableado.

Los datos sobre el rendimiento de este sistema de propulsión no han sido facilitados por la marca, que se ha limitado a comentar que supera “en los parámetros más importantes” lo ofrecido por el propulsor Hellcat. Es de esperar, por tanto, que Banshee sitúe su cifra de potencia por encima de los 717 CV que este entrega en el Dodge Charger actual.

Sea cual sea la potencia finalmente declarada para este sistema de propulsión eléctrico, lo que sí sabemos es que dispondrá de la posibilidad de incrementarla puntualmente gracias a un sistema tipo push-to-pass, que han querido denominar PowerShot. Tampoco nos han ofrecido ningún dato sobre velocidad máxima o aceleración, que sin duda se verán favorecidos por la tracción total que incorpora.

Aunque no se han aportado datos concretos sobre la potencia entregada por el sistema de propulsión de este modelo, Dodge sí ha querido avanzar que superará los 717 CV que ofrece el motor Hellcat en el Dodge Charger actual

Dodge Charger Daytona SRT Concept 07

Pese a que no cabe duda de que se trata de un movimiento rupturista por parte de Dodge, en tanto en cuanto el motor de combustión V8 parece una característica definitoria de cualquier muscle car que se precie, la marca ha querido incluir algunos elementos a modo de guiño a la tradición mecánica de estos productos. Así, el Dodge Charger Daytona SRT Concept cuenta con una transmisión de varias velocidades denominada eRupt, destinada a mantener esa sensación de cambio de marchas propia de los vehículos de combustión tradicionales.

Otro de los aspectos que un muscle car eléctrico más envidiaría de cualquier versión tradicional de estos vehículos, es el bramido que emite su motor, junto con la melodía elaborada gracias al sistema de escape. Pues bien, Dodge también ha encontrado una forma de paliar esta carencia, y de nuevo ha decidido darle un nombre a este “sistema de escape”: Frantzonic Chamber. Según la marca, gracias a un amplificador y una cámara de resonancia situada en la parte trasera, el Dodge Daytona SRT Concept emite un sonido de hasta 126 dB, la misma intensidad que el que alcanzaríamos a oír al paso de un Dodge Charger equipado con el motor Hellcat. Aún está por descubrir que esta solución pueda dar lugar a una sensación realmente lograda y que evite que quien lo escuche sea consciente constantemente de su carácter artificial –también en el sentido de artificioso–. Trabajará en conjunción con la transmisión eRupt para ofrecer sensaciones más parecidas a las de los muscle car convencionales.

Dodge ha incluido el apelativo Daytona en el nombre de este concept para rendir homenaje al Dodge Charger Daytona de 1969, que fue el primer vehículo que alcanzó las 200 millas por hora –320 km/h– en la NASCAR. La vinculación con este modelo histórico no termina ahí. Otro de los elementos con nombre propio incluidos en este concept es el alerón delantero, denominado R-Wing, y que está basado en las formas presentadas por el vehículo mencionado de los años sesenta del siglo pasado. En el caso de este Dodge Charger Daytona SRT Concept, este alerón permite la entrada de aire a través de la gran abertura en el frontal, con el objetivo de mejorar su rendimiento aerodinámico.

Este adelanto del futuro de la marca rinde homenaje al legado muscle car de Dodge, y detalles de su diseño lo emparentan de forma directa con el Dodge Charger Daytona de 1969

En esta parte delantera destaca también la línea luminosa que recorre todo el perímetro interior de la calandra, dando lugar a dos líneas paralelas, unidas en sus extremos, que ocupan todo el ancho del coche, una solución que se repite en la parte trasera. En ambos frentes, estas líneas luminosas con forma rectangular de esquinas curvadas contienen en su interior unos emblemas con el logo Fratzog, que figuraba en los modelos de Dodge entre 1962 y 1975. Por aquel entonces, tal y como confirma la marca, la inclusión de este logo no respondió a ningún motivo concreto. Ahora, Dodge la recupera para representar el futuro electrificado de la marca americana en conjunción con su legado como fabricante de vehículos de alto rendimiento.

Equipa unas llantas de 21″ con anclaje monotuerca y diseño en forma de turbina, que ya conocemos de algunos coches eléctricos actuales, y que promete reducir su resistencia aerodinámica. En este sentido, existen unas entradas de aire en fibra de carbono que, situadas en la parte inferior de los laterales y en ambos frentes, tienen el objetivo de generar unas cortinas de aire con el efecto de sellar aerodinámicamente los costados del coche. Los frenos, firmados por Brembo, incluyen pinzas de seis pistones.

Dodge Charger Daytona SRT Concept 26

No solo de rendimiento vive el muscle car del futuro

En cuanto al interior, se incorpora una pantalla de 12,3” para el control del sistema de infoentretenimiento. Preside la parte central del salpicadero y está orientada unos 10 grados hacia el conductor. Se complementa con un cuadro de instrumentos también digital y curvo, de 16”, y ofrece a su vez la posibilidad de proyectar ciertos datos sobre el parabrisas.

Presenta detalles de diseño interesantes, como el selector de marchas con forma de empuñadura de pistola. De hecho, para accionarlo, debe pulsarse el gatillo que incluye en su parte delantera inferior. En el caso del botón de arranque, la inspiración para su diseño procede de los aviones de combate, pues se ha instalado una tapa abatible. También destaca el techo solar panorámico, así como la luz ambiental en el interior.

El volante es de diseño característico, con sus partes superior e inferior achatadas. Cuenta con diversos botones táctiles capacitivos, que permiten, entre otras cosas, accionar ese extra de potencia temporal –PowerShot–, o elegir entre los cuatro modos de conducción ofrecidos: Auto, Sport, Track y Drag. Cada uno, además de influir sobre el comportamiento dinámico del coche, modifica los gráficos de sus pantallas, el sonido y la iluminación ambiental.

Un selector de marchas con forma de empuñadura de pistola, o un acelerador que representa la silueta de un rayo, son algunos de los detalles más pintorescos del diseño interior de este concept

Dodge Charger Daytona SRT Concept 14

Más allá del claro enfoque orientado al rendimiento que Dodge ha querido dar a este primer vehículo a baterías de la marca, no se ha dejado de lado su practicidad. Su configuración, con asientos abatibles en la parte posterior y portón trasero, fabricado en fibra de carbono, garantiza una capacidad de carga más que notable. También están construidos en fibra de carbono los asientos, tanto los delanteros como los traseros.

Existen rumores que sitúan la aparición en el mercado de una versión de producción derivada de este concept tan pronto como en 2024. Habremos de esperar, no solo a la confirmación de este extremo por parte de la marca, sino también a la llegada, cuando haya de ser, del muscle car eléctrico. A la vista de la brutalidad de algunos vehículos a baterías vistos hasta la fecha, no podemos negar que estamos deseando verlos quemar goma.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.