Delage D12, el F1 de calle ahora sin techo

Delage D12, el F1 de calle ahora sin techo

La marca francesa aspira a superar el récord de Nürburgring


Tiempo de lectura: 5 min.

La compañía Delage fue fundada en 1905 por un ingeniero francés y llegó a ser una de las marcas más lujosas al principio del pasado siglo. Además, ganaron carreras como las 24 horas de Le Mans y la Indianápolis 500, pero a pesar de eso desapareció tras la Segunda Guerra Mundial y sus derechos quedaron en manos de una organización sin ánimo de lucro formada por fanáticos de la marca. Laurent Tapie se hizo con los derechos de la marca, y tras ello comenzó a desarrollar el Delage D12, el F1 de calle del que pudimos ver un prototipo rodante en mayo.

Este hiperdeportivo causó sensación allá por 2020, en su presentación, cuando supimos que su intención era asemejar su conducción a la de un Fórmula 1. Pero entonces no sabíamos que llegaría una versión que descapotaría este Delage para estar un paso más cerca de estos, haciendo que la inmersión aumentase. Y no es para menos, el motor del D12 consiste en un V12 de 7,6 litros a 66 grados acoplado a un pequeño motor eléctrico en dos variantes merece ser escuchado en directo, y no filtrado por una cúpula.

La primera de las dos versiones disponibles se denomina GT, con 1.100 CV y 1.076 Nm de par y otra denominada Club de 1.010 CV y 884 Nm de par, con un 0 a 100 km/h en su versión más potente de 2,6 segundos. La diferencia reside en el motor eléctrico, ya que utilizan exactamente el mismo motor de combustión. La opción más potente equipa un motor eléctrico de 110 CV y la segunda equipa uno más reducido de 20 CV.

delage d12 speedster (2)

Las versiones sin techo llevan a una nueva dimensión al Delage D12

En cualquiera de sus versiones, la potencia se transfiere a las ruedas traseras a través de una caja de cambios de 8 velocidades, y detiene la báscula en un peso de 1.390 kg y 1.300 kg, respectivamente para las versiones GT y Club. Con estas credenciales, Delage pretende conseguir el récord de Nürburgring, con un tiempo cercano a 6 minutos y 40 segundos con su Delage D12 Club, ya que este, a pesar de ser el menos potente, es el que mejor relación peso-potencia tiene.

Esta versión para el cronómetro en el 0 a 100 km/h en 2,9 segundos, en el 0 a 200 km/h en 7 segundos y solo le hacen falta 14,9 segundos para alcanzar los 300 km/h desde parado. La versión GT mejora todos los tiempos, pero flaquea en la frenada, siendo superado por su hermano, el Delage D12 Club. Para la frenada cuentan con un equipo de discos carbocerámicos de 380 mm delante y 360 mm atrás, con pinzas de seis y cuatro pistones respectivamente.

El chasis está fabricado a imagen y semejanza de los de Fórmula 1, Con el monocasco y la célula de impacto frontal fabricados en fibra de carbono, y un subchasis trasero de aluminio que es el encargado de fijar el monstruoso motor al chasis. Las llantas también son de fibra de carbono, y contribuyen a la refrigeración del equipo de frenada. El chasis ha sido puesto a punto por Jaques Villeneuve, por lo que no cabe duda del comportamiento deportivo de este Delage D12.

delage d12 speedster (10)

La marcha atrás se mueve exclusivamente con el motor eléctrico

El coche permite seleccionar cuatro modos de conducción, empezando por un modo Ciudad en el que el vehículo se mueve 100% en modo eléctrico, un modo Carretera, en el que el vehículo se comporta como un híbrido, y uno denominado Pista, en el que se comporta como un híbrido con la máxima potencia disponible. Además, puedes configurar tu propio modo de conducción entre 432 posibles configuraciones, entre las que se encuentra la altura de la suspensión.

La posición de los dos ocupantes posibles no es la más cómoda para mantener una conversación, ya que sitúa un asiento delante de otro. La novedad que desconocíamos de este modelo es que va a haber opciones descapotables. Conocíamos la versión totalmente cubierta, que como si de un avión de combate se tratara, cubría con una cúpula a los ocupantes.

Las nuevas versiones nos traen dos opciones, una versión Speedster, para la que se ha dejado una cúpula que permite derivar la mayoría del aire que va hacia los ocupantes, como si de la cúpula de una moto deportiva se tratase. La otra más radical viene acompañada de un pequeño deflector y un sistema de seguridad similar al halo de la Fórmula 1, para esta variante es necesario utilizar casco. Así sí que se alcanza la sensación de F1 necesaria para batir el récord de Nürburgring emulando a un piloto. Estas dos opciones pueden intercambiarse y cada opción cuesta 190.000 dólares, pero Delage te cobra “solamente” 260.000 dólares si optas por las dos últimas.

delage d12 speedster (3)

La sinfonía que debe escucharse en su versión descapotable es razón más que suficiente para optar por esta opción

Partiendo de los 2,2 millones de dólares, 29 unidades se realizarán por encargo, mientras que la primera unidad fabricada saldrá a subasta. Estos automóviles están orientados a coleccionistas, por lo que es altamente probable que la mayoría de sus unidades vayan acompañadas de las nuevas opciones descapotables que representan más fielmente el carácter y la identidad de este Delage D12.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.